El mercado petrolero sigue a expensas del coronavirus

El recorte petrolero realizado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios, logró estabilizar los precios del crudo, pero no consigue aumentar la demanda mundial, afectada por la pandemia del covid-19.

Tras logar recuperar el precio del petróleo por encima de los 45 dólares el barril –luego de que descendiera a los 16 dólares en abril–, la otra intención del grupo conformado por la OPEP y 10 productores independientes (OPEP+) es estabilizar la producción e incentivar la demanda, muy afectada por el nuevo coronavirus.

Para ello, el 12 de abril, la OPEP y 10 productores independientes (Azerbaiyán, Baréin, Brunéi, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur) anunciaron un nuevo recorte petrolero para estabilizar el mercado, tras el desplome de los precios debido al exceso de oferta y el impacto del coronavirus.

Este jueves se supo que los países de la OPEP+ cumplieron en julio el acuerdo sobre la reducción de la producción del crudo al 89 por ciento, según el informe mensual de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

El texto destaca que los miembros de la OPEP cumplieron el pacto al 87 por ciento, y los países fuera del bloque, al 92 por ciento. En particular, Rusia cumplió el acuerdo de la OPEP+ al 96 por ciento y Arabia Saudí lo hizo al 102 por ciento.

DEMANDA A LA BAJA

Pero el consumo de combustibles sigue a la baja en el planeta, este miércoles la OPEP anunció que la demanda global de petróleo en 2020 tendrá una caída de 9,1 millones de barriles diarios (mb/d) y se recortará hasta los 90,6 mb/d en todo 2020, según las estimaciones publicadas en el informe de agosto de la organización.

«Se estima que la demanda mundial de petróleo disminuirá en 9,1 mb/d en 2020. Es decir, 0,1 mb/d inferior a la previsión del mes pasado, principalmente debido a una actividad económica inferior de algunos países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)», señala el documento.

Algo más optimista es la AIE, que rebajó su previsión de la demanda mundial de petróleo para 2020 hasta los 91,9 mb/d. «Está previsto que la demanda de petróleo global se sitúe en 91,9 mb/d en 2020, con una reducción anual de 8,1 mb/d. En este informe rebajamos nuestra previsión para 2020 en 140.000 barriles diarios», dice el documento publicado este jueves.

El texto subraya que la revisión a la baja del pronóstico de la AIE refleja «el estancamiento de la movilidad debido a que el número de los casos del covid-19 sigue siendo altos, así como la debilidad del sector aéreo».

Para el próximo año, la OPEP sitúa el consumo mundial de petróleo en 97,6 mb/d, algo más cerca de los casi 100 mb/d conseguidos en 2019. «Se estima que la demanda mundial de petróleo aumentará 7,0 mb/d», agrega el texto.

Además, en su previsión, el organismo supone que en el mundo se logrará contener la pandemia del covid-19, por lo que la economía global no sufrirá tanto por los impactos negativos provocados por el coronavirus.

PRODUCCIÓN MUNDIAL

Más allá de los recortes y limitaciones, el informe de agosto de la OPEP destaca que: «Los datos preliminares muestran que la producción mundial de petróleo aumentó en julio en 1,29 mb/d en términos mensuales, a un promedio de 88,75 mb/d, lo que representa 9,98 millones de b/d menos que en julio del año pasado». Al mismo tiempo precisa que la producción mundial de petróleo está creciendo ahora más rápido que la demanda.

«Con respecto al futuro, la evolución de los precios de petróleo y derivados en la segunda mitad de 2020 seguirá estando influenciada por las preocupaciones sobre una segunda ola de infecciones y el aumento de las reservas mundiales de petróleo», añade la nota.

Se recuerda que los almacenes podrían seguir llenos, con productos derivados del petróleo, debido a la débil demanda de combustible por parte del transporte terrestre y aéreo.

«Esto apunta a la necesidad de esfuerzos constantes para apoyar el reequilibrio del mercado a través de recortes de producción por parte de los productores de OPEP y no OPEP que participan en una declaración de cooperación, así como recortes voluntarios de extracción por parte de otros productores», agregó la organización.

Además, subrayó la necesidad de revitalizar la economía mundial gracias a las medidas de incentivo adoptadas a nivel gubernamental.

A esto se suma que la AIE espera que la producción de petróleo en EEUU tenga una para fines de año de 2,2 mb/d. Mientras la producción petrolera de Arabia Saudí disminuirá en 0,7 mb/d y la de Rusia, en 1,4 mb/d.

El mercado petrolero cayó a precios negativos después de que la demanda de crudo se acumulara a causa de las medidas llevadas a cabo para luchar contra la pandemia de coronavirus.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) informó el pasado 30 de julio que debido al coronavirus en la primera mitad de este año la demanda mundial por los viajes aéreos cayó un 58,4 por ciento frente al mismo período del año pasado.  Se espera que este año el número de pasajeros disminuya un 60 por ciento.

A pesar del trabajo realizado y todas las acciones tomadas por la OPEP+, la crisis provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 detectado por primera vez a finales de 2019, ha dejado muy golpeado al sector petrolero, que tendrá que abogar por una mayor unidad de los productores para estabilizar un mercado que mira a la baja en un futuro próximo.

Sputnik

About el comunista (67370 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: