Lukashenko relata las etapas del escenario planeado para destruir Bielorrusia

El Presidente de Belarús, Aleksandr Lukashenko, en la entrevista de hoy con el activo político del país desmitificó las cosas sobre la situación en el país y relató sobre las intenciones reales de los oponentes, anuncia el corresponsal de BelTA.

Aleksandr Lukashenko destacó que el análisis en etapas de los acontecimientos en el país revela las intenciones reales y la táctica de los oponentes exteriores de Belarús, o hasta los agresores. El Jefe de Estado señaló que durante los últimos diez años se preparaban minuciosamente para este momento. “Para quitar las máscaras al principio que nombremos a esos jugadores. En el nivel de los centros globales en primer lugar es EEUU, en especial, su red de fondos de apoyo de así llamada democracia. En el continente europeo actuaban activamente los satélites estadounidenses: Polonia, Lituania, Chequia, y desgraciadamente nuestra Ucrania”, señaló el Presidente.

Cada uno de esos países interpretaba su papel, acentuó. Chequia – desde hace mucho en calidad de un hub de recursos, Polonia – al principio como incubadora de canales mediáticos (Belsat, Nexta, etc.), luego como una plataforma para organismos alternativos en exilio. “Lituania ofendida por el tema de la Central Nuclear de Belarús como un ariete de las relaciones belaruso-europeas. Ucrania, a pesar de nuestro apoyo (por ejemplo, en las cuestiones de la integridad territorial, etc.), en contra del espíritu de nuestras relaciones se hizo un puesto avanzado de las provocaciones políticas. De este modo, vemos claramente a los agentes de este proceso, sus intermediarios y coautores. La táctica de los organizadores se basaba en un manual clásico estadounidense de las revoluciones de colores. Es famoso a todos Gene Sharp. Ahora podemos mirar atrás y analizar en detalle todas las etapas del escenario de la destrucción de nuestro país que no permitimos realizar y no permitiremos”, agregó Aleksandr Lukashenko.

Primera etapa. Preparación

El Presidente notó que las tentativas fracasadas de las revoluciones de colores en 2006 y 2010 cambiaron los criterios de influir en Belarús. Según sus palabras, de las tecnologías de la influencia directa los agentes exteriores pasaron a los métodos de la fuerza blanda y la transformación del poder desde dentro.

“A Belarús atacaron de modo nuevo orientándose al electorado férreo del Presidente: habitantes de las regiones, trabajadores, colaboradores del sector presupuestario, jubilados. A propósito, hubo intentos de aplicar la misma táctica en Siria y Venezuela. Respecto al decreto nº3 fueron aprobados los métodos de así llamada protesta social. Precisamente de tales protestas se distinguieron y se hicieron famosos decenas de blogueros que mediante YouTube y Telegram empezaron a lavar el cerebro a varios grupos sociales cautivando con una lucha por los intereses populares”, añadió.

Conforme a sus palabras, luego los estrategas se pusieron a crear unos focos constantes del descontento en las regiones.

Segunda etapa. Elecciones parlamentarias

Antes de las elecciones presidenciales las tecnologías creadas de la desestabilización se probaron durante las parlamentarias, destacó el máximo mandatario. Precisamente en este período empezó a funcionar a plena capacidad la red de canales especializados en Telegram con la distribución exacta de los papeles y objetivos de denigrar el poder, socavar las bases de la ideología estatal, en primer lugar con las noticias falsas y falsificaciones, acentuó el Presidente.

Además del relleno de los canales de información durante las elecciones parlamentarias se probaron nuevas formas de la actividad callejera. Así, un “bloque juvenil” creado especialmente en vísperas del sufragio bajo el pretexto de promover las candidaturas al Parlamento formaba activamente el descontento de varios grupos sociales. Para estos fines se explotaba el tema no político a primera vista: la ley sobre las demoras, el primer trabajo de estudiantes, la legalización de drogas, el tema del artículo 328 del Código Penal, etc.

Tercera etapa. Preparación para presidenciales

En esta etapa, relató el Presidente, los estrategas extranjeros buscaban escrupulosamente las llaves para cada capa social en Belarús creando distintos “héroes”. Se activaron los viajes por ciudades y aldeas de un bloguero, candidato fallido, al cual querían formar la imagen de un luchador popular. Al mismo tiempo, enviando señales al negocio y “nuevas capas” crecía en los medios de comunicación la presencia de un banquero, para el cual se creaban grandes plataformas en Internet. Hablando sobre la promoción de su ex ayudante, Aleksandr Lukashenko señaló que de este modo intentaban desequilibrar élite y probar su lealtad al Presidente.

“El poder en este período difícil fue sumergido totalmente en la lucha contra la pandemia del Covid-19. En vez de estar al lado en esta lucha mundial, los así llamados medios de comunicación independientes, canales en Telegram hicieron todo para complicar el trabajo, destruir la confianza de la gente al Estado”, prestó atención.

Cuarta etapa. Campaña presidencial

El estadista acentuó que la sociedad belarusa calentada por ataques de Internet fue atacada por varias tecnologías políticas llegadas de las protestas arabia, armenia, polaca, etc.

“Luego hubo modernas tecnologías políticas que convierten la política en un show. Un show para masas”, constató el líder belaruso. Por ejemplo, la oficina unida basaba su táctica en la explotación de la imagen femenina, tradicionalmente adorada por los belarusos, pero esta vez adquirió nuevas formas de feria.

Al mismo tiempo aparecieron las noticias falsas sobre millones míticos en las cuentas extranjeras del Presidente. Conforme a la opinión de Aleksandr Lukashenko, era demostrativa la guerra de sociologías. “Todas las fuerzas fueron orientadas a la conquista de la mayoría virtual a cuenta de noticias falsas en los medios de comunicación y la creación de la seguridad de que los resultados de las elecciones fueron falsificadas y el poder perderá”, agregó.

Quinta etapa. Intento del escenario de maidán

Según las palabras del Presidente, el día del sufragio fue destinado para un intento de realizar la guerra relámpago de maidán. La desconfianza a los resultados de la campaña se estimulaba de antemano por las llamadas a los electores a votar solo el 9 de agosto, participar en las iniciativas sospechosas.

Luego los resultados previos publicados por la oficina unida representaron un motivo para la defensa agresiva de los “votos robados”. “El lavado del cerebro precedente calentó más a los protestantes los días 9, 10 y 11 de agosto”, marcó Aleksandr Lukashenko.

Según sus palabras, se planificaba que a las calles salgan simultáneamente miles de protestantes y tomen por fuerza los edificios administrativos. En línea hubo instrucciones de los coordinadores extranjeros.

Con el fin de estimular a mayor número de personas a las acciones activas y para que no existiera dudas de la mayoría moral, en Internet se creó una imagen precisa del “enemigo”, en el nivel léxico. “A los representantes del poder y organismos de seguridad les llamaban fascistas, usurpadores, bandidos, etc. El resultado lo vimos. El primer día fueron heridos más de 25 soldados”, agregó.

El Jefe de Estado está seguro de que si los organismos de seguridad hubieran sido pasivos, a Belarús la habría esperado la activación de otras tecnologías de maidán, que llevaría a numerosas víctimas humanas y la tragedia para el país.

Sexta etapa. Protesta postelectoral

El Jefe de Estado acentuó que las acciones de los organismos de seguridad permitieron disminuir la escalación de la protesta. “Entonces los marionetistas cambiaron la táctica, presentado la protesta en forma inocente. Hubo flores, vestido blanco, mítines-carnavales. Se creaba una imagen de una protesta popular sin líderes evidentes e independiente de su voluntad”, dijo Aleksandr Lukashenko.

“Al mismo tiempo, no siempre lo aclaran los medios de comunicación, se desarrollaba la creación de una capa radical de protestantes. Para ellos se preparan las instrucciones detalladas y folletos (hay en Internet), recomendaciones sobre el vestido, modos de resistir a los organismos de seguridad, producción y uso de cócteles mólotov, etc. Se divulgan las reglas básicas del mantenimiento de contactos, incluso en condiciones de la falta de Internet o comunicación. Se usan las tecnologías de la llegada simultánea a un lugar, cambio espontáneo de rutas, acciones sincronizadas de protestantes”, añadió el Presidente.

La influencia de información pasa al nuevo nivel. La gerencia y coordinación de las protestas se realiza en directo.

Aleksandr Lukashenko reflexionó también sobre unos intentos de atraer a las protestas a los trabajadores en forma de huelgas, estudiantes que llegaron a estudiar el 1º de septiembre. “Las expectativas de la oposición de que al ver a los protestantes el poder caerá no se justificaron”, acentuó.

El Presidente destacó que actualmente se emprenden los intentos de hacer la protesta como una parte de la vida cotidiana de la gente.

Séptima etapa. Prueba de legalizar una infraestructura de cambios

Según las palabras de Aleksandr Lukashenko, la creación de así llamado consejo de coordinación no llenó la esperanza de los organizadores de la protesta.

Él destacó que en la sociedad se explota activamente la guerra de símbolos, la lucha por los lugares memorables para cada belaruso. Se desarrollan los nuevos mecanismos y esquemas de la financiación, los canales subordinados a Varsovia divulgan activamente el plan B que prevé la formación de los ministerios paralelos, sabotaje de la economía y esfera social.

Aleksandr Lukashenko declaró que una obsesión del consejo de coordinación y la tarea principal para el próximo tiempo es una tentativa de socavar la vertical del poder, bloque de seguridad, sistema de los medios de comunicación estatales.

“De este modo, el escenario belaruso de 2020 representa una aleación de tecnologías más eficaces de la desestabilización que fueron probadas en varios países. Es evidente el apunte a la escala y la duración de las protestas, el agotamiento de fuerzas y reducción de recursos. Sabemos quién dirige, quién quiere algo de Belarús, por eso no nos relajamos y responderemos a cualquier desafío”, resumió el estadista.

About el comunista (67287 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: