La Justicia chilena condena a siete ex policías por el asesinato del joven mapuche que conmocionó al país en 2018

El juicio se retomó en octubre tras un parón por la pandemia, reunió a más de 70 testigos y se extendió durante 37 jornadas.

El caso Catrillanca fue el primer mazazo al Gobierno de Sebastián Piñera e intensificó el histórico «conflicto mapuche».

La Justicia chilena ha condenado a siete expolicías y un abogado por su implicación en el emblemático asesinato del joven mapuche Camilo Catrillanca, un crimen que conmocionó a Chile en noviembre de 2018 y despertó infinidad de críticas contra el cuerpo policial de Carabineros.

El Tribunal Oral en lo Penal de Angol declaró al exuniformado Carlos Alarcón culpable de homicidio por efectuar los disparos que provocaron la muerte del indígena cuando viajaba en tractor con un adolescente en el sur de Chile, mientras que el resto de involucrados fueron condenados por apremios ilegítimos, obstrucción a la investigación o disparo injustificado, entre otros delitos.

El juicio, que comenzó en marzo y se retomó en octubre tras un parón por la pandemia, reunió a intervinientes de una decena de instituciones, más de 70 testigos y se extendió durante 37 jornadas, que culminarán con la lectura de las penas el 28 de enero a las 11.00 hora local (14.00 GMT).

Los hechos tuvieron lugar el 14 de noviembre de 2018 en medio de un procedimiento policial liderado por el Comando Jungla -un equipo que el Gobierno instaló en la región para controlar los hechos de violencia-, cuando una bala alcanzó a Catrillanca mientras viajaba en tractor junto a un adolescente.

El peritaje de la Fiscalía, sin embargo, demostró que esta versión era falsa y Alarcón, el autor del disparo, admitió luego que el abogado imputado, Cristián Inostroza, les indicó que entregaran una versión falsa de lo acontecido.

«Las pruebas del juicio establecen que idearon de forma previa una estrategia de ir a declarar a la Fiscalía y, en definitiva, aportaron falsos antecedentes a la investigación», sentenció el juez Francisco Boero.

Montaje policial 

En un comienzo, la institución de Carabineros negó la existencia de unas grabaciones tomadas por la cámara que uno de los agentes portaba en el casco y que semanas después se difundieron por los medios locales.

El vídeo muestra que Catrillanca recibió disparos de un fusil de guerra y, tras el impacto, permaneció varios minutos inmóvil en el asiento del tractor.

La controversia del caso le costó el cargo al entonces general director de Carabineros, Hermes Soto, y puso en jaque el puesto de quien era ministro del Interior, Andrés Chadwick, al que se le acusó de defender la versión falsa de los hechos.

El caso Catrillanca, marcado desde el comienzo por las irregularidades y las versiones contradictorias de los condenados, hizo temblar los cimientos del cuerpo de seguridad, fue el primer mazazo al Gobierno de Sebastián Piñera e intensificó el histórico «conflicto mapuche», que enfrenta desde hace décadas a indígenas con empresas agrícolas y forestales que explotan tierras consideradas ancestrales.

Además, empañó los planes del Ejecutivo, que poco antes del crimen había anunciado el «Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en La Araucanía», un polémico tratado para amainar la conflictividad con los indígenas en la zona sur de país.

Según cifras del último censo, los mapuches son el pueblo originario más numeroso en Chile y representan cerca del 10 % de la población.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (71468 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: