El misterio de las orcas que golpean barcos frente a las costas de España

Desde julio de este año ha habido al menos 33 ataques realizados por las orcas contra pequeños barcos. Estos extraños incidentes han causado daños a las embarcaciones y algunas incluso han quedado inhabilitadas.

Los científicos están tratando de averiguar por qué las orcas parecen haberle declarado la guerra a los barcos de pesca españoles.

Desde julio de 2020 los expertos han registrado unos 30 ataques contra pequeñas embarcaciones, la mayoría de ellos han tenido lugar frente a la costa noroeste de España. Además, seis barcos fueron golpeados por los mamíferos en el Estrecho de Gibraltar y cinco en aguas de Portugal.

El problema se está volviendo tan grave que las autoridades españolas han aconsejado a las pequeñas embarcaciones que no naveguen a lo largo de este tramo de costa. Así, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya ha tomado cartas en el asunto para poner remedio a la situación. El 23 de septiembre entró en vigor una limitación de la navegación a veleros de hasta 15 metros de eslora en la franja litoral de Cabo Prioriño, en Ferrol, a Estaca de Bares, en Mañón (la provincia de La Coruña).

Los científicos evalúan si los animales, que al parecer están heridos, golpean los barcos en venganza tras una colisión con ellos o si se hacen daño cuando atacan barcos a alta velocidad.

Parece que las orcas tienen un método para actuar: apuntan a los timones de los barcos, que se consideran como la parte más débil de una embarcación. Pero puede ser que los mamíferos marinos se sientan atraídos por el ruido que el timón hace bajo el agua.

 

 

Los biólogos marinos Alfredo López, doctor en Biología por la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y miembro de la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA), y su colega José Cedeira están dirigiendo un equipo para investigar esta serie de ataques sin precedentes. Los científicos reciben los datos de observación y se entrevistan con la tripulación de los barcos dañados.

Alfredo López explicó a ABC que se han identificado trece ejemplares entre los tres grupos de orcas. Pero las que realizan estas interacciones con las embarcaciones son solo dos o tres ejemplares, afirma el científico. Efectivamente, al menos el 61% de los incidentes parecen involucrar al mismo grupo de orcas, denominadas por los investigadores Gladis Black, Gladis White y Gladis Grey. Pero otras dos especies de orcas también pueden haber estado involucradas en algunos ataques. 

Según López, no se descarta que estos ataques se produzcan por la búsqueda de alimento, pero no se baraja el confinamiento como uno de los motivos. 

Los científicos aún no acaban de entender la razón de este comportamiento poco común. Es posible que las orcas se sientan amenazadas por los barcos porque una de ellas fue herida por una embarcación pequeña en el pasado. Otra teoría es que lo están haciendo solo por diversión: el hecho de que los barcos, que se mueven rápidamente, se detengan después de ser atacados puede ser divertido para los mamíferos jóvenes.

Pero estos ataques no son tan divertidos para las tripulaciones. A finales de julio, Victoria Morris estaba a bordo de un barco al lado del Cabo Trafalgar que estaba rodeado por nueve orcas. El ataque de las orcas duró más de una hora y los cetáceos golpeaban con tanta fuerza que al final el timón se rompió y el motor falló. 

«El ruido era realmente aterrador, las orcas estaban atacando la quilla, había un eco horrible, pensé que podrían voltear el barco», le comentó la testigo a The Guardian.

La mujer recuerda este ruido ensordecedor que se producía mientras los mamíferos se comunicaban, silbándose uno a otro. 

«Era tan fuerte que tuvimos que gritar», recuerda la víctima.

Parece que el ataque estaba «totalmente orquestado», afirma Victoria Morris. Cuando su barco fue remolcado al puerto, faltaba una gran parte del timón y el resto estaba cubierto de marcas de dientes. 

Hay más testimonios de estos encuentros imprevistos con los mamíferos. En el mismo mes de julio la pareja británica Beverly Harris y Kevin Large, informaron que su yate fue detenido por las orcas y giró varias veces sobre su eje. El timonel de otra embarcación recuerda cuando las orcas chocaron contra el timón de su barco, lo que también duró aproximadamente una hora. Uno de los miembros de su tripulación, Alfonso Gómez-Jordana Martín, explicó más tarde: «Una vez que nos detuvimos, llegaron más rápido, desde una distancia de unos 25 metros». 

El 30 de agosto, tres orcas adultas persiguieron durante varios minutos al velero deportivo el Mirfak, de la Armada española, mientras navegaba en las Rías Baixas (Galicia), y después de varios golpes provocaron la rotura parcial del timón. Poco después, los cetáceos se alejaron de la embarcación para entretenerse mordisqueando la pieza rota flotando en el agua. 

El 22 de septiembre una pandilla de orcas asaltó el yate de Graeme Walker durante unos 45 minutos. Un testigo afirmó que ninguno de los miembros de su tripulación había pasado antes por algo parecido.

«Sentí un golpe en el barco y me sacaron el timón de la mano», recuerda.

El 24 de septiembre la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima tuvo que remolcar una embarcación a la deriva tras un encuentro con este tipo de cetáceos. El barco quedó sin timón cuando navegaba frente a las costas gallegas. 

A finales de septiembre un yate, que viajaba de España al Reino Unido, fue golpeado al menos 15 veces por los cetáceos.

La bióloga marina Rocío Espada piensa que se trata de un tipo de comportamiento completamente nuevo entre los mamíferos oceánicos.

«Para las orcas sacar un pedazo de un timón de fibra de vidrio es una locura», afirma.

La científica comenta que ha visto a estas orcas crecer desde que eran bebés, conoce sus historias de vida y nunca ha observado ni oído hablar de este tipo de ataques.

Lori Marino, de Whale Sanctuary Project, explica que hay una evidencia de que estos animales son muy inteligentes y son muy capaces de «defender su territorio o recursos» contra cualquier cosa o cualquier persona que perciben como un invasor.

Afortunadamente, los miembros de las tripulaciones no han sufrido daños y están sanos y salvos.

Sputnik

About el comunista (68269 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: