La COVID-19 infecta cada vez más a niños y adolescentes estadounidenses

Tras atacar a los ancianos durante la primavera, la pandemia del nuevo coronavirus infecta cada vez más a los niños y adolescentes estadounidenses por la reapertura de escuelas y la reanudación de encuentros deportivos, citas para jugar y otras actividades.

Los de todas las edades ahora representan hasta el 10 % de los casos de la COVID-19 en Estados Unidos, comparado con el 2 % de abril, anunció la Academia Estadounidense de Pediatría.

Con esa apreciación coincidieron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), según los cuales, la incidencia de la pandemia en los menores comenzó a aumentar a principios de septiembre, luego de que muchos regresaron a las aulas.

El número de adolescentes llegó aproximadamente dos veces mayor que el de los pequeños, de acuerdo con el reporte de los CDC, citados por INFOMED, la Red de Salud de Cuba.

La doctora Sally Goza, presidenta de la Academia Estadounidense de Pediatría, dijo que el alza en los números es una gran preocupación y pone de manifiesto la importancia de portar mascarillas, lavarse las manos, el distanciamiento social y otras medidas.

Si bien los niños generalmente no se enferman del coronavirus tanto como los adultos, no son inmunes, y hay mucho que aprender sobre la facilidad con el que pueden transmitirlo a otras personas, señaló en un comunicado.

Expertos en salud pública comentaron que el repunte probablemente refleja una mayor propagación del virus en la comunidad en general.

Dijeron que muchos niños que se están enfermando probablemente no se contagiaron en las aulas, donde se ha implementado el uso de mascarillas y otras medidas preventivas.

Hay casos de universitarios vinculados con fiestas y salidas a bares, y consideraron que los pequeños pudieron haber contraído el virus en citas para jugar, en actividades deportivas y en otras donde no se toman precauciones, comentó la doctora Leana Wen, especialista en salud pública de la Universidad George Washington.

Estudios a nivel mundial indican que la enseñanza presencial puede ser segura cuando las tasas de transmisión en la comunidad en general son bajas, de acuerdo con los CDC.

Sin embargo, profesionales de la Organización Mundial de la Salud afirman que todavía falta mucho por investigar para llegar a resultados concluyentes sobre las reacciones de los niños ante la enfermedad, su capacidad de transmitirla o el por qué es en ellos menos severa que en los adultos.

A pesar de eso, en relación con el impacto de la enfermedad en un sector poblacional tan vulnerable, ya existen interesantes aportes que arrojan luces sobre los síntomas, la carga viral o las secuelas físicas y sicológicas que deja la pandemia en ellos, estimaron.

Desde abril del presente año, por ejemplo, médicos en el Reino Unido identificaron un aumento de niños positivos al SARS-COV-2, que presentaban un síndrome inflamatorio multisistémico, algo similar ocurrió en Nueva York y también hubo reportes en otras naciones.

En declaraciones a National Geographic, Rachel Graham, epidemióloga de la Universidad de Carolina del Norte, explicó que sería necesario hacer estudios más prolongados a niños recuperados de la COVID-19, para medir verdaderamente las posibles secuelas de ese padecimiento.

Pero al desarrollar complicaciones con menos frecuencia que otros grupos de edades, es menor el número de investigaciones existentes al respecto, aunque también se identificó que la diarrea, vómitos y calambres estomacales, podrían ser en los menores síntomas esenciales que anuncien la presencia de la COVID-19.

ACN

About el comunista (68116 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: