¿Por qué China fue el único país que creció económicamente en el 2020?

La combinación de una política dirigida en lo interior y de la promoción del libre comercio en lo internacional, hacen de China un país único que en 2020 ha probado la efectividad de las decisiones tomadas por el Gobierno de Xi Jinping.

Por Eliana Gilet*

El licenciado en economía mexicano Carlos de León, miembro del Observatorio económico latinoamericano (Obela), explicó en diálogo con Sputnik cómo China logró registrar un crecimiento de 4,9% en el tercer trimestre del año 2020, mientras otras grandes economías como la norteamericana y la mexicana, registran caídas de hasta 9% de sus productos internos brutos.

«En el Obela no tenemos una razón concreta de por qué China sí y las demás economías no tienen resultados ante fuertes políticas económicas como las de Alemania y Australia que, a pesar de tener fuertes paquetes fiscales, todavía no recuperan lo que han estado perdiendo en el año», apuntó la fuente.

Una de las hipótesis para explicar esta situación es la diferencia que los países tenían previamente en sus ritmos de crecimiento: China venía con una economía muy acelerada en su crecimiento, de entre 6,8 y 6,9%, un porcentaje que duplica o triplica el de algunas economías europeas.

De León explicó que la de Corea del Sur es otra de las economías mundiales que también logró comenzar su recuperación en el último trimestre del año 2020, cuando registró un crecimiento de 1,9% de su producto interno bruto; este país también tenía un ritmo de crecimiento previo fuerte y acelerado, cuyo promedio era superior al de Occidente.

Es decir, la conclusión primaria para explicar este fenómeno tiene que ver con los ritmos previos de crecimiento económico, que han determinado la forma en que se ha dado esa recuperación, además de la exitosa estrategia fiscal y monetaria de estos países asiáticos.

«China tiene un paquete económico muy grande para reactivar su economía que va por partes, pero lo más interesante de todo esto es que en medio de la crisis mundial, también están reduciendo la pobreza», explicó el economista.

La receta china para la crisis

Por un lado, la receta china para la crisis tuvo como elemento primario la inyección de dinero en la economía, para apuntalar su equilibrio fiscal y evitar que sufra una estrepitosa caída como se ha visto en Occidente.

Sus primeras respuestas ante la crisis fue apuntalar el empleo y brindar seguros al mismo. Además, China lanzó una serie de préstamos a las empresas que producen bienes médicos, a las pymes (pequeñas y medianas empresas) y a las agrícolas, para evitar una caída en su producción y con ella, la disponibilidad de alimentos.

«China también utiliza una política monetaria del Gobierno federal, que viene directamente de la oficina de Xi Jinping, en torno a líneas de crédito a sectores específicos. En el plan quinquenal 2020-2025, se planteó que estas son la tecnología, energía limpia, telecomunicaciones, aeronáutica, automovilística y farmoquímica», explicó el experto consultado por este medio.

A partir de la definición de sectores estratégicos en su economía, se abrieron las líneas de crédito, acompañadas de una inyección de capital al sistema bancario para evitar su quiebra. Estos son los dos elementos centrales de la política económica de su Gobierno Federal.

Por otro lado, apuntó De León, los Gobiernos locales también colaboraron con las pymes, mediante la exención del pago de impuestos y la apertura de más líneas de crédito regionales a empresas locales. Entre estas, se privilegiaron aquellas que utilizan plataformas para el comercio electrónico local, que aparece como otro punto de incentivo en el más reciente plan quinquenal en una apuesta por evitar el lavado de dinero y lograr un mayor control de la moneda nacional.

«Aunque en Occidente también se haya inyectado dinero en la economía ante la crisis de este año, los mecanismos de transmisión no son iguales. Como la economía china es semiplanificada, dirigida por el Gobierno y no por el mercado, como en Occidente. Esta diferencia se ve al comparar sus resultados con Estados Unidos, donde las inyecciones no se reflejan en la economía pero sí en los índices de bolsa», explicó el economista.

Dos caras de una misma moneda

De León explicó que al contrario de la creencia popular, la economía china sí se sostiene por su mercado interno. Esto fue evidente en que la estrategia gubernamental se centró en sacarlo a flote, buscando mantener los niveles de consumo y la pobreza a raya.

«China está en un proceso de reducción de la brecha de pobreza para que su economía no tenga estos desplomes espectaculares como tuvo la norteamericana o la mexicana; en eso es clave no abandonar al mercado interno», subrayó la fuente.

A la par, el retiro de Estados Unidos durante la Administración de Donald Trump de los principales acuerdos internacionales como el Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático y de los organismos multilaterales como la Organización mundial de la salud, provocó que China avance en estos lugares vacíos.

«En este momento parece que China quiere plantarse como lo que Estados Unidos quería ser en el siglo pasado: la cara del libre comercio, la libre competencia y el apoyo internacional», explicó la fuente.

Así, China configura una política dual, en que internamente tiene un férreo control de su economía para sostener su mercado interno, pero en lo exterior, promueve el libre comercio que es la columna vertebral de los organismos multilaterales.

«China menciona en los planes quinquenales a sus empresas como estatales de libre mercado, el cual es un término muy extraño pero describe bien la economía china. Es algo único», concluyó De León.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (71915 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: