Cómo un submarino nuclear soviético marcó un récord mundial con la inmersión más profunda

El K-278 Komsomólets bajó a una profundidad de 1.027 metros, considerada entonces imposible para los submarinos, y su récord sigue siendo imbatido desde hace 35 años.

El submarino nuclear soviético K-278 Komsomólets pertenece a la tercera generación de submarinos y es el único submarino del proyecto 685 Plavnik. El 4 de agosto de 1985 marcó un récord absoluto en la inmersión más profunda, que alcanzó 1.027 metros.

La construcción del submarino K-278 se inició el 22 de abril de 1978 en Severodvinsk. El 30 de mayo de 1983, el submarino fue sacado del astillero y el 3 de junio fue botado. El 28 de diciembre, el K-278 entró en servicio como parte de la Flota del Norte.

En cuanto a sus características técnicas, el submarino del Proyecto 685 no destacaba del resto de los submarinos. Medía 110 metros de largo y 12,3 m de ancho. Alcanzaba una velocidad bajo el agua de 30 nudos. Podía contar con una tripulación de 69 marineros. Pero tenía una característica distintiva: era capaz de conseguir una mayor profundidad de inmersión.

El 4 de agosto de 1985 el submarino Komsomólets bajo el mando del capitán de rango 1 Yuri Zelenski hizo una inmersión sin precedentes en la historia de la navegación militar mundial, en el mar de Noruega. Ninguno de los submarinos de combate en el mundo podría haberse bajado a tal profundidad, pues habría acabado aplastado. Pero el K-278 estaba protegido por un casco de titanio de alta resistencia.

Gracias a esto, el submarino bajó a una profundidad de 1.027 m, lo cual es casi incomprensible para un submarino. Una inmersión normal no supera de 600 metros de profundidad. Por eso, por alguna razón, el K-278 fue llamado el “pez dorado” de la Flota rusa.

Como los submarinistas recordaron más tarde, bajaban lentamente, como si estuviesen midiendo cada marca de 100 metros. Comprobaron no sólo la estanqueidad del casco, sino también la posibilidad de disparar a grandes profundidades con torpedos y el sistema de emergencia en la superficie.

A esta profundidad, el submarino era inalcanzable para otros submarinos y cualquier equipo antisubmarino. Además, el submarino era prácticamente indetectable por los dispositivos de detección hidroacústica.

En junio de 1987, el submarino completó su período de pruebas y pasó a considerarse de combate. En agosto-octubre del mismo año, el K-278 completó las tareas de su segundo servicio de combate. El 31 de enero de 1989 recibió el nombre de Komsomólets.

El 7 de abril de 1989, cuando el submarino regresaba del tercer servicio de combate, fue destruido. Esto ocurrió en el mismo mar de Noruega. Se produjo un incendio en dos compartimentos adyacentes. El fuego destruyó los principales sistemas de tanques de lastre, a través de los cuales el submarino se inundó por el agua externa. 42 personas murieron, 27 sobrevivieron.

El récord del submarino nuclear Komsomólets en la profundidad de sumersión no ha sido batido hasta ahora.

RBTH

About el comunista (68216 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: