Trump se retracta y firma el nuevo plan de estímulo tras bloquearlo durante días

El rechazo del mandatario a ratificarla dejaba a millones de personas sin la ayuda por desempleo.

Su negativa amenazaba también con una parálisis parcial de la Administración y el fin de una moratoria a los desahucios.

El presidente saliente de Estados Unidos,Donald Trump, ha firmado este domingo el nuevo plan de estímulo a la economía estadounidense por valor de 900.000 millones de dólares, después de varios días negándose a hacerlo, evitando así una parálisis parcial de la Administración por falta de fondos.

Trump ha suscrito el proyecto de ley por valor de 2,3 billones de dólares en su residencia de Mar-a-Lago (Florida), donde se encuentra de vacaciones, ha confirmado la Casa Blanca. Ese paquete, conocido como omnibus, incluye el segundo plan de estímulo aprobado este año en EE.UU. y 1,4 billones de dólares para financiar la Administración hasta septiembre de 2021.

«Firmo este paquete con un mensaje rotundo que deja claro al Congreso que los puntos de la ley que suponen un derroche tienen que retirarse» del texto, ha señalado Trump en un comunicado.

El mandatario ha asegurado que, a pesar de que está firmando el proyecto de ley, todavía espera que el Congreso apruebe un cambio en el punto que contempla el envío de un pago único de 600 dólares a millones de contribuyentes para compensar los estragos de la pandemia.

Presionado por demócratas y republicanos

Trump, que deja el cargo el 20 de enero después de perder la elecciones, se ha retractado de su amenaza de bloqueo tras ser sometido a una intensa presión por parte de los legisladores por los dos partidos políticos. Varios políticos republicanos criticaron este domingo a Trump, el líder de su partido, por no querer firmar el proyecto de ley aprobado el pasado lunes por el Congreso, que inyectaría 900.000 millones de dólares en la economía para mitigar su deterioro por la pandemia.

«(A Trump) se le recordará por el caos, la miseria y su comportamiento errático» si no firma la ley, dijo el senador republicano Pat Toomey en declaraciones a la cadena Fox News.

El presidente electo de EE.UU., el demócrata Joe Biden, también instó a Trump a firmar el plan de estímulo tal y como está y negociar después mejoras si era necesario.

La negativa del presidente saliente a firmar el paquete de estímulo había dejado este domingo a millones de personas sin prestaciones clave por desempleo, y amenazaba con resultar también en una parálisis parcial de la Administración y el fin de una moratoria a los desahucios.

Al menos 10 millones de personas sin ayuda

La medianoche del sábado al domingo expiraron dos programas que proporcionaban ayudas por desempleo a entre 10 y 14 millones de estadounidenses. La nueva legislación no solo renueva esos programas especiales creados durante la pandemia, sino que contempla pagos extra de 300 dólares a la semana hasta el 14 de marzo para los trabajadores desempleados.

Además, si Trump no firmaba el proyecto de la ley de gasto que acompaña el paquete de estímulo antes de la noche de este lunes, se iban a agotar los fondos para la Administración, provocando una parálisis parcial desde el martes 29.

Trump se negó a firmar el proyecto de ley que aprobaron el pasado lunes ambas cámaras del Congreso si no se aprobaban varios cambios, desde un aumento de los pagos directos a los estadounidenses hasta una reducción de la ayuda exterior. En un tuit emitido poco después de la medianoche, cuando ya habían caducado los programas para los desempleados, Trump insistió en su postura, al afirmar: «Aumenten los pagos al pueblo».

Trump rechaza «lo que negoció»

Después de que su propio Gobierno negociara la cantidad de 600 dólares, Trump exigió elevar esa cantidad a 2.000 dólares, y en su comunicado ha recordado que la Cámara Baja tenía previsto votar este lunes para hacer ese cambio, algo a lo que los líderes republicanos se oponen.

Trump ha asegurado que el Senado, controlado por los republicanos, «empezará el proceso para votar el aumento de los cheques a 2.000 dólares». Pero en un comunicado posterior, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se ha limitado a dar las gracias al presidente por firmar el proyecto de ley, y no ha mencionado ningún posible voto de los senadores para hacer cambio alguno.

Trump también ha asegurado que devolverá al Congreso el plan de financiación de la Administración con partes subrayadas para que se hagan cambios, pero no está claro que los legisladores vayan a modificar nada.

El congresista republicano Adam Kinzinger lamentó este domingo la postura de Trump, al asegurar a la cadena CNN que el paquete actual es precisamente «lo que negoció el presidente» a través de su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Después de meses de negociaciones en las que Mnuchin propuso que los pagos directos a millones de contribuyentes fueran de 600 dólares, Trump esperó a que el Congreso aprobara el paquete de rescate para tachar esa cantidad de «ridícula» y exigir que se aumente a 2.000 dólares.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, planea someter a voto este lunes en ese hemiciclo la propuesta de subir a 2.000 dólares esos pagos directos, pero se espera que ese plan fracase, como ya ocurrió este jueves en un primer intento.

La maniobra de Trump tiene que ver, según muchos analistas, con su sed de venganza contra el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, por haber reconocido este mes la victoria de Biden.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74308 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: