Trump cede y da luz verde para iniciar la transición a la Administración Biden

Se trata de un trámite necesario para que el mandatario electo pueda tener acceso a recursos clave.

Esta decisión llega el mismo día que la junta electoral de Michigan ha certificado la victoria de Biden en este estado.

El presidente saliente  Donald Trump ha dado luz verde para que la Administración General de Servicios de Estados Unidos (GSA, en inglés) certifique este lunes la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, un trámite necesario para que el mandatario electo pueda tener acceso a recursos clave para llevar a cabo la transición para gobernar.

La administradora de la GSA, Emily Murphy, ha escrito una carta a Biden en la que ha señalado que había determinado que el demócrata pueda acceder a «los recursos post-electorales» para iniciar la transición. «Me tomo este papel en serio y, debido a los acontecimientos recientes que han implicado retos legales y certificaciones de los resultados de las elecciones, le transmito esta carta hoy para hacer que esos recursos y servicios estén disponibles para usted», ha dicho.

Trump ha indicado que, después de más de dos semanas, había dado a Murphy el visto bueno para proceder a una transición para la administración del presidente electo, a pesar de los planes de continuar con las impugnaciones legales y a que sigue sin reconocer su derrota. 

Trump cede aunque no reconoce su derrota

«Quiero agradecer a Emily Murphy en GSA por su firme dedicación y lealtad a nuestro país. Ha sido acosada, amenazada y objeto de abusos, y no quiero ver que esto le pasa a ella, su familia o a empleados de GSA», ha tuiteado Trump, y ha indicado que ha dado instrucciones a su equipo para que hagan lo necesario respecto a los «protocolos iniciales» de la transición.

«¡Nuestro caso continúa CON FUERZA, seguiremos con la lucha, y creo que prevaleceremos! Sin embargo, en el mejor interés de nuestro país, recomiendo que Emily y su equipo hagan lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales, y le he dicho a mi equipo que haga lo mismo».

Desde que el triunfo de Biden en las elecciones fuera proyectado por los medios de comunicación el pasado 7 de noviembre, Trump no ha reconocido su derrota y ha alegado que hubo un fraude electoral, sin ofrecer pruebas. Sus abogados han presentado varios pleitos en estados claves, pero los tribunales han ido desestimando la mayoría.

La negación de Trump hasta ahora significaba, entre otras cosas, que el presidente electo todavía no tenía acceso a los recursos de las agencias federales ni a la información clasificada sobre temas de seguridad altamente sensibles de EE. UU. para trabajar en la transición de poder, como es costumbre. Tampoco ha sido capaz de empezar a coordinar con el equipo de Trump el manejo de la pandemia, que ha acabado con la vida de más de 257.000 personas en el país.

La administradora de la GSA ha defendido que su decisión es independiente, basada en la ley y los hechos, y ha negado que jamás haya recibido ninguna presión por parte de la Casa Blanca respecto al momento de anunciar su resolución. «Sin embargo, sí que recibí amenazas online, por teléfono y por correo (…) en un esfuerzo de coartar y hacer que adoptara esta decisión de forma prematura», ha declarado.

No obstante ha defendido que siempre ha estado comprometida con la legalidad y ha recordado que su agencia no dirime disputas legales sobre los comicios, que deben resolver los procesos de certificación y los tribunales.

Biden comenzará a trabajar en la transición de poder

Un comunicado del equipo de transición del demócrata ha indicado que comenzarán a reunirse con los funcionarios del gobierno federal para discutir la respuesta de Washington a la pandemia del coronavirus, «tener un completo recuento de nuestros intereses de seguridad nacional» y otros asuntos.

Además, Biden ha anunciado este lunes al equipo de seguridad nacional y de exteriores de su futuro Gabinete, entre los que figuran Antony Blinken, como secretario de Estado y el cubanoestadounidense Alejandro Mayorkas como titular del Departamento de Seguridad Nacional.

«El momento en el que Biden y yo entremos a la Casa Blanca, heredaremos una serie de desafíos sin precedentes. Los líderes de seguridad nacional y política exterior anunciados hoy tienen el conocimiento y la experiencia para mantener nuestro país seguro y restaurar el liderazgo de Estados Unidos en todo el mundo», ha publicado en Twitter la vicepresidenta electa Kamala Harris.

Michigan certifica la victoria de Biden en ese estado

Esta decisión llega el mismo día que la junta electoral de Michigan, uno de los estados claves en los comicios presidenciales, ha certificado la victoria de Biden en este estado, pese a las presiones de Trump para que se retrasara este proceso. Así, Biden incrementa en 16 el número de votos en el Colegio Electoral.

El órgano ha aprobado por tres votos a favor y una abstención certificar los resultados de los 83 condados que integran el estado y que han deparado que Biden es el vencedor en voto popular por 154.000 votos frente a Trump.

La formalización de los resultados en el estado se produce tras una semana de drama electoral, en la que el comité encargado de llevar a cabo el escrutinio en el condado de Wayne, el mayor de Michigan, bloqueó los resultados por discrepancias entre el número de sufragios emitidos y la cifra de electores que concurrieron a las urnas.

El viernes, Trump recibió en la Casa Blanca a legisladores republicanos de Michigan para presionarles para que no certificaran la victoria de Biden. Una de los dos miembros de dicho comité, Monica Palmer, dijo el jueves pasado al diario The Washington Post que Trump la llamó el martes por la noche, justo después de que ella y el otro apoderado hubieran certificado la victoria de Biden en su distrito. 

Al día siguiente de la llamada de Trump, Palmer y el otro apoderado republicano de ese condado anunciaron que querían retirar su certificación de los resultados. Desde el entorno de Trump negaron que buscara influir en los congresistas y los mismos congresistas publicaron tras el encuentro una declaración en la que subrayaban que cumplirán la ley y el proceso debido en el proceso electoral.

La llamada de Trump llegó después de una tensa jornada en la que Palmer y el otro republicano de la junta, William Hartmann, se negaron inicialmente a certificar los resultados de las elecciones en Wayne. Sin embargo, ambos accedieron a hacerlo finalmente.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (71555 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: