Gobierno de facto boliviano admite que intentó echar a diputado argentino

El Gobierno de Bolivia negó este sábado haber detenido al diputado argentino Federico Fagioli cuando arribó al país en misión de observador electoral, admitiendo en cambio que intentó echarlo por ser una «persona no grata» aunque finalmente pudo ingresar a pedido del Tribunal Electoral (TSE).

Fagioli «jamás estuvo preso, simplemente se le dijo que lo ayudábamos a salir a la frontera o que se fuera en avión para volverse a ir porque no era bienvenido», dijo en conferencia de prensa el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, sobre el incidente del viernes por la noche.

La retención por varias horas del diputado Fagioli en el aeropuerto de El Alto a poco más de un día de las elecciones generales desató en Argentina protestas del Gobierno de Alberto Fernández y en Bolivia de la Defensoría del Pueblo, del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de la defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

Murillo, hombre fuerte del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, dio a entender que Fagioli era uno de los extranjeros a los que se refería cuando amenazó el viernes con expulsar o encarcelar a los observadores que provoquen violencia en Bolivia.

El caso desató también nuevos roces con el parlamento, cuya presidenta Eva Copa, del MAS, dijo que el diputado argentino había sido invitado por el órgano legislativo para participar como veedor de las elecciones.

«Faltan pocos días para que Bolivia vuelva al camino de la democracia», dijo vía Twitter la senadora Copa, quien sostuvo previamente que no reconocía a Murillo como Ministro de Gobierno porque el parlamento lo censuró el miércoles pasado por no asistir a una interpelación.

El ministro explicó que otros miembros de la delegación parlamentaria argentina ingresaron sin dificultad y que en el caso de Fagioli los servicios de Migración detectaron que habría mentido al registrarse como turista.

Sin embargo, reconoció, la observación de fondo era que el Gobierno consideraba que Fagioli dañó la imagen de Bolivia cuando, integrando otra misión argentina en noviembre de 2019, denunció supuestos abusos, incluso violaciones a menores, cometidos por policías bolivianos que reprimían a opositores a Áñez.

«Este señor es una persona que le ha hecho daño a Bolivia y no queremos gente que venga hacer injerencia en nuestro país (…) se le dijo que no era bienvenido a Bolivia y que por favor regresara a su país», insistió Murillo.

Añadió qe el Gobierno no veía en Fagioli a un observador electoral sino a un invitado del parlamento, y que fue admitido atendiendo un pedido del TSE al que se sumó la Organización de Estados Americanos, «para no causar problemas» al proceso electoral.

Sputnik

About el comunista (68156 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: