Los israelíes ven peligrar la democracia

La mayoría de los israelíes cree que la democracia está en peligro y así lo refleja un sondeo realizado por el Instituto de la Democracia de Israel (IDI) en el que la mayoría de los encuestados expresa una caída en picado de la confianza en las instituciones públicas.

Por Rosa Bronstein*

«La falta de transparencia yo diría que es uno de los motivos fundamentales por los que la ciudadanía pierde la confianza en sus instituciones», señaló a Sputnik el sociólogo Amos Greuer, y agregó que «hay un clamor público de los israelíes, amasado más aún en los últimos tiempos, sobre la falta de información y falta de transparencia de quienes toman decisiones, es decir, el Gobierno».

Efectivamente, la institución que sale peor parada en la encuesta anual del IDI es el Gobierno. Los resultados del sondeo, que fueron presentados este lunes al presidente del país, Reuvén Rivlin, comparaban las opiniones de los israelíes sobre diversas instituciones en octubre y junio del año pasado.

LOS ISRAELÍES JUDÍOS, POCO CONFIADOS

El Ejército es el organismo que mejor parado sale entre los encuestados israelíes judíos, con un 81 por ciento.

«Yo confío en el Ejército, sé que está compuesto por todo tipo de gente, de los malos y de los buenos, pero también sé que tiene mecanismos de corrección y, dentro de todo, funciona», dijo Eyal Z., un tanquista en la reserva y militante de un partido de izquierdas.

Sin embargo, el IDI señaló en sus comentarios que el Ejército puntuaba un uno por ciento menos de aceptación que el pasado mes de junio y que este año es el que peor puntuó desde 2008.

Después del Ejército, la Presidencia del país recibe un 56 por ciento de aceptación por parte de encuestados judíos, en junio había recibido un 63 por ciento. Y, según el sociólogo, no es un dato muy alentador, «porque la Presidencia israelí es una institución suprapolítica, lo más cercano a algo neutral, y si eso también está en decaída, debería ser un toque de atención para la clase política», dijo.

La Corte Suprema puntúa con un 42 por ciento, 10 puntos menos que los que tenía en junio, seguida de la Policía, organización que tiene una caía de confianza del 44 al 41 por ciento.

«A mí me sorprende que un 41 por ciento de los israelíes confíen en la Policía», confesó a Sputnik Einat Maltz, una informática de la periferia de Tel Aviv. «Pensé que sería menos, ya que a mí me educaron en la idea de que quien no consigue ser criminal en este país, pues decide ser policía… Dicho esto, yo confío poquito en la Policía».

Los medios de comunicación ocupan un triste 32 por ciento en la confianza de los ciudadanos, en junio era un poco alentador 33 por ciento, y después está el Gobierno, que tiene la confianza de un cuarto de los encuestados judíos, comparado con el 29 por ciento de junio, mientras que el Parlamento cuenta con el apoyo del 21.5 por ciento de ellos, en claro descenso del anterior 32 por ciento.

En el último lugar, redoble de tambor, están los partidos políticos. «El hecho de que la base democrática, es decir, los partidos políticos tengan la confianza solo del 14 por ciento del público judío indica clarísimamente que el edificio democrático está periclitando en la mente de los votantes», dijo Greuer.

Y no es de extrañar, a decir del sociólogo, ya que la dinámica de los partidos en Israel es muy flexible y cambiante; «se crean y deshacen formaciones políticas con mucha facilidad, y así es difícil mantener lealtades, al tiempo que tenemos el primer ministro más longevo en el poder que no tiene intención de dejarlo, a pesar de estar encausado judicialmente, y un montón de partidos atomizados que no logran ponerse de acuerdo».

En junio los ciudadanos tenían un 17 por ciento de confianza en los partidos políticos.

ÁRABES ISRAELÍES, PEOR AÚN

Entre los árabes israelíes la institución que más les inspiraba confianza en octubre era la Corte Suprema, con un 42 por ciento, y la que menos, el gobierno, con un 14 por ciento. En junio los números eran un 60 por ciento para la primera y un 25 para la segunda.

En términos generales, el 57 por cien de todos los encuestados respondieron que la democracia israelí está en grave peligro. Dijeron lo mismo el 53 por ciento en junio.

Esta encuesta se publica cuando Israel está calentando motores para su cuarta elección general adelantada desde abril de 2019 y en medio del tercer confinamiento nacional por el ataque del coronavirus.

Cuando Rivlin recibió los resultados del sondeo, dijo: «Los últimos dos años, que han sido como una campaña electoral eterna, han erosionado drásticamente la confianza de la ciudadanía en las instituciones estatales del gobierno y la ley. Parece que en la guerra de desgaste entre los funcionarios electos y el público no hay ganadores. Solo hay agotamiento y desesperación».

Y tras criticar duramente la retórica de los políticos como «de lo más destructiva», hizo un llamamiento a las muy mal paradas instituciones del sondeo para que empezaran a trabajar para restaurar la confianza del púbico, «no después de las elecciones de marzo, sino mañana por la mañana», declaró el presidente.

El presidente del IDI, Yohanan Plesner, señaló en comunicado que, en tiempos de crisis de seguridad, «nos habíamos acostumbrado a respuestas nacionales caracterizadas por un fortalecimiento de la solidaridad y el entendimiento mutuo. La crisis del covid, sin embargo, ha logrado fracturar nuestra cohesión nacional».

La encuesta se realizó sobre 1.000 entrevistados en hebreo y 180 en árabe, con un margen de error del 2,9 por ciento.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (71529 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: