El giro político en América Latina

El giro político en América Latina está en su curso político, el continente se ha visto alterado por diversos movimientos de poder y cambios políticos que, en un sentido general, apuntan a una reversión parcial del cuadro de cambio de régimen y profundización neoliberal que ha dominado la escena latinoamericana en los últimos años, con EE.UU. a la cabeza como principal operador y beneficiario.

Por Gilberto Díaz Meza*

*Caracas

Ya en EE. UU las cosas van a cambiar no sabemos si para bien o para mal, pero hay que esperar que va hacer este nuevo presidente. El panorama actual podría plantearse como un punto de cierre del ciclo de enfrentamiento y pugnas de amplio espectro que inició en el último trimestre del año 2019, cuando la movilización social, sobre todo en el arco del pacífico, puso contra las cuerdas a las administraciones de Iván Duque (Colombia) y Lenín Moreno (Ecuador), ambas decisivas en la configuración del cerco regional contra las alternativas de poder planteadas por fuera de la ecuación tradicional liberal-conservadora ligada a los intereses estadounidenses.

Las distintas situaciones creadas en los países latinoamericanos por la pandemia han dejado el claro el tratamiento dado por los gobiernos de corte neoliberal, donde los niveles de contagio y de control de la pandemia no has dado los mejores resultados, solo con mirar los indicadores de OMS, nos podemos dar cuenta del desastre que estos gobernantes latinoamericanos tienen en sus países, Brasil, Colombia, Ecuador, Chile y EE.UU.

Ahora analizando los últimos acontecimientos podemos darnos cuenta que la resonancia continental de este nuevo escenario produjo dos líneas de desarrollo en paralelo, evidenciando un empate catastrófico: Se cristalizó el golpe contra la presidencia de Evo Morales en Bolivia, un movimiento que visto regionalmente fue interpretado como una llamada al orden desde EE.UU.

En Chile fue habilitada, frente a la negativa de todo el status quo del país, una ruta para convocar a un plebiscito que abriera la posibilidad de renovar la Constitución vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet. Que dicho sea de paso debe contar con la participación de todos los entes que han sufrido el maltrato y asedio de la oligarquía chilena que, a pesar de haber sacado a Pinochet, del gobierno su constitución se mantiene vigente en la actualidad. Chile con el 78% de los votos, la opción del “Apruebo” alcanzó la victoria en el plebiscito realizado el 25 de octubre para renovar la carta magna mediante la convocatoria a una Constituyente.

Históricamente, Chile ha sido posicionado como el “país modelo” del continente por la gestión neoliberal de su economía, así que la voluntad mayoritaria en pro de modificar dicho modelo ofrece un balance general sobre su crisis de legitimidad a nivel latinoamericano.

En Bolivia,el contragolpe iniciado el día después del golpe contra Morales tuvo su conclusión electoral el 18 de octubre con la aplastante victoria de Luis Arce y David Choquehuanca, fórmula presidencial del partido MAS, obteniendo el 55,1% de los votos. El cambio de régimen patrocinado por EE.UU. y Brasil, y dirigido por la oligarquía local tras la instalación de un régimen de facto de perfil policial-militar, sufrió una sonora derrota que implica un punto de inflexión continental.

Ahora en Ecuador, distintas encuestas afirman que el candidato de Unión por la Esperanza, Antonio Arauz, lidera la intención de voto de cara a las presidenciales que se realizarán en Ecuador en febrero de 2021. La crisis de legitimidad del neoliberalismo que ya se evidenció en Chile, también abre grietas en el gobierno de Lenín Moreno, alfil de EE.UU. para judicializar al ex presidente Rafael Correa y realinear a Ecuador a la esfera de influencia estadounidense, quebrando con ello la integración histórica de este país al eje Alba-Celac.

Otro tema que está muy candente es Colombia, la acumulación de fuerzas a nivel social ha hecho converger la minga indígena con el paro nacional, rompiendo con uno de los grandes obstáculos para la articulación política de una alternativa en Colombia. A nivel institucional, Iván Duque enfrenta desde el Senado una fuerte oposición que ha vetado sus movimientos de provocación militar contra Venezuela y también su errático manejo de la pandemia de Covid-19.

Muchos ciudadanos de a pies nos preguntamos ¿por qué es importante? Pese a la diversidad y tamaño del continente, hay países específicos que juegan un rol estratégico en la preservación de la hegemonía estadounidense, bien sea por el tamaño de sus economías o bien por el papel ideológico o militar que desempeñan en función de la estrategia de dominación ampliada de EE.UU. En tal sentido, en Ecuador, Chile, Bolivia y Colombia se disputa el futuro del continente y también la posibilidad de que se pueda revitalizar el esquema de integración regional latinoamericano ideado por Venezuela a principios de este siglo.

About ELCOMUNISTA.NET (74998 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: