Trump caldea el escenario a Biden en política exterior

Donald Trump dejará en una semana la Casa Blanca, pero no sin aprovechar hasta el último instante para complicar el mandato de Joe Biden, que se topará con una situación internacional caldeada tras las últimas maniobras del presidente saliente.

Por Héctor Miranda*

El actual mandatario no solo ha tenido un accionar errático en política doméstica durante buena parte de su gestión, con incitaciones a tomar el Capitolio entre ellas, sino que allende las fronteras estadounidenses ha dado pasos difíciles de imaginar, los cuales complicarán la labor de su sucesor.

Irán, Cuba, los hutíes de Yemen, el Sahara, China y el Oriente Medio han estado presente en la agenda de Trump y el Departamento de Estado y no es de extrañar que en la última semana de su mandato el controvertido mandatario dé alguna otra sorpresa.

ARABIA SAUDÍ Y LOS HUTÍES

El pasado domingo, el Departamento de Estado anunció que incluiría al movimiento hutí Ansar Alá, de Yemen, en la lista de organizaciones terroristas extranjeras, un paso que sentó de maravillas al Gobierno Saudí, aliado incondicional de Estados Unidos en la región.

«El Gobierno del Reino saluda la decisión de la administración estadounidense de incluir el grupo de hutíes en la lista de las organizaciones terroristas», destacó el Ministerio de Exteriores saudí en su cuenta oficial en Twitter.

Sin embargo, gobiernos y organizaciones internacionales manifestaron su malestar por la decisión de la Casa Blanca, entre ellas la ONU, que adelantó que ese paso tendrá consecuencias perjudiciales para el proceso político en Yemen.

«Nos preocupa que la designación pueda tener un impacto perjudicial en los esfuerzos por reanudar el proceso político en Yemen, así como pueda polarizar aún más las posiciones de las partes en el conflicto», dijo el pasado lunes el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric en una conferencia de prensa.

Al mismo tiempo, Mohammed Abdessalam, el jefe de la delegación hutí en las negociaciones con el Gobierno de Yemen, dijo a Sputnik que Estados Unidos pagará por la inclusión de Ansar Alá en la lista de los grupos terroristas.

IRÁN EN EL PUNTO DE MIRA

Por otra parte, hace apenas unas horas el secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró que Irán se convirtió en base del grupo terrorista Al Qaeda (prohibido en Rusia) en una maniobra que, según algunos analistas, solo pretende evitar la recuperación del Pacto Nuclear con Teherán.

Pompeo acusó a Irán de amparar a Al Qaeda, y anunció sanciones contra dos líderes del grupo terrorista presuntamente afincados ​​en el país persa y tres comandantes de los batallones kurdos de la organización.

Mientras, el director del segundo departamento de Asia de la Cancillería rusa, Zamir Kabúlov, declaró a Sputnik que las declaraciones de Pompeo no tienen fundamento alguno.

«Da la impresión de que el señor Pompeo, a última hora (de la presidencia de Donald Trump), quiere hacer algo más para dañar a Irán. Pero esto es absolutamente infundado e irrazonable», dijo Kabúlov.

Por otra parte, los recientes bombardeos israelíes en zonas sirias, a almacenes pertenecientes a milicias iraníes, según algunos analistas de la región podrían estar preparando el camino para una invasión a Irán durante los últimos días del mandato de Trump, que termina el próximo 20 de enero.

CUBA, EL SAHARA, CHINA

El Gobierno de Trump devolvió a Cuba al listado de los países patrocinadores del terrorismo, una relación de la que La Habana había salido desde 2015, durante el mandato del demócrata Barack Obama.

Durante su permanencia en la Casa Blanca, Trump intentó someter al Gobierno cubano por diferentes vías, pero nunca lo incluyó en la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo, una posición que puede degenerar en sanciones que pondrían en una situación cada vez más difícil al pueblo de la isla caribeña.

Poco antes, Trump pasó por encima de la ONU y firmó una declaración en la cual reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental, al tiempo que anunció la normalización de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel.

La Casa Blanca argumentó que reconocerle a Marruecos su soberanía sobre el Sahara Occidental, un territorio en disputa entre Rabat y el Frente Polisario, forma parte del acuerdo para el restablecimiento de los lazos entre los dos países.

Marruecos se convirtió así en el cuarto país árabe que acuerda normalizar sus relaciones con Israel, después de Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán, en los conocidos como Acuerdos de Abraham.

Por si fuera poco, el Departamento de Estado decidió a finales de la semana anterior terminar con las restricciones para el contacto oficial con Taiwán, a la que China considera una provincia rebelde, y que de seguro generará fricciones con Pekín, que deberá rebajar Biden nada más asuma.

Este panorama, un poco inesperado al final, tendrá que enfrentar Biden desde su llegada a la Casa Blanca, todo eso sin olvidar que su actual inquilino puede reservarle alguna otra sorpresa antes de entregarle las llaves, algo que no hará personalmente, porque ya advirtió que no estará en la ceremonia de investidura, lo cual no ocurrió antes en la historia reciente del país.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (71593 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: