Pegasus, el ‘spyware’ israelí utilizado para espiar al presidente del Parlamento catalán

El teléfono de Roger Torrent, presidente del Parlamento de Cataluña y número dos en la jerarquía del territorio, fue espiado con un programa de tecnología israelí sólo disponible para gobiernos. Ocurrió en 2019 aprovechando un fallo de WhatsApp, según un grupo de investigación canadiense. En todo el mundo fueron espiados 1.400 terminales.

La segunda máxima personalidad institucional catalana fue espiada a través de su teléfono móvil en 2019 mediante un programa desarrollado por la compañía israelí NSO Group que sólo pueden adquirir los gobiernos o cuerpos y fuerzas de seguridad de los Estados a fin de luchar contra el crimen organizado y el terrorismo, según una investigación conjunta efectuada por el diario británico The Guardian y el español El País.

Tal es la conclusión de Citizen Lab, un grupo de investigación especializado en ciberseguridad de la Munk School (Universidad de Toronto), ocupado en evaluar el ataque llevado a cabo con Pegasus aprovechando un fallo de seguridad entre abril y mayo de 2019 del servicio de mensajería WhatsApp mediante una llamada perdida de vídeo para pinchar el terminal y acceder a todos sus contenidos. Aparte del teléfono de Torrent, miembro del partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), hasta 1.400 terminales en todo el mundo sufrieron idéntica intromisión, 130 de ellos pertenecientes a personalidades del ámbito de la sociedad civil.

El presidente de la Cámara catalana atribuyó el ataque a su teléfono y los de otros integrantes de los partidos nacionalistas catalanes a una «guerra sucia» contra el movimiento que defiende la independencia de Cataluña.

«Es la primera vez que se acredita de forma concluyente lo que muchos ya sabíamos e íbamos denunciando: en España se practica el espionaje contra adversarios políticos», aseguró el presidente de la Cámara catalana, que pidió explicaciones al Gobierno de España sobre los hechos.

Torrent sostuvo que el Gobierno español «sería culpable de un delito si tenía conocimiento» de esta información, mientras que en el caso de desconocimiento «se trataría de un ejemplo de negligencia política».

«Hay que investigar los hechos y depurar responsabilidades», manifestó el líder catalán, que calificó estos hechos de «pruebas fehacientes» de que «existe causa general contra el independentismo catalán».

Torrent se preguntó también «a cuanta gente se está espiando en este momento de manera impune» y trasladó el interrogante al Gobierno de España, a quien exigió que abra una investigación para esclarecer el caso.

¿El independentismo como objetivo?

Pegasus, cuyo nombre hace referencia al caballo alado de la mitología griega propiedad de Zeus, padre de los dioses, capacita a sus usuarios para escuchar las conversaciones telefónicas, leer sus mensajes, acceder a la memoria del terminal y al historial de navegación en Internet, hacer capturas de pantalla, y activar la cámara y el micrófono de forma remota.

La investigación no determina el ordenante del ataque al teléfono de Roger Torrent, quien ha declarado haber notado «cosas extrañas» e interpretar que el «Estado español» se halla tras la operación. «Se me borraban mensajes de WhatsApp y los historiales de las conversaciones. A la gente de mi entorno no le pasaba», ha manifestado. Pegasus accedió al teléfono de Torrent en una época en que el político independentista sostuvo múltiples encuentros de alto nivel y, además, declaraba como testigo en el Tribunal Supremo durante el juicio a los dirigentes independentistas catalanes. Está prevista una declaración institucional por su parte al mediodía del 14 de julio.

Todas las miradas se dirigen hacia el Gobierno español y sus servicios especiales, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Fuentes del Ejecutivo de Pedro Sánchez afirman no tener constancia del espionaje al teléfono móvil del presidente del Parlamento catalán. En principio, el CNI actúa con arreglo «a la legalidad vigente y con pleno sometimiento al ordenamiento jurídico», bajo la supervisión de un juez del Tribunal Supremo.

Una alta probabilidad

«Cuando encuentras un objetivo de Pegasus, encuentras las huellas de un Gobierno», declaró John Scott-Railton, investigador de Citizen Lab, quien afirma que se necesita una investigación adicional para determinar si el teléfono de Torrent fue efectivamente hackeado. «No hay ningún motivo para pensar que no fue así».

Por una cuestión de confidencialidad, NSO Group no revela quiénes son sus clientes. Pero en 2019 trascendió que Jeff Bezos, dueño de Amazon, también fue objeto de un ataque con este spyware, supuestamente por encargo de Arabia Saudí. A NSO Group se le atribuye también la creación de Chrysaor, un malware para Android. Aparte de la ubicación del terminal y sus mensajes y documentos, Pegasus puede acceder a todos los datos de un individuo rastreando los servidores de Apple, Google, Facebook, Amazon y Microsoft.

Sputnik

About el comunista (69334 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: