EDITORIAL.- La carrera por llegar a la vacuna

Todo parece indicar que la vacuna contra el COVID-19 se obtendría en un tiempo récord. Prioridad que estaría por encima de cualquier medicamento ya existente.

Tal como nos dejan ver los Medios Masivos, se estaría desarrollando una carrera por la obtención de una vacuna efectiva que podría estar lista en un tiempo estimado por debajo de lo habitual, a más tardar a finales del presente año o principios del siguiente.

Diversos laboratorios en el mundo (EEUU, Inglaterra, China, Rusia, Alemania, Suiza, etc.) estarían trabajando de manera acelerada para obtener una vacuna. Y ya algunos de estos últimamente han entrado en la fase final de prueba.

Los laboratorios estadounidenses Pfizer, Merck y Moderna ya han comunicado que sus vacunas no se venderán al exterior a «precio costo». En cambio, los laboratorios Johnson & Johnson (EEUU) y Universidad de Oxford (Inglaterra), en asociación con AstraZéneca, se han comprometido a vender inicialmente sus dosis «sin obtener ganancia».

Laboratorios Johnson & Johnson y Merck esperan obtener la vacuna el próximo año, según sus representantes. Pfizer espera tener su vacuna dentro del presente año con 100 millones de dosis y 1.300 millones de dosis para el 2021.

Lo que se desconoce aún es cómo será el comportamiento de grandes potencias occidentales y su maquinaria propagandística, si quienes obtengan la vacuna de mayor efectividad puedan ser países lejanos a su órbita de influencia tales como Rusia o China.

Tampoco sabemos cómo será la distribución de las dosis, o si pueden haber acuerdos entre laboratorios para obtener un mismo resultado por la efectividad de una vacuna «X».

Teniendo positivos resultados en Occidente, ¿se trabajaría de igual forma con países fuera de sus órbitas? Las potencias de Oriente –por el momento– parecieran tener mejor disponibilidad que las grandes potencias de Occidente, en ese sentido.

Quizá el mayor desafío de la clase dirigente será implantar una vacuna efectiva y, a su vez, poder convencer a una creciente corriente de opinión contraria a las vacunas. No convencerlas, ¿significará su obligatoriedad?

Muchas interrogantes irán surgiendo a medida que vaya avanzando el desarrollo de las vacunas. Y los contrarios a estas, estarán atentos a cada movimiento por más insignificantes que sean.

El gran interrogante será no saber lo efectos positivos o negativos que pueda o puedan tener a largo plazo la o las vacunas. Porque seamos claros, la o las vacunas en algún minuto tendrán que darles luz verde, debido a la circunstancias, pero nadie sabrá los efectos positivos o negativos que puedan tener a largo plazo. ¿Nos vacunaremos a «ojos cerrados»? ¿Se tomará ese riesgo, teniendo en cuenta que lo habitual para el desarrollo de una vacuna efectiva toma entre 5 a 10 años, o más?

About el comunista (69334 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: