Biólogos marinos piden controlar la llegada de especies invasoras en barcos

Biólogos del Instituto español de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) han alertado de la necesidad de controlar la llegada de especies invasoras a través del tráfico marítimo, después de que hace unos meses un submarinista capturó en el rompeolas de Barcelona un pez originario del océano Índico que habría llegado en algún barco.

Biólogos del ICM han estudiado la procedencia del pez, un ejemplar de la especie tropical Acanthopagrus bifasciatu, que fue capturado en Barcelona el pasado mes de noviembre y han concluido que no es una especie asentada en el Mediterráneo y que podría haber llegado aprovechando el tráfico marítimo.

Detección de especies invasoras

Los biólogos, que han pedido a las asociaciones de submarinistas que den aviso si detectan ésta u otras posibles especies invasoras, han comprobado que es el segundo ejemplar de esta especie registrado en el Mediterráneo y que antes sólo se había visto uno en Túnez en 2014.

Los expertos sugieren que este nuevo ejemplar de Acanthopagrus bifasciatus podría haber llegado hasta la costa catalana a través del tráfico marítimo y que es poco probable que la especie se haya establecido en el Mediterráneo, según el estudio, que ha publicado la revista ‘BioInvasions Records’.

“Al no haber sido detectada más que en una ocasión en Túnez hace 6 años, es poco probable que haya una población de Acanthopagrus bifasciatus establecida en el Mediterráneo, por lo que podría haber llegado hasta aquí a través del tráfico marítimo”, ha resumido Alfredo García de Vinuesa, investigador del ICM-CSIC y autor principal del estudio.

García de Vinuesa ha añadido que “la hipótesis más plausible es que el ejemplar venga del Mar Rojo” y ha alertado del peligro de que otras especies invasoras se introduzcan en el Mediterráneo noroccidental del mismo modo.

“Este hallazgo es una llamada de atención a la administración, que debería de revisar los protocolos del tránsito marítimo y concienciar a la población de los desequilibrios en las poblaciones autóctonas, ya que pueden causar la introducción de especies invasoras”, ha advertido el biólogo marino.

Cambio climático y actividad humana

Según García de Vinuesa, estudios recientes ya han revelado que especies invasoras que han cruzado el canal de Suez, tanto por el cambio climático como por la actividad humana, están causando impactos ecológicos y socioeconómicos muy graves en el Mediterráneo, como es el caso del pez conejo (Siganus luridus y S.rivulatus), el Lagocephalus sceleratus, una especie de pez globo extremadamente venenoso, y el pez escorpión (Pterois miles).

La temperatura media del agua del Mediterráneo es mucho menor que la del Mar Rojo, un brazo del océano Índico a medio camino entre África y Asia, por lo que allí se hallan especies de afinidad tropical, mientras que las del Mediterráneo están acostumbradas a vivir en aguas más frías.

No obstante, desde la apertura del canal de Suez se han empezado a detectar especies tropicales en el Mediterráneo -sobre todo en la parte oriental- y que, debido al calentamiento global, encuentran ahora mejores condiciones en el Mediterráneo.

EFEverde

About el comunista (68243 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: