Lavrov: expulsión de diplomáticos rusos es signo de debilidad de Europa ante EEUU

Las decisiones de los socios europeos de expulsar a los diplomáticos rusos por acusaciones de espionaje u otras razones reflejan su propensión a la rusofobia exportada por EEUU, declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

«Las decisiones de nuestros socios sobre la expulsión de diplomáticos rusos por acusaciones de espionaje o por otras razones reflejan no solo la práctica diplomática, sino su debilidad ante los ánimos rusófobos que los estadounidenses están tratando de inculcar en Europa», dijo Lavrov en una entrevista con emisoras rusas, incluida la radio Sputnik.

El canciller ruso afirmó que de esta manera Washington busca «alejar a Europa del gas ruso, así como de los productos militares rusos y de muchas otras cosas, para reemplazarlos por sus propios artículos que serán más caros».

El 23 de septiembre el Ministerio de Exteriores de Bulgaria afirmó que dos empleados de la representación comercial de Rusia en Sofía fueron expulsados del país por supuestamente buscar información sobre los planes de modernización del Ejército.

Sin embargo, el Gobierno búlgaro no presentó pruebas que sustenten sus imputaciones.

Desde Rusia calificaron de «infundadas» las acusaciones de Sofía y prometieron medidas de respuesta.

Sanciones de la UE a Rusia

Además, en una rueda de prensa al término de una reunión con su par italiano Luigi Di Maio, Lavrov señaló que las sanciones de la UE contra Rusia son el resultado de la presión de EEUU.

«La Unión Europea avanza cada vez más hacia la sustitución del arte diplomático por sanciones (…) vemos en esto no solo un ejemplo que están dando los estadounidenses, sino también el resultado de la presión directa de Estados Unidos sobre sus colegas y aliados europeos», dijo Lavrov. 

Subrayó que «por supuesto, la política actual de la Unión Europea [con respecto a Rusia] no se quedará sin consecuencias».

Lavrov agregó que las relaciones actuales entre Moscú y Bruselas «generan una seria preocupación».

Precisó que en las conversaciones con el ministro de Asuntos Exteriores italiano, las partes destacaron que las medidas hostiles de Bruselas y especialmente de varios miembros «rusofóbicos» de la UE socavan el potencial de cooperación a gran escala entre Moscú y la UE.

«Al mismo tiempo, valoramos y seguimos viendo el deseo de los socios italianos de seguir manteniendo el potencial constructivo de nuestras relaciones», puntualizó el ministro ruso.

A su vez, Di Maio declaró que lo ocurrido con el opositor ruso Alexéi Navalni no puede quedarse sin consecuencias.

«Durante nuestra reunión con Serguéi no pudimos mencionar un intento de asesinar a Navalni, ya que es un evento que conmocionó a la opinión pública italiana y, al mismo tiempo, una grave violación del derecho internacional (…) que no puede quedar sin consecuencias», dijo el canciller italiano.

Agregó que el Gobierno de Italia llama a Rusia a que lleve a cabo una investigación que podría arrojar luz sobre quién es el responsable de lo ocurrido con Navalni.

Este 14 de octubre, según la agencia DPA, que cita a unos diplomáticos, la UE acordó las sanciones contra seis personas y una organización de Rusia por el caso del opositor ruso Alexéi Navalni.

El 13 de octubre, al comentar el caso de Navalni, el jefe de la diplomacia rusa no excluyó una posible suspensión del diálogo entre Moscú y Bruselas.

Al mismo tiempo, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, durante una conversación telefónica con Lavrov abogó por mantener abiertos los canales de comunicación con Rusia y fortalecer la cooperación en temas de interés mutuo pero advirtió que se están preparando sanciones contra las personas supuestamente vinculadas con el caso Navalni.

La UE presiona a Rusia para que investigue lo ocurrido con Navalni.

Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo Novichok. Mientras que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) declaró que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia análoga por sus características a ese agente letal.

Moscú califica de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y espera respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

El propio Navalni ya recibió el alta médica del hospital alemán Charité el 22 de septiembre. El opositor había sido transportado a Alemania desde Rusia el pasado 22 de agosto después de pasar dos días en un hospital de la ciudad rusa de Omsk, donde había sido ingresado tras perder el conocimiento durante un vuelo procedente de la ciudad rusa de Tomsk. 

Sputnik

About el comunista (68517 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: