La flor de tulipán rebrota en Kirguistán

Ucrania, Bielorrusia, Armenia y Azerbaiyán acaparan titulares habitualmente en los medios de prensa internacionales. Pero en estos días se sumó Kirguistán, otro país del espacio postsoviético afectado por una crisis. Desde el lunes la nación de Asia Central vive unos acontecimientos que se asemejan mucho a lo que en 2005 se le llamó la Revolución de los Tulipanes.

Por Eugenia Khavronich*

El lunes en la capital kirguisa, Biskek, estallaron protestas contra los resultados de las elecciones parlamentarias en las que ganaron los partidos oficialistas Birimdik y Mekenim Kirguistán.

Las protestas derivaron en choques con las fuerzas de seguridad y luego los manifestantes, en tan solo dos días, hicieron algo que no logró la oposición bielorrusa en su país en dos meses: ocupar el parlamento y otras instituciones públicas, excarcelar al expresidente Almazbek Atambáev, al ex primer ministro Sapar Isákov y al exdiputado Sadir Zhapárov. También tomaron el control de la televisión estatal, crearon un consejo de coordinación que aspiraba a suplantar las funciones del parlamento, pero tuvieron discrepancias internas y crearon un consejo alternativo.

La Comisión Electoral Central ya se comprometió a convocar unos nuevos comicios al anular los resultados de la votación, y, además, presentaron sus dimisiones el primer ministro, Kubatbek Boronov, y el presidente del Parlamento, Dastán Dzhumabékov.

LA TRADICIÓN DE LAS REVOLUCIONES

De acuerdo con la tradición de las revoluciones kirguisas, los manifestantes ocuparon la Casa Blanca, el lugar de trabajo del presidente y los parlamentarios, y prendieron fuego al edificio, al igual que durante la segunda revolución en 2010. Por supuesto, estuvo fue acompañado de saqueos, y en medio del caos total, llegan los «tiburones», que dejan secuelas en los yacimientos auríferos y la minerías, lo que, sin duda, tendrá un impacto sobre la economía del país.

«Si la incertidumbre política continúa, eso afectará las inversiones extranjeras directas», advirtió el vicepresidente adjunto de la agencia de calificación Moody’s, Christian Fang, en sus comentarios a Sputnik.

Tampoco puede faltar esta vez la tradicional fuga del presidente. Aunque por ahora, el jefe interino del Ministerio del Interior del país, Kursan Asánov, declaró que el paradero de Sooronbái Zheenbékov se desconoce.

Sin embargo, la portavoz del mandatario aseguró que «está en Biskek, donde lleva a cabo negociaciones con las fuerzas políticas». Zheenbékov está dispuesto a luchar pero parece que todo es cuestión de tiempo, vista la presión de los manifestantes y los diputados opositores, que insisten en su dimisión.

Todo lo que está sucediendo da la impresión de que la flor de tulipán de la primera revolución kirguisa nunca se ha marchitado y la lucha entre los clanes, específica para ese país asiático, nunca ha terminado.

SOCIOS DE RUSIA EN APUROS

El Kremlin expresó preocupación por la situación en Kirguistán y lamentó que parte del potencial de conflictos «se concentre en torno a las fronteras rusas».

«En todo caso, se trata de los países cercanos a nosotros, me refiero a Bielorrusia, Armenia, Azerbaiyán y Kirguistán», comentó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al descartar que el círculo de conflictos se restrinja en torno a Rusia.

Los expertos coinciden en que más allá de quien esté en el poder en Kirguistán, su política exterior cambiará poco.

«No tienen muchas opciones, Kirguistán tiene una fuerte dependencia económica con Rusia», declaró a Sputnik Ígor Jmelev, catedrático del departamento de empresas internacionales y aduanas de la Universidad Rusa de Economía Plejánov.

Según el experto, un tercio del comercio exterior kirguís corresponde a los países de la Unión Económica Euroasiática, entre ellos Rusia, que representa más del 60 por ciento. Además, Kirguistán recibe ayuda financiera rusa.

En ese contexto, la única verdadera preocupación de Moscú es la seguridad de sus nacionales residentes en Kirguistán.

«Esperamos que se garantice la seguridad de los ciudadanos rusos que se encuentran en la República de Kirguistán, así como la protección de las representaciones oficiales, organizaciones y compañías rusas y su propiedad», expresó en un comunicado la Cancillería.

*Sputnik

About el comunista (68243 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: