Italia indecisa frente al caso de Giulio Regeni asesinado en Egipto en 2016

El caso del investigador italiano Giulio Regeni, asesinado en Egipto en 2016, pone a prueba las relaciones entre Roma y El Cairo, después de que la fiscalía italiana acusara del homicidio a cuatro agentes de seguridad egipcios.

Giulio Regeni desapareció en Egipto el 25 de enero de 2016, el día del quinto aniversario de la así llamada «revolución blanca» que derrocó al entonces presidente Hosni Mubarak. Una semana después el cuerpo mutilado del joven italiano fue hallado en una cuneta de la autopista El Cairo-Alexandria.

VERSIONES EGIPCIAS

Al conocerse la noticia, las autoridades egipcias primero declararon que Regeni había sido víctima de un accidente de tráfico y después avanzaron otras versiones poco plausibles, según las cuales la muerte de Giulio podría deberse a sus presuntas relaciones homosexuales (aunque tenía una novia) o a la compra de drogas (aunque la autopsia no reveló la presencia de sustancias estupefacientes en su cuerpo).

Los forenses italianos y egipcianos efectuaron dos autopsias separadas del cuerpo. Los primeros establecieron que Regeni había sido torturado durante siete días y asesinado unas 10 horas antes del hallazgo del cadáver. A su vez, los resultados del análisis de los médicos egipcios siguen sin ser publicados hasta ahora.

En septiembre de 2016 meses después del homicidio los fiscales egipcios reconocieron que la policía había vigilado a Regeni en los días anteriores a su desaparición. Un año más tarde el abogado egipcio que defendía los intereses de la familia de Regeni fue encarcelado con la acusación de querer derrocar el Gobierno.

PISTAS QUE LLEVAN A EL CAIRO

Todos estos hechos suscitaron una fuerte sospecha de que en el asesinato de Regeni estuvieron implicados los servicios secretos del país norafricano. De hecho, a El Cairo le irritaban las investigaciones del italiano sobre los sindicatos independientes que se oponen al régimen de Abdul Fatah al Sisi. Tampoco parecía una casualidad que el día de su desaparición Regeni debía encontrarse con algunos activistas sindicales.

Después de casi cinco años de investigaciones, el pasado jueves la fiscalía italiana acusó a cuatro agentes de seguridad nacional egipcia de haber secuestrado y asesinado a Regeni. Se trata de un general, dos coroneles y un mayor. Ahora el caso debería pasar al tribunal. Pero es poco probable que los militares egipcios se presenten ante una corte italiana.

El 30 de noviembre la fiscalía egipcia difundió un comunicado para informar que las investigaciones sobre el caso quedarían «temporáneamente» suspendidas. Al mismo tiempo, Egipto «respetará las decisiones que tomará la Fiscalía de Roma».

Según el periódico digital Mada Masr, que cita una fuente anónima en el Gobierno egipcio, eso significa «el fin de cualquier negociación sobre el caso de Regeni», dado que El Cairo jamás permitirá que «ninguno de los oficiales de los servicios de seguridad se someta a la investigación o resulte condenado por este caso».

ROMA TITUBEA

En todo eso, las autoridades italianas se demuestran indecisas. Por una parte, temen empeorar las relaciones con Egipto que es un importante socio comercial de Italia, sobre todo después del bajón económico tras la pandemia del covid-19, por otra, sienten una fuerte presión de la opinión pública que exige justicia para Regeni.

En el plan económico hay mucho en juego. Los dos países mediterráneos cooperan, en primer lugar, en los sectores de armas y de energía. La empresa energética italiana ENI tiene el 50 por ciento de acciones en el proyecto de extracción de gas natural en el yacimiento de Zohr, la reserva más grande de gas en el Mediterráneo.

En cuanto al sector bélico, en 2019 Italia exportó a Egipto armas para un total de 872 millones de euros, mientras en agosto de 2020 el Gobierno italiano autorizó la venta al país norafricano de dos fragatas por unos 1.200 millones de euros.

Como consecuencia, la reacción oficial de Roma al caso de Regeni es bastante blanda. El pasado 20 de noviembre, en la conversación telefónica con el presidente egipcio Al Sisi, el primer ministro Giuseppe Conte dijo que Italia sabe quien cometió el homicidio del joven italiano «e irá adelante». Sin embargo, no hubo ninguna reacción oficial de parte italiana a la decisión de suspender la investigación del caso en Egipto.

Después de la formulación de la acusación por la fiscalía de Roma, el presidente de la Cámara Baja Roberto Fico declaró que los parlamentarios italianos interrumpirán los contactos con sus colegas egipcios. Pero el jefe del Ejecutivo se limitó a declarar que «las pruebas permitirán celebrar un proceso italiano para asegurar la verdad sobre una muerte tan atroz y cruel», sin mencionar ningunas sanciones contra Egipto.

LA OPINIÓN PUBLICA RECLAMA JUSTICIA

A su vez, la opinión pública italiana demuestra mucha sensibilidad al caso de Regeni. En varias ciudades italianas se organizan manifestaciones en memoria del joven investigador, mientras la ONG Amnistía Internacional lanzó la campaña «Verdad para Giulio Regeni».

También se movilizan algunos personajes públicos. Este lunes Corrado Augias, famoso periodista y escritor, decidió devolver su Orden de la Legión de Honor, tras saber que el presidente galo Emmanuel Macron concedió la misma distinción al presidente egipcio Al Sisi.

«En mi opinión, el presidente Macron no habría debido conceder la Legión de Honor a un jefe de Estado que se convirtió objetivamente en cómplice de criminales atroces». Otros cuatro italianos, condecorados con la Orden, declararon que seguirían el ejemplo de Augias.

El Gobierno italiano se encuentra ante una elección difícil: sancionar a Egipto por el homicidio de su ciudadano y perder dinero por la ruptura de contratos millonarios o, en alternativa, pretender que El Cairo no tiene nada que ver con la muerte Regeni y perder la cara. Tarde o temprano deberá decidir.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74222 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: