Madres inmigrantes en Canarias denuncian que les quitan a sus hijos: «Es lo mismo que hace EEUU»

Madres inmigrantes que llegan en pateras a Canarias denuncian que las han separado de sus hijos. La Fiscalía General del Estado argumenta que buscan evitar el tráfico de menores. Activistas sociales alertan que esta práctica viola derechos humanos básicos.

Por Karen Méndez Loffredo*

«No es Estados Unidos, es España», con estas palabras, la defensora de derechos humanos y fundadora de Caminando Fronteras, Helena Maleno, compartía en sus redes sociales el testimonio de unas madres que denunciaban que las habían separado de sus hijos.

​»Hace tres meses que estamos aquí. Estamos sufriendo francamente. Casi todas tenemos hijos e hijas que nos quitaron hace más de tres meses. Desde que llegamos a España el 27 de agosto no hemos vuelto a ver a nuestros hijos», denunciaba el grupo de mujeres.

La fiscal jefa de Las Palmas argumentó al medio de comunicación Eldiario.es que lo que se busca es proteger a los menores de posible tráfico de niños y que serán devueltos una vez se compruebe el lazo consanguíneo. Se trata de un protocolo que, según denuncia Maleno y otras organizaciones defensoras de derechos humanos, ya se ha aplicado en otros territorios españoles como Andalucía, Ceuta y Melilla.

«El problema es que separan a las madres de sus hijos y las pruebas de ADN tardan meses en llegar, con lo cual, causan un daño terrible a las madres y a los niños. De hecho, el Estado español ya ha sido condenado por tribunales europeos por esas prácticas, porque, además, les quitan a los niños rápidamente, pero para devolverlos después hay muchos casos en los que han tardado un año o año y medio», denuncia Maleno.

La activista social española también alerta que el criterio para separar a una madre migrante de su hijo es simplemente la sospecha que puedan tener las autoridades.

Trabajadores sociales de Fuerteventura han declarado a la agencia EFE que una vez que las mujeres inmigrantes llegan a puerto son separados de sus hijos. A los adultos los envían a campamentos de emergencia y los niños son trasladados a un centro para menores extranjeros no acompañados.

«Pero son niños muy pequeños, niños de tres años, dos años. Hay una niña que dejó de comer, que no podía dormir. Tú has atravesado situaciones súper violentas con tu madre, te metes en el mar, atraviesas es océano Atlántico y después, cuando llegas, te separan de tu madre. Tú no lo entiendes. Nosotros tuvimos casos en Andalucía de niños que odiaban a sus madres porque pensaban que ellas les habían abandonado. Quitar un niño a una madre en el sistema español es muy fácil, pero devolvérselo es muy difícil. Hay madres que estuvieron un año separadas de sus hijos y que el hijo después de unos años tenía dolor con la madre porque pensaba que era la madre la que le había abandonado», lamenta Maleno.

¿Persecución a la migración?

La Fiscalía General del Estado afirmó el 21 de octubre a través de un comunicado que la orden de la fiscalía de Las Palmas de separar a los menores de edad de sus madres «surgió de la constatación, desde finales de 2019, de desapariciones en un número alarmante de casos de menores junto a las que decían ser sus madres». A su vez, indicó que se trataba de una medida de «carácter temporal».

«Claro, está bien, hay que proteger a los niños, a las niñas, a las madres. También ellos tienen derecho a estar en una unidad familiar. Hay que hacer las pruebas de ADN, si es lo que hacen para protegerlos de la trata, que hagan los test de ADN y que los resultados de esos test duren tres, cuatro o cinco días. ¿Hay posibilidades de que esto suceda así? Hay posibilidades», insiste Maleno.

«El problema aquí es que el enfoque con las mujeres migrantes no es un enfoque de derechos humanos, es un enfoque de persecución de la migración, un enfoque de criminalización y siempre interviene el que tiene más poder, que es el Ministerio del Interior, como pasa en EEUU. Pero es que cuando una persona está en tu territorio tienen que intervenir más ministerios porque es una persona y le tienen que garantizar derechos. Entonces, hay que garantizar que esas pruebas de ADN lleguen rápidamente y que mientras llegan los resultados las mujeres y los niños puedan estar en lugares juntos esperando ese test. Cuando lleguen los resultados entonces es el momento de tomar las medidas, porque estas mujeres que salen en ese vídeo saben que son las madres de esos niños. Por eso han salido en el vídeo», insiste Maleno.

Maleno reconoce que gracias a la presión que se hizo a través de las redes sociales, las autoridades canarias permitieron que después de dos meses, las mujeres inmigrantes que denunciaron pudieran visitar a sus hijos en el centro de menores. Aún falta que se los devuelvan.

«Son mujeres valientes que han defendido su derecho a estar con sus hijos. Esperemos que esto sirva para que el Estado español no siga vulnerando el derecho de las madres y de los niños», expresa Maleno.

Por el momento, la Dirección General de Protección de la Infancia del Gobierno de Canarias y la Familia ha expresado su desacuerdo con la separación de los niños de sus madres, o quienes aseguran serlo, y la Fiscalía Superior de Canarias también informó que están reevaluando esta denunciada práctica.

«África está en crisis por el expolio de Europa»

Mientras tanto, la llegada de pateras a Canarias sigue en aumento. Más de 1.500 migrantes llegaron a las costas españolas en la última semana.

Migrantes de Marruecos caminan por la orilla escoltados por la Policía española tras llegar a la costa de Canarias. 20 de octubre de 2020
Migrantes de Marruecos caminan por la orilla escoltados por la Policía española tras llegar a la costa de Canarias.

«Está aumentando el número de inmigrantes que llegan a Canarias por muchas razones. Primero porque se ha militarizado el Mediterráneo por las políticas de control de fronteras, las mismas políticas de la disuasión, como se llaman en EEUU. Ahora mismo hay un negocio del control del movimiento. Las principales empresas de armamento europeas están invirtiendo en el control de movimiento», apunta Maleno.

«Frontex es una de las agencias que más dinero está consiguiendo. Entonces se cierran rutas y se abren rutas más peligrosas, como pasa en EEUU con esa política de la disuasión. Al abrirse rutas más peligrosas, como la ruta Atlántica o la ruta canaria, las redes criminales son más fuertes y la presión militar que se necesita también será mayor, que es lo que va a pasar ahora cuando se intente militarizar esa ruta. Así que todos están ganando: las empresas europeas de armamento ganan dinero, las redes criminales ganan dinero y, en medio de ello, los migrantes, en una crisis del COVID-19 no tienen más remedio que intentar salir», resalta Maleno.

La activista española también recuerda que Europa tiene una gran responsabilidad en esta situación migratoria de África hacia Europa.

«Los que están llegando desde Senegal es gente que tenía los bancos de pesca, llegaron las empresas europeas multinacionales y se quedaron con todos los bancos de pesca. Senegal se reconvirtió al turismo, ellos eran guías turísticos y ahora que está el COVID-19 y no hay turismo han cogido una patera y se han venido para España. El caso de los magrebís es un caso parecido. Marruecos está en una crisis económica brutal con el tema del COVID-19 y el caso de los malienses hay una guerra en Mali y están saliendo muchísimos desde Mauritania. La gente está siendo expulsada de sus territorios. África está en crisis por el expolio de Europa», denuncia Maleno.

*Sputmik

About ELCOMUNISTA.NET (69819 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: