Trabajadores asiáticos despedidos por sindicalizarse, las grandes marcas cierran los ojos

Primark, Zara, Mango y H&M, entre otras grandes marcas, recurren a fábricas en las zonas más pobres de Asia. Los empleadores se aprovecharon de la pandemia para atacar los derechos de los trabajadores. Se acusa a las marcas de hacer poco o nada para evitarlo.

Según un informe del grupo de defensa de los derechos humanos Business and Human Rights Resource Center , la pandemia del covid-19 fue una ocasión para que los empleadores de las fábricas de ropa en las partes más pobres de Asia emprendieran una “brutal ofensiva” contra los trabajadores.

La ONG acusa a las marcas para las que trabajan estas fábricas de no proteger a estos trabajadores. Primark, Zara, Mango y H&M, que son algunos de los minoristas de ropa más grandes de Europa, han cerrado los ojos a los ataques contra la sindicalización en la mayoría de los casos.

Ya se sabía que, con el confinamiento europeo, la crisis había cobrado un alto precio en estas fábricas con una serie de despidos aún no calculados. En abril, solo en Bangladesh, un millón de trabajadores fueron despedidos o enviados a casa sin ningún salario.

Lo que BHRCC agrega con su informe es que, en el proceso, ha habido “un patrón emergente y ampliamente extendido de fábricas que parece apuntar a los trabajadores sindicalizados para despedirlos”. Se dice que alrededor de 5.000 de estos despidos, al menos, identificados en nueve fábricas en países como Myanmar, Camboya, Bangladesh e India, fueron motivados por trabajadores que se afiliaron a un sindicato. Los despidos también afectan «desproporcionadamente» a los trabajadores que se han sindicado.

Uno de los casos citados es el de una empresa india que fabrica ropa para H&M y que en julio, despidió a 1.200 trabajadores, presuntamente debido al covid-19. Pero los trabajadores despedidos eran de su única fábrica donde había un sindicato activo. Todos los demás permanecieron abiertos.

En Bangladesh, en tres fábricas del Windy Group, proveedor de Zara y H&M, se produjeron tres mil despidos que los trabajadores atribuyeron al hecho de ser miembros del sindicato. «En un caso, los trabajadores fueron despedidos pocas horas después de que los representantes sindicales pidieran a la dirección de la fábrica que aumentara la protección de los trabajadores contra la infección por covid-19», se escribe.

En Myanmar, 107 trabajadores fueron despedidos de una fábrica de Huabo Times que trabaja para Zara, Primark y American Bestseller, tres días después de unirse a un sindicato. Se convocó a trabajadores de otras fábricas para cubrir estos puestos.

Thulsi Narayanasamy, líder de la ONG, considera que “amenazar el derecho a organizarse colectivamente y formar parte de un sindicato en un período tan crítico… les impide poder garantizar el pago de los salarios, tener seguridad en el trabajo y no ser acosados”.

Varias marcas afirman actuar como mediadoras en los conflictos entre administraciones de fábrica y sindicatos, pero el informe destaca que la mayoría de los casos en los que dicen estar involucradas siguen sin resolverse. Además, se destaca que existe una “marcada diferencia” entre las respuestas dadas por las marcas y sus supuestas políticas de responsabilidad social y “las realidades vividas por los trabajadores en las cadenas de suministro”.

La ONG concluye que los planteamientos de estas marcas siguen diferentes estrategias: desde la no implicación, a la implicación con poca transparencia y rendición de cuentas, a la diferencia entre el supuesto compromiso con la libertad sindical y lo que realmente sucede en las fábricas, hasta la aceptación de leyes locales que no cumplen con los estándares internacionales y un poco de diálogo transparente con los empleadores que ocurre a pesar de que hay un involucramiento muy superficial con los trabajadores.

esquerda.net

About el comunista (67178 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: