Dilema postal: ¿se las ingenió Trump para alterar el desenlace de las presidenciales?

El Servicio Postal de Estados Unidos hace frente a un cambio radical en su funcionamiento a medida que se avecinan las elecciones. Los buzones y las máquinas para la clasificación de correo se retiran. Hay quienes sospechan que esto es parte del plan prelectoral de Trump.

Por Denis Lukyanov*

A medida que se acerca el 3 de noviembre, el día en el que se celebrarán las presidenciales en Estados Unidos, la situación alrededor del Servicio Postal de Estados Unidos se vuelve cada vez más incierta. Puede parecer inusual a primera vista, pero en realidad este servicio público juega un papel muy importante en el proceso electoral del país norteamericano. Muchos estadounidenses reciben las papeletas y votan por correo.

Recientemente empezaron a desaparecer buzones, lo que hace más difícil que algunos estadounidenses voten. El nuevo director general del Servicio Postal de EEUU, Louis DeJoy, explicó que con estos cambios se pretende que la organización de cara a las elecciones sea más efectiva y estable económicamente.

Sin embargo, hay demócratas que creen que se trata de la política del presidente —que siempre ha estado en contra del voto por correo— de dificultar el proceso de votación.

El Servicio Postal ya informó de que posiblemente no será capaz de distribuir las papeletas por correo de manera oportuna, así que es posible que no se cuente una parte de los votos. La votación por correo es importante en las condiciones actuales. Hay quien teme votar en los colegios dada la alerta sanitaria.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ya declaró que está en contra de prestar ayuda adicional al Servicio Postal. El mandatario se mostró preocupado por un posible fraude durante la votación por correo. Entretanto, los críticos del presidente aseveraron que trata de «suprimir el voto» con el propósito final de ganar en las elecciones. Es que los partidarios de los demócratas están más propensos a votar por correo que los partidarios de los republicanos.

No solo los buzones

Pero el problema no solo radica en que el Servicio Postal desee retirar algunos buzones: el organismo también prevé quitar casi 700 máquinas clasificadoras de correo en todo el país. No obstante, el organismo no se muestra preocupado por las posibles consecuencias de la decisión, pues son «cambios normales en el negocio».

El Servicio Postal advirtió a finales de julio a las autoridades de casi todos los estados de Estados Unidos de que era posible que la votación por correo pudiese estar comprometida, ya que se arriesgaban a que no alcanzasen a distribuir el correo en los estados dentro de las fechas límite de las elecciones.

Trump ya había expresado su profundo descontento por la manera en que se celebra la votación por correo. Según el mandatario, las papeletas se pierden en el proceso y la gente se deshace de ellas. Lo considera un desastre.

También es importante recordar que DeJoy ha sido uno de los principales donantes del Partido Republicano y apoya a Trump. Hay voces que lo señalan con el cómplice del presidente en su intento de socavar la votación por correo. Tras ser designado director general del servicio, las entregas por correo postal se demoran más.

Los demócratas llamaron a DeJoy a declarar ante la Cámara de Representantes. Está previsto que el jefe del organismo testifique en una audiencia de supervisión de emergencia el 24 de agosto.

El problema principal al que se enfrentan los votantes ahora es la posibilidad de perder su oportunidad de votar, ya que la documentación para hacerlo podría no llegarles a tiempo.

Reacciones

Los demócratas del Congreso de EEUU durante los últimos meses propusieron 25.000 millones de dólares de financiación adicional para el Servicio Postal.

Trump acusó el 15 de agosto a los demócratas de estar detrás de los problemas con los que el Servicio Postal lidia. La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, en una declaración conjunta aseveraron que está claro que presidente va a manipular las operaciones del Servicio Postal para buscar su propia reelección.

El expresidente de EEUU Barack Obama en una entrevista reciente declaró que Trump y los legisladores republicanos están tratando de socavar las presidenciales y que, a medida que lo hacen, dañan a quienes dependen del Servicio Postal para recibir prestaciones estatales y medicamentos recetados.

«Lo que quiero decir es que esto sería el equivalente de ‘no vamos a reparar las carreteras porque la gente podría usarlas para llegar a los colegios, por eso vamos a dejar enormes hoyos en medio de una carretera interestatal. Porque la gente puede usarlas para llegar y votar», pronunció el exdirigente del país norteamericano.

Pero el Servicio Postal de EEUU ya encontró una explicación a la desaparición de buzones. Según dijo a The Washington Post una de las representantes oficiales del servicio, Kimberly Frum, algunos buzones reciben poco correo durante muchos meses y al Servicio Postal le cuesta mucho dinero pagar por el combustible para llegar y recoger la correspondencia. Sin contar los sueldos de sus carteros.

Otro vocero del Servicio Postal, Rod Spurgeon, dijo a la CNN el 14 de agosto que el organismo dejará de quitar los buzones hasta que las presidenciales estén celebradas. Precisó que el Servicio Postal no los retirará en 16 estados y que en otros dos solo lo hará parcialmente.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (69682 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: