A cien días de la muerte de George Floyd, Portland mantiene las protestas contra el racismo

Cien días después de la muerte de George Floyd, Portland mantiene las protestas contra el racismo y la brutalidad policial en la mayor ciudad de Oregon. Si bien son menos concurridas –si se comparan con las primeras– cada día, incluso a mediados de la semana, siguen reuniendo a gente, la mayoría jóvenes.

Trump ha hecho un trabajo pésimo, el país nunca ha estado tan dividido, dice un manifestante anónimo, acusando al presidente Donald Trump de usar el movimiento como una herramienta de campaña.

El mandatario republicano cita a menudo las manifestaciones de Portland, que a veces degeneran en enfrentamientos con la policía, para agitar el fantasma de un país a merced de matones y terroristas de izquierdas si gana su contrincante, el candidato demócrata Joe Biden.

Estas protestas comenzaron por la muerte de Floyd, pero conmemoran a otras víctimas negras de la policía asesinadas este año. Están Breonna Taylor, una técnica en emergencias muerta en su propio departamento; Ahmaud Arbery, de 25 años fue asesinado a tiros en febrero en la ciudad de Brunswick, en Georgia. Había salido a correr por un barrio residencial cuando dos hombres blancos, un ex policía y su hijo, lo asaltaron a plena luz del día.

Un policía blanco hirió gravemente el 23 de agosto a Jacob Blake, de 29 años, en Kenosha, una ciudad del estado de Wisconsin, en el Medio Oeste de Estados Unidos. Blake quedó hemipléjico tras recibir siete u ocho disparos por la espalda mientras intentaba entrar en su coche, ante la mirada de sus tres hijos.

Esta semana comenzó a investigarse la muerte de Daniel Prude, un hombre con enfermedad mental que murió por asfixia tras ser detenido por la policía en marzo pasado en el estado de Nueva York. Al hombre, desnudo y esposado, los agentes le pusieron una capucha de malla que se usa para evitar que los detenidos escupan o muerdan, pero al ser sometido perdió el conocimiento y murió por complicaciones por asfixia una semana después en el hospital.

En las manifestaciones se han hecho presentes miembros de grupos supremacistas armados, así como los llamados antifa (por antifascistas) que consideran su deber defender al movimiento por las vidas de los negros.

El sábado, en Portland, Aaron Danielson, de 39 años, integrante de la organización Patriot Prayer, fue muerto a tiros durante un enfrentamiento, incidente que aún está siendo investigado. Trump denunció ese día la muerte de un hombre piadoso, ejecutado en la calle.

Michael Fores Reinoehl de 48 años, activista de extrema izquierda y sospechoso del asesinato, fue abatido por la policía la noche del jueves en el vecino estado de Washington. Horas antes de su muerte declaró que actuó en defensa propia y que él era 100 por ciento antifa.

Temiendo por su seguridad, los activistas en Portland son reacios a ser filmados e insisten en comunicarse a través de mensajes cifrados.

Facebook anunció ayer que retiró de esta red social y de su filial Instagram las cuentas de Patriot Prayer. La red social explicó que eliminó las páginas del grupo de extrema derecha de acuerdo con una actualización reciente de sus regulaciones para frenar la propagación de movimientos que incitan al odio y la violencia.

Legislador republicano incita al odio contra BLM

Un legislador estatal acusado de colocar un mensaje en Facebook que promovió quemar y saquear viviendas que mostraran carteles de apoyo a Black Lives Matter, es investigado por el secretario de Justicia de Nueva Hampshire y enfrenta llamados que piden su renuncia.

Anuncio de servicio público: Si usted ve un cartel de BLM en un césped es lo mismo que tener una luz en el portal en Halloween. Usted tiene el derecho de quemar y saquear esa casa, escribió recientemente el representante republicano James Spillane, de acuerdo con una imagen que la oficina del secretario de justicia suministró en una carta al presidente de la cámara baja Steve Shurtleff.

Sean Locke, de la oficina de derechos civiles del Departamento de Justicia del estado, dijo que su oficina recibió quejas sobre el mensaje de Spillane. En su carta a Shurtleff el jueves, Locke escribió que los ciudadanos que respaldan el movimiento Black Lives Matter han expresado temor a ser objetos de violencia como resultado del mensaje de Spillane.

Shurtleff, que es demócrata, pidió la renuncia inmediata de Spillane y dijo que el mensaje era inexcusable.

La Jornada

About el comunista (68216 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: