Sánchez asume el complejo reparto de los fondos europeos entre las comunidades autónomas españolas

Pedro Sánchez asumirá personalmente el complejo reparto de los fondos europeos entre las 17 comunidades autónomas españolas, según trasladó a sus líderes en una cumbre donde le exigieron una distribución justa y más herramientas frente al covid-19.

«Vamos a salir de esta situación de emergencia sanitaria, económica y social con unidad», afirmó el presidente español, Pedro Sánchez durante la Conferencia de Presidentes celebrada en la localidad de San Millán de la Cogolla (La Rioja).

El acuerdo al que llegaron los países de la UE en Bruselas adjudica a España un total de 140.000 millones de euros para la reconstrucción económica tras la crisis sanitaria.

El presidente español informó que un 10 por ciento de estos fondos podrían comenzar a recibirse en la primavera de 2021 y explicó que su reparto se hará a partir de «proyectos alineados» con la voluntad europea, en materias como la transición ecológica, la igualdad de género y la cohesión social o la digitalización.

«Se evaluarán los proyectos que puedan ser tractores y propongan las comunidades autónomas, los departamentos ministeriales y la sociedad civil. El reparto no seguirá los criterios clásicos», trasladó Sánchez a los líderes regionales.

El presidente español les anunció además que será él mismo el encargado de distribuir los fondos entre las comunidades a través de una comisión interministerial que presidirá, y garantizó que no habrá regiones «de primera y segunda» en el reparto.

La fórmula contempla la colaboración con las autonomías a través de un conferencia sectorial y también tendrán cabida en el proceso las entidades locales, precisó Sánchez.

«Todos tenemos que ir al mismo nivel y con las mismas oportunidades», afirmó tras comprometerse a nivelar la «cohesión territorial» en España.

DISCREPANCIAS EN LOS CRITERIOS

Criterios claros en el reparto y propuestas concretas de cómo aplicar las ayudas eran las principales reclamaciones de los presidentes autonómicos, que acudieron a la cumbre con los deberes hechos y múltiples propuestas bajo el brazo.

Las comunidades llegaron al encuentro con la exigencia de una distribución «justa» de las ayudas, aunque desde puntos de vista muy distintos que provocaron que varios líderes salieran insatisfechos.

Un ejemplo de la complejidad del reparto de fondos lo protagonizaron Andalucía y Cantabria: la primera, siendo la segunda región más poblada, pidió que se tuvieran en cuenta los habitantes para recibir más ayudas, mientras que la segunda exigió primar el coste efectivo de los servicios.

Desde Rioja, su presidenta celebró que el dinero se vaya a distribuir en base a proyectos y no por cuotas, y de forma similar se pronunciaron Castilla-La Mancha o Navarra, mostrando su satisfacción por el planteamiento anunciado por Sánchez.

Por el contrario, otras regiones como Galicia y Madrid mostraron más reticencias y pidieron un mayor protagonismo de sus gobiernos a la hora de decidir sobre el destino de los fondos, mientras que Murcia directamente calificó de «injusta» y «no igualitaria» la propuesta de Sánchez.

UN FRENTE COMÚN CONTRA EL CORONAVIRUS

Otro de los asuntos que ocupó a los presidentes en la reunión fue la lucha contra el virus y los múltiples rebrotes que siguen apareciendo por todo el país, que en las últimas horas sumaron más de 1.500 nuevos contagios.

Varios de los Gobiernos regionales exigieron unos protocolos comunes y de país para afrontar esta nueva etapa de la pandemia, que amenaza con una «segunda ola» si el virus sigue propagándose.

Durante el estado de alarma y el confinamiento decretados para hacer frente a la enfermedad, el Ministerio de Sanidad de España asumió la total gestión de la crisis sanitaria.

Con el fin de estas medidas a finales de junio las comunidades pasaron a asumir la tarea de detección de casos, algo que el propio Pedro Sánchez puso en valor tras el aumento de un 25 por ciento de pruebas de diagnóstico a nivel nacional.

El presidente del Gobierno instó a los gobiernos a invertir en rastreadores, personas que se encargan de localizar a contactos de infectados, para seguir haciendo pruebas y así estrechar el cerco a los brotes.

Entretanto, algunas regiones como Andalucía Castilla y León exigieron más competencias para poder gestionar la pandemia, como poder decretar confinamientos de determinadas zonas geográficas sin tener que solicitarlo al Gobierno.

Aragón, una de las comunidades más afectada por los rebrotes, pidió un modelo más transparente y homogéneo a nivel nacional en cuanto al registro de casos de covid-19.

Por su parte, Madrid exigió protocolos más estrictos en el aeropuerto de Barajas para evitar casos importados de la enfermedad, mientras que los archipiélagos de Baleares y Canarias solicitaron poder realizar pruebas sanitarias en puertos y aeropuertos.

Protocolos a nivel nacional ante los rebrotes, el arranque del curso escolar en septiembre, el refuerzo del sistema de salud o la transmisión de casos entre regiones fueron algunas de las preocupaciones que los líderes pusieron sobre la mesa.

CATALUÑA, ÚNICA AUSENTE

«Encuentros como este son absolutamente necesarios para hacer frente a los problemas de nuestro país. Para emprender juntos y juntas con mayores garantías las transformaciones de España», manifestó Sánchez al término de la reunión.

La voluntad del presidente español de expresar la unidad entre el Estado y las comunidades quedó deslucida por la ausencia de Cataluña, cuyo presidente, Quim Torra, se negó a participar por la presencia del rey Felipe VI en el evento.

Desde el Gobierno catalán pidieron una reunión bilateral con Sánchez para estudiar el destino de los 30.000 millones que la Generalitat estima que le corresponderán a Cataluña.

«Mi deber como presidente no es hacerme fotografías sin contenido sino estar junto a la gente, trabajar por los más vulnerables», manifestó en rueda de prensa el presidente catalán para explicar su ausencia.

Por el momento, el presidente del Gobierno central no aceptó la invitación de Torra a reunirse y desde el Ejecutivo no entraron a valorar la decisión del líder independentista de saltarse el encuentro.

«Me hubiese gustado que estuvieran todos los presidentes. Será él quien tenga que responder las causas por las cuales lo ha hecho», se limitó a decir la ministra de Política Territorial de España, Carolina Darias.

La Conferencia de Presidentes es el órgano de máximo nivel que reúne al Estado y las 17 comunidades autónomas de España con el objetivo de velar por la vertebración territorial del país.

Aunque se aprobó con la idea de ser un evento anual, los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy la celebraron de forma inconstante durante sus mandatos.

Sánchez busca revertir este patrón y anunció al término de la cumbre que seguirá convocando la conferencia con periodicidad mensual a partir de ahora.

Tras destacar la importancia de la «cogobernanza» ante la «situación excepcional» de pandemia, el presidente del Ejecutivo español informó de que su próxima reunión con los presidentes será a finales de agosto para evaluar la vuelta al colegio en el contexto de pandemia.

Sputnik

About el comunista (69334 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: