El coronavirus consigue eclipsar a la gripe en el invierno español de 2020

La monotemática atención informativa que acapara el coronavirus en España, si se compara con otros países avanzados, consiguió desplazar de la atención de la opinión pública a otro virus que se cuela en la actualidad todos los inviernos: el de la gripe.

Por Jon Cordero*

Además, este agente externo desapareció también de la estadística, como muestra un documento del Centro Nacional de Epidemiología español fechado el 14 de diciembre, «de momento persisten los bajos niveles de actividad gripal, lo que podría deberse a las medidas de control y distanciamiento social que siguen en vigor para el control de la pandemia de COVID-19», explica el texto.

Aunque poco después, en ese mismo informe, se reconoce que, como consecuencia de la pandemia, los sistemas de alerta temprana y la consiguiente estadística se vieron muy afectados.

En esta misma línea van los datos del último boletín semanal de seguimiento de vigilancia epidemiológica del estatal Instituto de Salud Carlos III fechado el pasado 15 de diciembre, donde se refleja un drástico descenso de los casos de gripe registrados hasta la semana 47 del año, de los 3.056 de 2019 a tan solo 272 este año.

Estas cifras son apoyadas por los profesionales que desde hace meses están intensamente volcados en la primera línea de la atención sanitaria, en este contexto de pandemia.

Es el caso de la enfermera Beatriz Cubeiro, con dos décadas de experiencia en la atención primaria en el País Vasco, que explica a Sputnik que «este año casi no ha habido gripe hasta el momento, pero hay que tener en cuenta que otros años los mayores brotes se producen después de las Navidades, y continúan durante el mes de febrero».

La experiencia de esta profesional se ve respaldada por los datos, según el boletín citado del Instituto Carlos III, en el 70 por ciento de las temporadas analizadas es entre la segunda semana de enero y la segunda de febrero cuando la gripe está en su máximo apogeo en España.

Otro factor que explica este fenómeno lo aporta el virólogo José Antonio López, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), para el que «en el hemisferio sur, que ya ha pasado su invierno, los casos han disminuido drásticamente; por lo tanto se puede deducir que las mismas medidas que nos protegen de este virus respiratorio del SARS CoV-2, nos protegen de otros virus respiratorios, como la gripe. Además, también está el hecho de la vacunación récord registrada este año para la gripe», explica a Sputnik.

RESPUESTA MASIVA

La gran acogida de la campaña de la gripe este año, mencionada por todos los profesionales consultados, se apoya en cifras y se manifiesta en los distintos territorios de la geografía española con realidades climáticas diferentes, algo que cuenta para un virus en el que influyen los factores de temperatura y humedad.

Así, desde el Servicio Extremeño de Salud (SES) informan a Sputnik que este año para finales de noviembre habían inyectado ya 273.000 dosis, mientras que a finales de 2019 se habían puesto 197.000.

El investigador del CBMSO confiesa que este año se la ha puesto al igual que muchos profesionales de su entorno, después de muchos años sin hacerlo y recomienda desde su posición la vacuna antigripal.

«Eliminas la sintomatología -explica López- además de que la gripe mata a cientos de miles de personas en todo el mundo cada año, no hay que olvidarlo. Añadir un segundo virus potencialmente peligroso en época pandémica sería un riesgo, por lo tanto yo lo recomiendo, aunque hay que dejar claro que no protege frente al coronavirus, porque son dos virus que pertenecen a familias distintas», recuerda.

INMUNIDAD EXCLUSIVA

Uno de los temas con los que se especuló más en los primeros tiempos de la pandemia, cuando aún había muchas dudas en torno al coronavirus, fue el de su capacidad de interacción con la gripe.

El virólogo José Antonio López señala que «se está observando que la respuesta inmunológica innata que se produce por el coronavirus hace que tengamos menos virus respiratorios, como el de la gripe. Aunque esto no tiene nada que ver con una hipotética inmunidad cruzada».

Respecto al futuro de la gripe en próximas temporadas y la posibilidad de que sea menos efectiva tras este discreto invierno, López admite que los virus de la gripe mutan y evolucionan, pero eso no quiere decir que vayan a desaparecer.

«El virus de la gripe sigue ahí y tiene reservorios animales, al igual que el coronavirus, por lo que seguirá evolucionando y adaptándose, pero no va a desaparecer. En cuanto bajemos las medidas de protección volverá a los registros de otros años», explica para Sputnik.

Así las cosas, la gripe parece haber dejado hueco al coronavirus solo por una o dos temporadas y en su ausencia se está preparando para volver con fuerza en futuros inviernos, aunque se encuentre con nuevas realidades y sobre todo con una actitud de la sociedad ante las enfermedades respiratorias que no tendrá nada que ver con lo conocido hasta el momento.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74248 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: