Boris Johnson convoca comité de crisis ante cierre de fronteras por la cepa de coronavirus

El jefe del Gobierno británico, Boris Johnson, tiene previsto reunir al Comité de Emergencia (COBRA) para coordinar el plan de acción que mitigue el impacto del cierre internacional a pasajeros y vehículos procedentes del Reino Unido.

Francia ha impuesto un veto al cruce de camiones por el Canal de la Mancha desde Calais y otros puertos cruciales de la costa francesa, poniendo en riesgo la provisión de alimentos y otros bienes en el periodo navideño.

«La clave está en resolver esto lo antes posible», declaró a los medios el ministro británico de Transportes, Grant Shapps.

Estados miembros de la Unión Europea y del Báltico, Canadá, India y muchos otros países han vetado temporalmente la entrada de visitantes entre las medidas de precaución contra la nueva variante del COVID-19, que el Gobierno británico identificó públicamente la semana pasada.

El primer ministro indicó el sábado 19 que la cepa tiene un potencial de transmisión superior en un 70% a las variantes anteriores de coronavirus.

Johnson endureció las restricciones en un tercio del país y canceló todas las esencias sociales y de viaje durante las navidades que había confirmado tres días antes.

Los servicios de tren internos no dieron abasto la noche del sábado y al día siguiente comenzó la avalancha humana para salir del Reino Unido antes del cierre de fronteras.

Pero el veto de Francia al transporte de mercancías fue un golpe un tanto inesperado, según sugirió Shapps.

El ministro activó mecanismos logísticos que se han diseñado en Kent y otros condados del sureste inglés para mitigar la anticipada disrupción en puertos y carreteras cuando se consuma el Brexit el 31 de diciembre.

«En cuanto los franceses dijeron, sorprendentemente quizá, que detendrían a los transportistas, no solo a los pasajeros, nos pusimos en contacto con el Foro de Resiliencia de Kent», dijo el ministro a la cadena Sky News.

Entre las primeras medidas prácticas destaca la apertura del aeropuerto en desuso de Manston como aparcamiento temporal de los camiones que no puedan embarcarse en los ferris hacia Francia.

Y señales de alerta a las compañías de transporte para que cancelen los viajes previstos hacia el continente europeo a cuatro días de la Navidad.

«Estamos preparando Manston en apoyo de los planes del Foro de Resiliencia de Kent para gestionar la disrupción en Kent. Tiene cabida para 4.000 camiones. De todas formas, nuestro mensaje a los transportistas es evitad viajar a Kent hasta tener nuevas noticias», comunicó el Ministerio de Transporte por Twitter.

Mientras, la Unión Europea intentaba articular un «protocolo sólido de salud» que permita reanudar el tráfico entre el continente y el Reino Unido, según señaló el ministro francés de transporte, Jean-Baptiste Djebbari, en un tuit rebotado por la embajada gala en Londres.

Se registraron 35.928 nuevos casos de coronavirus en el Reino Unido el domingo 20, casi el doble que una semana atrás.

Además, se notificaron 326 fallecidos que habían dado positivo 28 días antes, menos que los días anteriores, aunque la compilación de datos tiende a demorarse los fines de semana.

Gran parte del país está sujeto a las más duras restricciones, similares en la práctica al confinamiento domiciliario, desde que Johnson desatara la alarma internacional el 19 de diciembre.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74598 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: