Barcelona reivindica la mujer africana con las pinturas de Irene López de Castro

El orgullo de la «nueva mujer africana» llegó a Barcelona de la mano de la artista Irene López de Castro, que a través de sus pinturas, exhibidas en el Real Círculo Artístico de la ciudad, expone su mirada sobre la lucha vital de las mujeres de Tombuctú, en el corazón de Malí.

Por Nora Olivé*

Conocida como «la ciudad de los 333 santos», esta localidad africana sugiere a menudo un lugar lejano y difícil de alcanzar que, tal como afirmó López de Castro durante la presentación de la muestra que se inaugura este 16 de octubre, «se encuentra en realidad en el centro del mundo».

Asidua y enamorada desde hace décadas de las tierras africanas, esta pintora española, licenciada en la Universidad Complutense de Madrid, trae a España, mediante su obra, las estampas de una ciudad prácticamente inaccesible a los visitantes tras la invasión del Daesh (acrónimo árabe de Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países) en 2012.

«Es la primera vez que dedico una exposición a las mujeres de Malí aunque me llevan inspirando 30 años, estas mujeres iluminan el día de hoy y van a iluminar este espacio», dijo la pintora en su visita a Barcelona.

Presentada por Gram-Wilhelm, la muestra tiene como principal objetivo la recaudación de fondos para la Asociación Gouna-Tiere, dirigida por la cooperante humanitaria maliense Haoua Touré.

Las obras expuestas y a la venta muestran escenas de la vida, o «lucha», como define su artista, diaria de las heroínas de Tombuctú, que mediante redes de apoyo mutuo buscan el restablecimiento del orgullo de la mujer africana.

UNA REALIDAD MUY PRÓXIMA

«Oímos hablar de Tombuctú como en la otra punta del mundo, pero no solo no está en la otra punta sino que está muy cerca, tienen problemas muy parecidos que los que tenemos aquí y podemos aprender mucho de la forma que tienen para resolverlos», afirmó la teniente de alcalde de Barcelona Laia Bonet durante el acto.

A través de asociaciones locales, las protagonistas de la exposición utilizan la cultura, el arte y el compromiso con el medioambiente para vencer las dificultades del día a día.

Un ejemplo de su tarea es el proyecto de limpieza y reciclaje de plásticos que llevan a cabo desde la entidad que dirige Haoua Touré y que focaliza los esfuerzos en la participación de las mujeres en la vida social y política de Tombuctú.

La exposición integrada por dibujos, acuarelas, pintura sobre tablas africanas y muestras de los cuadernos de viaje de la artista trasladan su experiencia directa con estas comunidades de mujeres y los lazos que durante años trazó con ellas.

Se trata de imágenes luminosas donde la figura femenina y los paisajes africanos cobran protagonismo en escenas tan cotidianas como el abrazo entre madre e hijo, la labor de un grupo de trabajadoras o la puesta de sol en el río Níger.

«Ellas están en el centro del mundo, allí y acá», subrayó la pintora, que se declara «enamorada» de Malí desde hace «media vida».

MUJERES DE TOMBUCTÚ EN TODO EL MUNDO

Presentada por el grupo Gram-Wilhelm, la exhibición cuenta con el apoyo del Departamento de Cultura del Gobierno de Cataluña, el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona y el Instituto Catalunya África (ICA), cuyos representantes celebraron la llegada de las obras a Barcelona.

El presidente del ICA, Antonio Pérez Portabella, destacó que «detrás de cada uno de los cuadros» de López de Castro se halla «una mujer con una historia importante, que ha sufrido».

Gran parte de la selección está formada por retratos, a veces de cuerpo entero pero a menudo de un solo rostro anónimo de una de las mujeres de Tombuctú.

Por otro lado, las obras paisajísticas y las anotaciones de los cuadernos de viaje reflejan las vivencias directas de la artista en un continente con una geografía tan desconocida desde la óptica de España.

En algunas de las imágenes, López de Castro va más allá e intenta transmitir el dolor por el aislamiento que afecta a las comunidades del país tras el asedio yihadista, un sentimiento que equipara en una anotación al confinamiento durante la pandemia del covid-19.

«Todos hemos sentido lo que es estar aislado. Allí lo viven día a día desde 2021, la rebelión tuareg y el yihadismo han separado Malí, la paz es solo un recuerdo», dice la pintora.

«Es un compromiso difícil y lo que nos traslada Irene es una mano extendida al diálogo y otras maneras de entender la vida», dijo la delegada de Cultura del Gobierno de Cataluña, Maria Àngels Torras.

López de Castro demuestra con su obra que el compromiso de las mujeres con su entorno y la voluntad femenina de servir a la sociedad es un patrón que se repite por todo el mundo, tanto en Tombuctú como en Barcelona.

En definitiva, una mujer que hace visible la vida de otras mujeres, en concreto de un grupo que corre el riesgo de volverse invisible pese a ser parte esencial del engranaje que hace funcionar sociedades como la de Malí.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (69591 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: