Cine mexicano cierra una década dorada con un 2020 terrible

Decenas de producciones canceladas, cines vacíos y la eliminación de los fondos de financiación estatal conforman una triada de horror para los cineastas mexicanos que sienten que 2020 canceló una década dorada para el séptimo arte local.

Por Víctor Flores García*

«Tenemos un grave problema en todos los sectores con el covid-19, pero particularmente para el cine, que no va a ser buen negocio con un año o año y medio de suspensión» hasta que se encuentre la vacuna, dijo a Sputnik el director de películas independientes Alan Gutiérrez, profesor del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Con más de diez premios Óscar y cuatro grandes premios en Cannes y Venecia, así como más de 960 películas estrenadas, la última década es considerada una de las más exitosas para el cine mexicano.

No había una cifra similar desde la llamada «época de oro» que este país vivió entre 1936 y 1956, cuando la Segunda Guerra Mundial llevó a trasladar a México buena parte de la producción cinematográfica que había quedado paralizada en EEUU y Europa.

CONVERTIR PREMIOS EN OBRAS

Pese a los galardones obtenidos, el problema sigue siendo de asistencia a las películas mexicanas, pues muy pocas superan el millón de espectadores en su país de origen, a pesar de que México es junto con China, India y EEUU uno de los cuatro mayores mercados de exhibición de cine con más de 350 millones de entradas vendidas cada año.

«Ahorita tenemos salas con un 30 por ciento de asistencia y si nos va bien llegarán al 50 por ciento para cuando empiece a funcionar la vacuna», agrega Gutiérrez, quien durante la pandemia culminó la post-producción de su película «Sincopa», que había sido rodada al comenzar el año.

En cuanto a número de películas, el 2019 culminó con una cifra récord de 217 filmes producidos en México, la mayor cifra anual desde la época de oro.

Pero en este fatídico año 2020, marcado por la pandemia del nuevo coronavirus, la industria cinematográfica nacional no alcanzará ni siquiera una tercera parte de esa cifra, según estimaciones de la Cámara Mexicana de la Industria Cinematográfica (Camacine) y casi todas serán estrenadas en 2021.

Como si fuera poco, los cineastas afrentan además la cancelación de dos fondos estatales que ayudaban a financiar producciones y a promover su exhibición.

Los fondos Fidecine y Foprocine fueron incluidos dentro de los 103 fideicomisos eliminados del presupuesto de 2021 para destinar esos recursos para la atención de la emergencia sanitaria.

SIN PANTALLAS

Con esos fondos se financiaron casi la mitad de las películas realizadas en México en la última década, y su eliminación provocó fuertes críticas al Gobierno por parte de los gremios de directores, actores y trabajadores de la industria cinematográfica.

La directora del estatal Instituto Mexicano del Cine, Maria Novaro, intentó calmar las aguas al explicar durante Festival de Cine de Guadalajara, recién finalizado la semana pasada, que los recursos para el séptimo arte no desaparecerán sino que van a ser administrados directamente a través de nuevos programas.

«Estos nuevos programas va a tener diferentes formas de apoyo para el cine que van a estar manejadas por las diferentes direcciones: tendremos apoyo a la producción y la exhibición, pero también fondos para descentralizar e incluir comunidades que no eran tenidas en cuenta», explicó en un conversatorio público durante el festival.

Según Novaro, aun con la cancelación de Fidecina y Foprocine, se garantizarán más de 103 millones de pesos (unos cinco millones de dólares) para mantener la actividad cinematográfica mexicana.

La rebelión contra la cancelación de los fondos destinados específicamente al cine fue encabezada por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas y secundada por los tres directores mexicanos que han ganado el premio Óscar en los últimos diez años: Alejandro González Iñarritu («Birdman», «The Revenant»), Guillermo del Toro («La forma del agua») y Alfonso Cuarón («Gravity», «Roma»).

«Hay un clima de miedo en todos los ámbitos, hay una idea de que la narrativa tiene que servir y no representar a una ideología», señaló Del Toro (Oscar 2018), durante un foro sobre «Monstruos y silencios: narrativas para un siglo turbulento» organizado a fines de noviembre por la Asociación Mexicana de Psicoterapia.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (71715 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: