Incluir este alimento en tu dieta puede ayudarte a estar sano

Para muchos el queso es un alimento indispensable en la nevera. Además de estar rico, es uno de los productos más beneficiosos para nuestra salud: contiene proteínas, calcio y aminoácidos. La doctora nutricionista rusa Tatiana Razumóvskaya habló a Sputnik sobre las ventajas de incluir el queso en nuestra dieta.

Olvídate del cansancio

Para que el organismo funcione correctamente, las proteínas resultan cruciales: es su principal material de construcción. Y la falta de este elemento puede tener graves consecuencias. Los primeros indicios de que el organismo no tiene suficientes proteínas son: piernas hinchadas, resfriados frecuentes, fatiga y debilidad en el cuerpo, dice la experta en nutrición.

Según las recomendaciones de la OMS, al día una persona adulta necesita entre 45 y 55 gramos de proteínas, y una de sus principales fuentes es el queso. Unos 100 gramos de parmesano contienen aproximadamente 35 gramos de proteínas. El queso gouda tiene 23 gramos. Es una concentración mayor que la de la carne de res o de cordero, que proporcionan entre 18 y 20 gramos de proteína por 100 gramos de producto. El yogur, por ejemplo, tiene solamente 10 gramos.

Un golpe al hambre

Dependiendo de su procesado, el contenido calórico del queso puede variar entre 250 y 400 kilocalorías, y por tanto es bastante nutritivo. Debido a su alto contenido, controla el apetito y puede ser una buena alternativa a los dulces.

El queso contiene muchas grasas saturadas, por lo que muchos lo consideran poco saludable. Pero la doctora afirma que no existen estudios científicos que confirmen el vínculo entre el consumo de queso y el aumento del colesterol malo.

Razumóvskaya insiste en que incluso las personas que están a dieta pueden consumir queso, pero con ciertas excepciones: mejor evitar las variedades saladas y elegir los quesos con menor contenido en grasas. La sal tiende a retener los líquidos en el cuerpo. En este caso la médica recomienda entre 25 y 30 gramos de mozzarella y quesos blancos.

Mejora el ánimo

El queso contiene mucho triptófano. Es un aminoácido que se encarga de la síntesis de serotonina, la hormona de la alegría, y de la melatonina, que regula el sueño. 

Cien gramos de parmesano cubren la necesidad diaria de triptófano en un 190%, mientras que el roquefort lo hace en un 360%. Los quesos blandos también son saludables: 100 gramos de queso feta (hecho a partir de la leche de oveja y de cabra) proporcionan el 85% de la norma diaria de triptófano.

Adiós a las caries

Consumir queso es una buena manera de fortalecer los dientes y los huesos, ya que es rico en calcio. Cuando el organismo experimenta falta de calcio, tendemos a fatigarnos. Además, la piel se pone pálida, pueden surgir las caries y por las noches se producen calambres.  

Unos 100 gramos de queso curado contienen la cantidad diaria necesaria de calcio (entre 2.000 y 2.500 miligramos). Además, gracias a las vitaminas D y R, el queso se absorbe bien.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (72954 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: