La Audiencia Nacional española absuelve a Rodrigo Rato por la salida a bolsa de Bankia

La Audiencia Nacional absolvió al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, de los cargos de estafa a inversores y falsedad contable por la fallida salida a bolsa del banco nacionalizado en 2011.

La sentencia de casi 450 páginas de la sala de lo Penal de la Audiencia divulgada el martes absuelve también a otros 33 acusados y entidades, entre ellas Bankia, que actualmente está en proceso de fusión con Caixabank.

El fallo, muy esperado, llega casi dos años después del comienzo del juicio y es un asunto con elevada carga política y social, ya que más de 300.000 pequeños accionistas perdieron su inversión en un banco que, un año después de salir a bolsa, tuvo que ser rescatado por el Estado.

Rato, que también fue ministro de Economía de España con el conservador José María Aznar y dirigió el Fondo Monetario Internacional de 2004 a 2007, siempre rechazó las acusaciones. El martes, su abogado no respondió a una solicitud de comentarios.

Bankia, que durante el juicio rechazó las acusaciones de fraude y falsedad contable, no hizo comentarios sobre la sentencia.

Rato, que dimitió como presidente de Bankia en mayo de 2012, se encuentra actualmente en prisión cumpliendo una condena de 4 años y medio por el escándalo de las «tarjetas black», un caso que implicó el uso irregular de tarjetas de crédito por parte de antiguos consejeros y directivos de Caja Madrid y posteriormente de Bankia tras la fusión de la entidad madrileña con otras antiguas cajas de ahorros.

Menos de un año después de que Bankia captara 3.100 millones de euros (3.500 millones de dólares) con su oferta pública de venta en julio de 2011, el banco tuvo que reformular un beneficio ligeramente superior a los 300 millones de euros en 2011 para reconocer pérdidas por 3.000 millones de euros.

Las cuentas de 2011 fueron reformuladas por el actual equipo directivo de Bankia, encabezado por el presidente José Ignacio Goirigolzarri, que ha sido designado para ocupar el cargo de presidente de la nueva entidad fusionada con Caixabank.

La Audiencia dijo en el fallo que la información contenida en el folleto de salida a bolsa de Bankia era exacta y más que suficiente para que los inversores institucionales y minoristas se formaran una opinión razonada sobre el valor de la empresa y que cualquier riesgo había sido bien señalado.

Además, el tribunal destacó que la operación tenía la bendición de los supervisores nacionales y europeos, incluyendo el Banco de España, la CNMV, el FROB y la EBA.

Durante el juicio, Rato atribuyó la reformulación contable a las amortizaciones contra pérdidas futuras realizadas cuando el banco cambió de directiva, en lugar de a las pérdidas acontecidas cuando él estaba al cargo. Aseguró además que el Banco de España estaba al tanto de sus decisiones que, en su opinión, se tomaron en el mejor interés de los accionistas.

Bankia nació en 2010 a partir de la fusión de siete cajas de ahorros que no cotizaban en bolsa y tuvo que ser rescatada con fondos públicos de 22.400 millones de euros (26.500 millones de dólares) en 2012, en el punto álgido de la crisis económica y financiera en España.

En un proceso civil paralelo, Bankia ha tenido que compensar a accionistas minoritarios por unos 1.900 millones de euros por su salida a bolsa.

Reuters

About el comunista (68116 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: