Máxima soberbia: Ucrania sacrifica la salud de su población al no comprar la vacuna rusa

Ucrania oficialmente optó por adquirir la vacuna china contra el coronavirus después de que quedó claro que las vacunas occidentales no llegarán al país en un futuro cercano. Kiev se niega a comprar la vacuna rusa Sputnik V pese a su alta eficacia alegando que Rusia «no se preocupa por la salud de los ucranianos». Sputnik analizó el asunto.

Por Denis Lukyanov*

En Ucrania ya arrancó la campaña para recoger firmas a favor de registrar la vacuna rusa Sputnik V. La idea de lanzar la campaña pertenece al partido ucraniano Plataforma opositora – Por la vida. La noticia sobre el inicio de la recogida de firmas fue difundida por el jefe de la organización juvenil del partido, Artiom Marchevski.

«Víktor Medvedchuk —presidente del Consejo Político del partido— ya lo ha acordado todo. Se trata de una historia puramente burocrática. Pero nuestros líderes no quieren esto, no lo necesitan; quieren comprar esa vacuna china que tiene una efectividad del 50%, mientras que la efectividad de la vacuna rusa se encuentra a nivel del 92%; es más, algunos estudios dicen que la cifra es del 96%», declaró Marchevski a la cadena ucraniana 112 Ukraina.

Medvedchuk, que tiene relaciones de confianza con Vladímir Putin, visitó Moscú en octubre de 2020 y abordó con el mandatario ruso el tema de los suministros de la vacuna rusa a Ucrania. 

El presidente ruso respondió a la solicitud del político ucraniano diciendo que Rusia está lista a cooperar con Kiev en este ámbito pese a cualquier tipo de dificultades políticas que existan entre los dos países. Pero, al mismo tiempo, recalcó que las autoridades ucranianas primero tienen que formular sus solicitudes y concretar sus necesidades.

Víktor Medvedchuk, presidente del Consejo Político del partido ucraniano Plataforma opositora – Por la vida
Víktor Medvedchuk, presidente del Consejo Político del partido ucraniano Plataforma opositora – Por la vida.

Entretanto, las autoridades ucranianas no dan ningún paso para solicitar la vacuna que el país tanto necesita. Según la estadística oficial, en Ucrania se registraron casi 1,2 millones casos de coronavirus. El número de nuevos enfermos diarios actualmente gira alrededor de 6.000 infectados. Las recientes tendencias muestran que la situación no es estable y no se puede excluir que en el futuro haya una nueva ola de infecciones.

Para evitar una grave crisis sanitaria Kiev necesita una herramienta efectiva y en términos absolutos la elección más lógica sería adquirir la vacuna rusa Sputnik V. Pero la cúpula política ucraniana se niega a comprar el fármaco ruso alegando que no quiere perder su peso político, porque adquirir la vacuna proveniente del «país agresor» —como a menudo llaman a Rusia en Ucrania por haber incorporado a Crimea— lleva consigo grandes riesgos para su reputación.

Pero cuando las vidas de miles de ciudadanos ucranianos están en juego, es tiempo de dejar atrás todas las discrepancias y no hacer caso a los nacionalistas ucranianos que alzan su voz cuando se habla de la compra de la vacuna rusa. Los líderes del país eslavo ponen sus intereses políticos por encima de las vidas de los ucranianos. Esto es soberbia y arrogancia a su máximo nivel.

Mientras tanto, los activistas ya recogen firmas a favor de los suministros de la vacuna rusa en los territorios de la región de Donetsk que se encuentran bajo el control del Estado ucraniano —el resto de la región está controlado por la autoproclamada República Popular de Donetsk—. Quienes concibieron la idea de recoger firmas planean enviar la solicitud de comprar Sputnik V al presidente y al gabinete de Ucrania.

Medvedchuk declaró que la empresa ucraniana Biolik envió una solicitud al Ministerio de Salud de Ucrania para el registro de la vacuna Sputnik V. Sin embargo, el director de Salud Pública de Ucrania, Víktor Liashko, dijo que los rumores sobre el registro de la vacuna rusa contra el COVID-19 en el país eslavo no tienen nada que ver con la realidad. El alto funcionario señaló que Ucrania usará solo los productos que pasaron con éxito la tercera fase de pruebas.

Es verdad que Sputnik V todavía no ha pasado la tercera fase de pruebas. En otras palabras, la tercera fase de pruebas de la vacuna rusa está en proceso. Pero es curioso que la vacuna china tampoco ha pasado por la tercera fase de pruebas, sin embargo, este hecho no le impidió a Kiev adquirir 1,9 millones de dosis de la farmacéutica china Sinovac Biotech.

¿Qué tan eficaz es la vacuna china?

La posición del Estado ucraniano la ha dejado claro el ministro de Exteriores, Dmitri Kuleba, quien se mostró en contra de la compra del producto farmacéutico ruso. El canciller ucraniano explicó que su país se niega a comprar la vacuna Sputnik V porque Rusia «no está preocupada por la salud de los ucranianos», sino que usa la vacuna supuestamente para promover sus propios objetivos. 

Pero esto simplemente no es así: el presidente ruso en su reunión con Medvedchuk señaló que el país euroasiático está dispuesto ayudar a su vecino. Kuleba, a su vez, prosiguió con su histeria antirrusa al tachar la vacuna rusa de un arma de guerra subsidiaria de Moscú contra Kiev. Con esta retórica de los altos funcionarios de Ucrania queda claro que rechazan optar por Sputnik V solo por desprecio a Rusia.

El acuerdo sobre los suministros de la vacuna china se firmó el 11 de enero entre la farmacéutica ucraniana Lekhim y la empresa china Sinovac Biotech. Está previsto que el producto llegue a Ucrania entre abril y mayo de 2021. Además, el acuerdo presupone que a partir de 2022 la vacuna sea producida en la ciudad ucraniana de Járkiv. No obstante, la eficacia de la vacuna ha sido sujeto de controversias en la sociedad y en la cúpula política del país eslavo.

El ministro de Salud de Ucrania, Maxim Stepánov, anunció que Ucrania se negaría a comprar la vacuna china de la empresa Sinovac Biotech bajo una condición, según el comunicado publicado en la página web oficial del Ministerio de Salud en Facebook.

Según el alto funcionario, la eficacia de la vacuna china resultó ser inferior al 60%. Al mismo tiempo, el acuerdo estipula que la eficacia del producto debería haber alcanzado un nivel superior al 70% para la fecha del inicio de los suministros. Sinovac Biotech, a su vez, asevera que la eficacia de su fármaco es del 97%.

El ministro de Salud ucraniano enfatizó que en caso contrario la compañía china tendría que devolver todo el dinero gastado por Kiev. Stepánov recalcó que la campaña de vacunación en Ucrania arrancará en febrero. Añadió que las autoridades esperan firmar nuevos acuerdos con otras empresas farmacéuticas.

Las autoridades de Ucrania y el sentido común

En cualquier caso, la compra de la vacuna china es una solución para Ucrania porque la población del país eslavo no está contenta con la inacción de las autoridades.Muchos están indignados ante la posibilidad de ser los últimos en recibir una vacuna occidental. Los socios occidentales no fueron capaces de dar ninguna garantía a Kiev en cuanto a un acuerdo sobre la compra de vacunas.

La vacuna china sí es una solución, pero adquirir la vacuna rusa sería una opción incluso mejor para Ucrania. La cooperación con Rusia en estas condiciones es importante pese a todas las discrepancias: es un paso lógico, pero resulta que hay quienes carecen de sentido común en el Gobierno ucraniano. 

Además, la vacuna rusa goza de una serie de ventajas decisivas que en comparación con sus análogos extranjeros hacen que Sputnik V parezca un producto más efectivo y favorable en la situación actual. Por ejemplo, Georgia se negó a comprar la vacuna china porque los indicadores de su eficacia le parecieron bajos. El producto ofrecido por Pfizer tampoco parece ser estable porque hubo casos de muertes entre los vacunados.

Sputnik V es la primera vacuna del mundo contra el COVID-19. La vacuna fue creada por el Centro Nacional ruso de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya sobre la base de una plataforma bien estudiada que se usa para luchar contra adenovirus. El Ministerio de Salud registró el fármaco a principios de agosto de 2020.

La vacuna ha pasado con éxito dos etapas de pruebas realizadas en los voluntarios de entre 18 y 60 años. Los organismos de los vacunados han logrado elaborar anticuerpos que impiden la propagación del SARS-CoV-2. La nueva fase de pruebas que involucra personas de la tercera edad e individuos de los grupos de riesgo comenzó en septiembre de 2020.

Tras el tercer análisis provisional de datos, Sputnik V mostró una eficacia del 91%. En los pacientes con casos graves de COVID-19 la eficacia fue del 100%. La vacunación con Sputnik V empezó en diciembre de 2020: más de 1,5 millones de personas ya han sido vacunadas. El fármaco ha sido registrado en Argentina, Bolivia, Bielorrusia, Argelia, Serbia y Palestina. 

El presidente Vladímir Putin ordenó iniciar la vacunación masiva contra el coronavirus en el país a partir del 18 de enero de 2021. Las autoridades rusas esperan que la campaña de vacunación ayude a reducir la propagación del nuevo coronavirus no solo en Rusia, sino también en todos los países que han recibido o pronto recibirán la vacuna rusa.

Llegada de la vacuna Sputnik V a Argentina
Llegada de la vacuna Sputnik V a Argentina.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (71632 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: