España aprobará un decreto para que las empresas cubran los costes del teletrabajo

El Gobierno español ha acordado con los sindicatos y las patronales que sean las empresas las que cubran los gastos derivados de trabajar en casa, después de que la pandemia obligase a millones de empleados a ejercer su profesión desde sus respectivos hogares, indicó el martes Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales.

“En una situación como la actual era fundamental regular el trabajo a distancia protegiendo los derechos de los trabajadores”, dijo Iglesias en una entrevista con TVE, de cara a la previsible aprobación el martes del decreto de teletrabajo por parte del consejo de ministros.

Iglesias dijo que fue informado del acuerdo alcanzado con los agentes sociales por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a última hora del lunes.

Según el borrador del Gobierno al que tuvo acceso Reuters, las empresas tendrán que pagar los gastos que los empleados puedan tener cuando trabajen desde su casa, incluido el equipo informático y el mobiliario, al tiempo que los trabajadores podrán solicitar horarios flexibles y tendrán tiempo de descanso, dijo Iglesias a la televisión pública.

“Los gastos que tenga un trabajador en su domicilio los va a cubrir la empresa. Al mismo tiempo va a haber flexibilidad de horarios y que el teletrabajo no puede ser esclavitud … estar teletrabajando no quiere decir estar las 24 horas disponibles”.

Los beneficios sólo se aplicarían a los empleados que se queden en casa durante al menos el 30% de su horario de trabajo, mientras que los empleadores tendrán derecho a vigilar la presencia en línea de los trabajadores respetando su dignidad y su privacidad, así como a pedirles que sean flexibles en cuanto a los horarios de trabajo.

Todos los acuerdos sobre el trabajo desde casa tienen que ser voluntarios, tanto para los empleadores como para los empleados.

De ser aprobado por el Parlamento, el decreto no se aplicará a los horarios de trabajo a domicilio que se establecieron específicamente para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Tres meses después del fin oficial del estado de alarma en España, millones de trabajadores siguen trabajando a distancia ya que las normas de distanciamiento social limitan la capacidad de las oficinas.

El Ministerio de Trabajo también está buscando extender un programa de bajas temporales (ERTE) que expira el 30 de septiembre.

El confinamiento supuso un gran cambio para los españoles, que no estaban acostumbrados a trabajar desde casa. Sólo el 3,5% de los trabajadores españoles trabajaban parcialmente desde casa en 2019, comparado con el 9% de media en la Unión Europea, según Eurostat.

Con 671.468 infecciones acumuladas, España tiene el mayor número de casos de coronavirus en Europa occidental. Más de 30.663 personas han muerto desde el inicio de la pandemia en el país.

Reuters

About el comunista (68216 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: