Gobierno boliviano procesa a ex funcionario por huida de dos ex ministros

El Gobierno boliviano aumentó la presión sobre un exfuncionario que supuestamente facilitó la huida de dos exministros procesados por corrupción, acusándolo este martes de haber convertido a Migración en una oficina de persecución política.

«Este señor (exfuncionario) ha utilizado Migración para perseguir políticamente a muchas personas, de 1.061 alertas migratorias emitidas en el último año, 42 por ciento fueron ilegales, montadas para perseguir a quienes quiso perseguir el pasado Gobierno transitorio», dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

El ministro, en rueda de prensa, se refería a Marcel Rivas, exdirector de Migración del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, señalado como principal responsable de la huida de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López, hombres fuertes de la pasada administración.

Murillo, extitular de Gobierno, y López, de Defensa, renunciaron el 5 de noviembre y viajaron ese mismo día a Brasil, evadiendo una orden judicial de arraigo por estar procesados en un caso de corrupción en la compra de materiales antidistrurbios para la policía.

Rivas, quien está detenido desde el fin de semana, negó haber facilitado el escape, asegurando que había renunciado a la Dirección de Migración previo a que las exautoridades salieran de Bolivia tres días antes del cambio de Gobierno producido el 8 de noviembre.

Del Castillo dijo que el nuevo Gobierno de Luis Arce decidió denunciar penalmente a Rivas por «uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes», además de los delitos que ya procesa la fiscalía por favorecimiento de fuga y supuesta falsificación de la carta de renuncia del exfuncionario.

Según el ministro, entre los aproximadamente 500 ciudadanos observados ilegalmente por Migración en la gestión de Rivas, habría exfuncionarios de pasados gobiernos del Movimiento Al Socialismo (MAS), políticos, periodistas, diplomáticos y empresarios.

«Esto no puede volver a suceder en nuestro país, que utilicen instituciones del Estado para perseguir políticamente a personas que piensan distinto (…), no podemos recaudar dinero para el Estado y contratar funcionarios para que nos persigan», advirtió Del Castillo.

Rivas, un duro crítico del MAS, se declaró perseguido político tras ser detenido, según medios locales.

Murillo, López y Rivas son los tres miembros del pasado Gobierno de Áñez contra los cuales están ya abiertos procesos judiciales, en tanto se anuncia un posible proceso contra el exministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, por un caso de corrupción en la petrolera estatal YPFB.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (71555 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: