Brote masivo de COVID-19 en un pueblo español por un viaje a Turquía para un implante capilar

Calamonte, una localidad de Extremadura, ha multiplicado los casos de coronavirus después de que una expedición de 19 vecinos fuera a este país para ponerse pelo.

El teléfono de la alcaldesa no da señal. Desde primera hora del 18 de diciembre no ha parado de estar ocupado. En el Ayuntamiento de Calamonte cuentan que, de repente, parecen el centro del mundo. Cuelgan y vuelve a sonar. Un trajín inusual en esta localidad de unas 6.200 personas en la provincia de Badajoz, al oeste de España. El motivo, un brote masivo de COVID-19 que ha saltado a la luz estos días. Se ha producido después de que un grupo de 19 vecinos viajara a Turquía para efectuarse un implante capilar.

Con España prácticamente cerrada al movimiento y una serie de restricciones en todos los sectores, una expedición de 19 personas salió de este pueblo en dirección Barajas (cinco horas de autobús mediante) para volar a Estambul. En el aeropuerto de Madrid tenían un vuelo a la capital turca y, allí, una cita con una clínica. El turismo sanitario de ponerse pelo —en boga estos años por los precios, más bajos, y la cantidad de centros dedicados— les había llevado a sacar un hueco en el puente de la Constitución (que era del 4 al 8 de diciembre, aunque ellos fueron del 6 al 9).

Recuperar su cabellera perdida no era el problema. Era no traer un virus que en España ya registra unos 1.800.000 contagios y casi 49.000 fallecidos. Y pasó. Fue al regreso del viaje. La expedición, organizada por un peluquero del pueblo y con gente de entre 30 y 50 años de edad (iban 18 hombres y una mujer, y había hasta policías), dio positivo por COVID-19 al volver. Y ha provocado que haya brote aún activo de 28 personas.

Las consecuencias han ido en cadena. El colegio San José (con 500 alumnos y 40 profesores) ha confinado a algunas de sus clases. El centro de Educación Infantil, de 20 alumnos, ha cerrado sus puertas. Hasta enero permanecerán así por culpa del viaje a Turquía, aunque no se sabe si se contagiaron allí. Al parecer, ninguno de los miembros del grupo presentaba síntomas. Una de las causas puede ser que los medicamentos para el tratamiento capilar atenuaran los síntomas.

Ahora es cuando están saliendo a la luz, por eso muchas familias han convivido con tranquilidad. La alarma llegó, según han relatado varios medios, por parte de una mujer de 85 años, madre de uno de los viajeros, que comenzó a sentirse mal. Su test dio positivo y generó sospechas. Algunos decidieron irse a Mérida (a 7 kilómetros) para hacerse pruebas en una clínica privada. En ningún momento del trayecto se les pidió nada y, por tanto, se abren las posibilidades: la infección pudo haberse producido desde el autobús hasta el vuelo de ida.

Salud Pública de la Junta de Extremadura hará el 21 de diciembre un cribado a 600 personas en la localidad para certificar el número de positivos totales. Mientras, la alcaldesa de Calamonte, Magdalena Carmona López, ha explicado que no se sabe el número definitivo de casos y ha lamentado el suceso.

«Es una pena. Éramos un pueblo puesto como modelo, únicamente teníamos seis positivos hasta ayer. Esto es muy duro», declaró al periódico El Mundo. En una comparecencia, Carmona ha dicho que no se sabe si el brote se debe al viaje y ha remarcado que no hicieron «nada malo»: «De los positivos, hay personas que no han tenido contacto con ese grupo».

Desde un taller de motos, Ángela da «gracias a Dios» por no estar contagiada, «ni ningún conocido», pero se muestra preocupada por lo que está ocurriendo. «Sabemos lo que pasa por la televisión. Estamos muy agobiados. Yo estoy ahora al cuidado de tres niños de tres meses, tres y cinco años», cuenta a Sputnik. «Se supone que tenemos que cerrar a las seis, y poco más. No nos informan de nada y estamos siguiéndolo las noticias por los medios de comunicación y lo que ponen en la web del Ayuntamiento», dice el propietario de Calamonte Bike, una tienda de bicis.

Foto aérea de Calamonte, localidad de Badajoz (España)
Foto aérea de Calamonte, localidad de Badajoz (España).

Mientras, el Ayuntamiento ha anunciado que va a prohibir cualquier tipo de celebración festiva o cultural en la localidad durante las fiestas navideñas y ha endurecido las medidas para hostelería y otros locales públicos. El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha mostrado su preocupación por Calamonte. Y ha pedido «tranquilidad». Según recoge Efe, Vergeles ha dicho que hay que concentrarse en los contactos más que en dónde se ha producido el brote: «A eso es a lo que hay que darle prioridad, porque el origen ya importa poco desde el punto de vista de la prevención y ahora hay que controlar bien a los contactos estrechos, que hoy llegarán a los 300 y también a los positivos».

Y algunos usuarios de redes sociales se han quejado por la imprudencia de los viajeros o han hecho bromas con este episodio que tiene al consistorio en ebullición. Ellos, mientras tanto, han difundido un comunicado explicando, «ante tantas acusaciones infundadas que se están vertiendo», que «aunque no era un viaje de vital importancia, tampoco lo es ir a la peluquería, ponerse las uñas o tomarse una caña en un bar, pero era algo que tampoco estaba prohibido si se tomaban las medidas necesarias».

La expedición, arguyen, estaba comunicada a Salud Pública y se había llevado a cabo con todos los requisitos que se establecen para hacer este tipo de viajes y pasado todos los controles, asegurando que contrataron un viaje privado hasta Madrid «para poder estar más protegidos, ya que el desembolso económico no es el mismo que viajar en un autobús de línea cosa que también podríamos hacer si hubiéramos querido». Asimismo, han señalado que muchos de los que viajaron se habían hecho una PCR, aunque no estaban obligados, y se han hecho todos las pruebas al descubrir que la persona que les trasladó en el autobús y algunos compañeros habían dado positivo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74310 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: