Día de la Lealtad: la fecha que marcó un antes y un después en la política argentina

El 17 de octubre no es un día como cualquier otro para Argentina. Hace 75 años, la política de ese país sufrió un revés muy grande: a partir de una histórica movilización obrera que pedía la liberación de Juan Domingo Perón (1946-1955), nació el movimiento político más importante, que genera las pasiones y rechazos más grandes: el peronismo.

Por Lucía Barrios*

Definido por algunos como la representación de la justicia social y por otros como el representante del fascismo en Argentina, a partir del 17 de octubre de 1945 el peronismo asumió el protagonismo de la política del país hasta hoy: el actual presidente Alberto Fernández no duda en catalogarse como peronista.

Desde aquel entonces han circulado muchas versiones de ese amplio movimiento político argentino, que ha sabido sobrevivir al paso del tiempo.

«El 17 de octubre es el día fundacional del peronismo, donde una gigantesca manifestación popular da el apoyo a Perón para lograr su liberación. Es un momento de quiebre en la historia de nuestro país, en la que nace el movimiento político más importante», dijo a Sputnik el historiador y docente de la estatal Universidad Nacional de San Martín, Juan Francisco Martínez.

Por su parte, la historiadora y profesora de la Universidad de Buenos Aires, Julia Rosemberg, dijo a esta agencia que el Día de la Lealtad es una fecha que «marca un antes y un después» en la política argentina. «Es muy importante porque sella, da a luz, al vínculo profundo que se entramó entre Perón y el pueblo», agregó.

Antes del 17 de octubre de 1945, Perón ejercía, desde 1943, como secretario de Trabajo y Previsión hasta que fue preso, lo que motivó el enojo de las masas.

«Ese día los trabajadores salieron a las calles, tomaron la Plaza de Mayo, en una gigantesca movilización nunca antes vista en el país, y lograron la liberación de Perón y la convocatoria a elecciones. Desde ese momento Perón se convierte en la figura central de la política argentina, llegando a la presidencia», dijo Martínez.

¿QUÉ ES EL PERONISMO?

Ambos historiadores dicen que esta es una pregunta «muy difícil» de contestar. Martínez señaló que históricamente hubo una «incomprensión muy grande» de lo que fue el peronismo. Explicó que, desde los inicios, sectores de derecha y de izquierda lo vieron como una versión local del fascismo.

«Este es un mito que sigue muy presente en sectores del antiperonismo. Por tanto, es muy difícil definirlo, hay una interpretación muy negativa, que todavía está presente», agregó.

Sin embargo, el historiador lo definió como un «movimiento amplio, multisectorial y policlasista». Durante la época de Perón se buscó un desarrollo nacional, autónomo, industrial, con una perspectiva de integración regional latinoamericana, afirmó.

«Hay tres banderas centrales del peronismo: la idea de independencia económica, la justicia social y la soberanía política. Impulsó una gran transformación social, una gigantesca ampliación de derechos. Significó una gran reforma social y económica. También tuvo un elemento importante en términos de ampliación de soberanía frente a las potencias extranjeras como son Inglaterra y EEUU», explicó.

Por su parte, Rosemberg consideró que es un movimiento político que congrega a las masas y que ha sentado las bases para un modelo de país que hace 75 años está en pugna con otro pensamiento «más liberal y conservador» dentro de la sociedad argentina.

PRESENTE

Por otro lado, Rosemberg afirmó que el peronismo sigue estando tan presente, que el actual Gobierno está basado en ese movimiento. Incluso señaló que los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) también lo reflejaron.

«El Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) representaba el otro modelo de país, asociado a una política conservadora, al modelo neoliberal. El kirchnerismo y el Gobierno de Alberto Fernández disputan ese modelo de producción. No creo que el kirchnerismo haya opacado al peronismo; al contrario, lo ha reactualizado. El kirchnerismo es la forma que el peronismo encontró de tener lugar en el siglo XXI», reflexionó.

En la misma sintonía, Martínez señaló que con el ascenso de Néstor Kirchner al poder se «recuperó el peronismo», ya que muchos jóvenes volvieron a identificarse con ese movimiento político después de un proceso, iniciado en los años 90, en el que la sociedad argentina tenía un «gran desinterés por la política».

Consultado sobre si Alberto Fernández es peronista, consideró que sí lo es, pero señaló que al ser presidente de una gran coalición, como es el Frente de Todos, está expuesto a «grandes tensiones».

«Dentro de la coalición de Gobierno hay muchas tensiones. Alberto Fernández podría ser considerado como peronista, pero está al frente de una gran coalición que lo lleva a tener políticas ambivalentes», reflexionó.

*Sputnik

About el comunista (68037 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: