El final del sueño americano

(DEL DERRIBO DE ESTATUAS DE ESCLAVISTAS AL ASALTO DEL CAPITOLIO).

Dos hechos recientes, uno en 2020: El Derribo de Estatuas de Prominentes Esclavistas, como reacción iracunda a la segregación racial, a raíz del asesinato de un ciudadano estadounidense de raíces africanas G. Floyd), descendiente de aquellos que no llegaron a colonizar territorios, sino de los que fueron cazados y vendidos para engrandecer el sueño de libertad de unos pocos anglosajones que, progresivamente, arrebataron el espacio ancestral a pueblos originarios de América del Norte.

El otro, el del 6 de enero de este año, día de reyes magos (prestidigitadores menos malévolos que los del mundo financiero) la profanación del Capitolio.

Parece que el SUEÑO AMERICANO será, en las próximas décadas, una pesadilla muy similar a los relatos de terror típicos de la ficción cinematográfica made in USA.

Por Jorge Luis Oviedo*

*@jloviedo57

El segundo hecho es una de las muestras más evidentes de los efectos de la propaganda sistémica; y, en este caso particular, de creerse todo aquello que proviene de la voz de personas a las que se considera prominentes: líderes políticos, religiosos, empresariales, modelos del éxito económico; en desmedro del éxito profesional, científico, artístico…

Sin embargo, lo que hay de fondo –para que, un amplio sector de población blanca que antes se sentía satisfecha con su recompensa monetaria (obreros de la industria automotriz, pequeños y medianos granjeros y asalariados, en general)se sienta, en lo que va del siglo, desprotegida, es porque, paulatinamente, su recompensa salarial (o la prosperidad de su negocio) se volvió insuficiente y, por el contrario, se ha precarizado– es la destrucción de la clase media, la enorme desigualdad de ingresos y el incremento de la pobreza y el desempleo.

De 1945 a 1980, EEUU, presumió de bienestar material (que lo tenía) y social frente al resto del mundo. Hoy, en cambio, ante el enorme descontento social, le echan la culpa a los migrantes y a China.

La realidad es que la élite empresarial y política de USA tomó decisiones bajo el efecto de la más poderosa droga: la arrogancia del poder imperial.Algo similar le ocurrió a la España que se erigió en Imperio con la Conquista de América. No ha vuelto a levantar cabeza, excepto con expresiones fuera de tono y contexto como aquella de ¿Por qué no te callas?

USA decidió optar por la parte más apetecible del capitalismo: el control del dinero (emisión, deuda, circulación, especulación… control financiero, en general: sembrar y cosechar a través de decenas de mecanismos; pero sin el control de la producción.

La fiesta se está terminando. El poderío militar, aunque tenga como base un presupuesto superior a los siguientes 10 mayores presupuestos de defensa del mundo, ya no es tan significativo para mantener el dólar como la divisa “preferida” del comercio internacional.

El US $ ha sido la mayor estafa que se le impuso al resto del mundo desde que se adoptaron los acuerdos de Bretton Woods en 1944; reforzada con el abandono unilateral, en 1971, del patrón oro.

Esas actos de prestidigitación y fuerza militar ya no asustan a otros países cuyas economías, tecnología y poderío militar son iguales o mejores.

Lo curioso de todo es que con la adopción del modelo neoliberal, cuyo mayor impulso se produjo con el Consenso de Washington (1989) y cuyas medidas comenzaron a adoptarse en 1990 en el Tercer Mundo, ha sido el principal causante del deterioro de la vida de miles de millones de personas en todo el planeta; no solo obreros y campesinos, sino profesionales universitarios calificados de los países industrializados, incluido, precisamente USA. Son ellos los que han sufrido el efecto de ese arrebato de codicia y usura capitalistas: vivir a expensas de todos los demás, con menos responsabilidad que la de los monarcas y los nobles europeos de la época absolutista.

El resultado es una concentración excesiva en el 0.000 01% de la población (aunque en los informes sobre  riqueza global se usa mucho el 1%) y una precariedad abusiva para el 80% de la población asalariada (con empleo permanente y subempleo); una pérdida progresiva de derechos en materia de vivienda, educación, salud, salubridad, acceso a energía eléctrica, etc. que era habitual en el Tercer Mundo, pero no en Francia, Alemania, Reino Unido y USA. No mencionamos otros países europeos que, desde hace décadas dejaron de ser referente de economías fuertes y ciudadanos felices en el resto de Europa, casi todos territorios imperiales en la antigüedad.

Detroit, ciudad símbolo de la industria automotriz, se declaró en quiebra en 2013. Hoy es, con las abandonadas instalaciones de sus gloriosas fábricas automotrices y barrios completos, una ciudad fantasma, muy  similar a aquellas poblaciones mineras de México o de América del Sur al final del período colonial español.

USA de sostiene, aún, gracias a lo que queda de su moneda (impuesto global) y de su “horda de hienas rubias” (Ejército con sus bases militares) como dijera el poeta Jacobo Cárcamo (1916-1959) seguirá importunando el vecindario; mientras lentamente se extingue como el cuerpo de un animal grande a la velocidad del hambre de los carroñeros: sus hermanos.

Desde la antigüedad se llegó a la conclusión de que las mayores fortalezas son también mayores debilidades.

La imposición del dólar y su resguardo militar le dieron a USA mucho poder en estas décadas transcurridas; pero el abuso de la financiarización fue un mal paso para sus fines perversos; pero una gran oportunidad para otros países.

El Partido Comunista Chino que jamás abandonó los 5 mil años de historia del país, con su planificación oportuna, es el que más provecho ha sacado para beneficio de sus más de 1400 millones de habitantes y el resto de los pueblos asolados por la élite de  Europa con sus prácticas culturales potenciadas por la élite empresarial, política y militar de USA durante los últimos dos siglos.

About ELCOMUNISTA.NET (72906 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: