El Congreso español da luz verde a la comisión de investigación sobre la Operación Kitchen

Había sido solicitada por los grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos.

La formación morada ha adelantado que pedirá las comparecencias de Mariano Rajoy y Pablo Casado.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves a la creación de una comisión de investigación sobre la Operación Kitchen, como se denominó al operativo que se desplegó supuestamente desde el Ministerio del Interior en la etapa del ‘popular’ Jorge Fernández Díaz para espiar el extesorero del PP Luis Bárcenas y recabar pruebas que pudieran implicar a dirigentes del partido.

La iniciativa de poner en marcha esta comisión surgió de los dos grupos que conforman el Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos, que solicitaron a la Cámara que investigue «la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción», durante los mandatos de Gobierno de los ‘populares’.

La comisión ha salido adelante con 206 votos a favor, 88 en contra y 54 abstenciones, gracias al apoyo también de Ciudadanos, PNV, los partidos independentistas, Más País-Equo y Compromís. El PP y Foro Asturias han votado en contra, mientras que Vox y Coalición Canaria se han abstenido.

Rajoy y Casado, entre los posibles comparecientes

Una vez que aprobada su creación, el siguiente paso será que los grupos pacten la Presidencia y el resto de miembros de la Mesa que dirigirá los trabajos de este órgano, para que se pueda constituir, y empezar a citar comparecientes. El plan inicial es que trabaje durante tres meses, aunque ese plazo se podrá prorrogar si así lo acuerda el Pleno.

Unidas Podemos ya ha adelantado su intención de citar ante la comisión al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y al actual presidente del PP, Pablo Casado, al que el PSOE no descarta someter a interrogatorio.

También se espera que tengan que desfilar ante este órgano el exministro Jorge Fernández Díaz, que fue imputado en la causa, también quien fuera su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y la exsecretaria general del PP y ex ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Un debate bronco

El debate que ha precedido a la votación ha sido áspero y bronco, pues ha estado plagado de acusaciones entre los diputados y numerosas referencias a casos de corrupción, desde los ERE de Andalucía a la Gürtel.

Al presentar la iniciativa, el socialista Felipe Sicilia ha señalado que elPP «montó «la Kitchen para tapar diez años de corrupción generalizada e institucionalizada y el lodazal en el que habían convertido la Calle Génova». También ha acusado al PP de «haber llevado la podredumbre y la corrupción del despacho de Bárcenas al despacho del Ministerio del Interior».

Para el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, la Kitchen no es un asunto de «manzanas podridas» ni algo que ocurrió cuando el actual líder del PP era «un mero diputado por Ávila», sino que todo apunta a que su antecesor, Mariano Rajoy, y la ex secretaria general María Dolores de Cospedal, tenían conocimiento de la misma.  Y ha anticipado que si la investigación confirma esta tesis habrá que aplicar al PP el artículo 22.2 de la Constitución que establece que «las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delitos son ilegales».

La portavoz de Interior del PP,  Ana Vázquez, ha acusado a los partidos del Gobierno «más miserable» de pretender «aniquilar» a la oposición investigando a un Ejeccutivo de «hace nueve años» mientras impiden que el Congreso abra pesquisas sobre su «funesta» gestión de la pandemia del coronavirus. A la retahíla de casos de corrupción del PP que ha citado Sicilia ha replicado Vázquez con los ERES, la «financiación irregular» de Podemos y hasta con el ‘Caso Roldán’ de los años 90 del siglo pasado. 

Por su parte, el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, ha reprochado al PSOE y Podemos que solo quieran investigar la «corrupción ajena» cuando esta lacra no tiene «siglas» ni «ideología». Cs ha apoyado la investigación y ha recomendado al PP que «admita errores, pida perdón» y se «responsabilice» de las cosas que ha hecho su partido, aunque, a su juicio, posiblemente Casado «no tenga nada que ver» con la Kitchen. «Ya veremos qué pasa con Rajoy», ha deslizado.

Independentistas a favor que se investigue todas las «cloacas» de Interior

A favor se ha manifestado Bildu, cuyo diputado, Oskar Matute, considera que la Operación Kitchen es «la continuación» de la Gürtel» y solo falta investigar también «a los corruptores». Tras remarcar que «las cloacas» de Interior no nacieron con el PP, ha pedido «investigar a todo el mundo». «Apoyaremos investigar y que se llegue al fondo, caiga quien caiga», ha añadido por su parte Albert Botran, de la CUP, quien ya ha señalado al rey emérito.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, cree que «el reproche judicial no anula el reproche político» y por ello apoya la comisión aunque admite que la Justicia no va a facilitar al Congreso toda la documentación que se pida, al estar sub iudice el caso, y cree que se usará «para embarrar la pista» y para «largarse calificativos de brocha gorda».

Desde el BNG, Néstor Rego, ha demandado saber «qué maldades tuvieron que hacer para salvar a Rajoy y al Gobierno corrupto del PP», mientras que la potavoz adjunta de Junts, Miriam Nogueras, ha acusado a PSOE y PP de «taparse mutuamente sus vergüenzas» pese a sus «gesticulaciones», como cuando hace tres años se opusieron a enviar a la Fiscalía las conclusiones de la comisión sobre las llamadas ‘cloacas’ de Interior.

También se ha referido a aquella investigación el portavoz de ERC, Gabriel Rufián: «Que ustedes creen que su país es su cortijo se sabe hace tres años», ha indicado. Además, ha avanzado que intentarán que ahora sí comparezca Villarejo cuya citación se vetó en aquella comisión. «Ha trabajado para 14 ministros, no todos del PP», ha recordado antes de advertir a los ‘populares’ de que «la basura siempre flota».

La secretaria general del grupo parlamentario de Vox, Macarena Olona, ha recriminado al PSOE que pretenda «arrastrar al fango y castigar en el hígado al PP» con esta investigación. Y aunque pide que caiga «todo el peso de la ley» sobre los responsables si los hechos se demuestran en sede judicial, se ha abstenido en la votación porque considera que sus promotores no están moralmente legitimados para pedir que se investigue al PP mientras bloquean que se haga lo mismo con Podemos.

También se ha abstenido la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, que ha criticado el cruce de reproches entre los grandes partidos.

El voto en contra del PP sólo ha sido secundado por el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, quien considera que «la vocación patibularia» de «los nuevos inquisidores 2.0» envilece a política, y ha criticado que se quiera llevar al estrado incluso al líder de la oposición, Pablo Casado, pese a que nunca ha tenido responsabilidad de Gobierno.

RTVE

About el comunista (68506 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: