Los múltiples usos de los reactores navales

Los rompehielos más potentes del mundo, las innovadoras unidades nucleares flotantes y las nuevas centrales de baja potencia estarán equipados con los reactores RITM-200 y sus modificaciones desarrollados por la Oficina de Diseño Afrikántov, según reveló su director, Dmitri Zvérev, en una entrevista con Sputnik.

Zvérev explicó que «la estrategia de desarrollo del Ártico de la Federación Rusa prevé la construcción de al menos cinco rompehielos nucleares universales del proyecto 22220 y tres de clase Lider del proyecto 10510».

El primero de ellos, Arktika, engrosó las filas de la flota nuclear rusa el 21 de octubre pasado, tras superar la prueba de navegación.

«Está dotado de un reactor RITM-200, un dispositivo de punta que no tiene parangón en el mundo y fue diseñado por la Oficina de Diseño Afrikántov», puntualizó.

LA VERSIÓN BASE

Estos reactores están desarrollados sobre la base en la experiencia rusa y soviética de construcción de rompehielos de propulsión nuclear, indicó Zvérev.

«La principal ventaja del reactor consiste en su pequeño tamaño y en su rendimiento, en particular hizo posible construir rompehielos universales y garantizar características técnicas mejoradas en cuanto a la velocidad, la capacidad de paso y otros parámetros», subrayó.

Arktika y otros cuatro rompehielos del proyecto 22220 –Sibir, Ural, Yakutia y Chukotka, todos ya en construcción– reemplazarán los buques fabricados todavía en tiempos soviéticos que culminaron su ciclo de vida útil.

La construcción de rompehielos universales, es decir buques que se pueden utilizar durante todo el año en condiciones meteorológicas diversas, es especialmente importante hoy en día, cuando se está intensificando el flujo de mercancías por la Ruta Marítima del Norte, especificó el director.

EL ‘LÍDER’ DE LOS ROMPEHIELOS

Mientras, en los rompehielos de clase Lider del proyecto 10510 se instalarán otros reactores, los RITM-400.

«Representan una evolución de los RITM-200, con un aumento de la potencia térmica unitaria de hasta 315 megavatios, lo que supera la de todos los reactores de buques existentes» informó Zvérev.

Los RITM-400 son 1,8 veces más potentes que la modificación anterior y los rompehielos Lider «podrán quebrar hielo de hasta 4,3 metros de grosor y abrir un canal de hasta 50 metros de ancho».

«Como resultado se verá garantizada la navegación por la Ruta Marítima del Norte durante todo el año, incluido para los buques de gran tonelaje», recalcó.

CENTRALES FLOTANTES

Otra modificación de los RITM-200, los RITM-220M, servirán para construir centrales nucleares flotantes similares a la ya operativa Akadémik Lomonósov que, sin embargo, está dotada de otros reactores, los KLT-40S de 35 megavatios cada uno, que también fueron ideados por la Oficina de Diseño Afrikántov.

«Se trata de un RITM-200 modernizado con un plazo de recarga de combustible aumentado hasta 10 años», aclaró el ingeniero.

Los dos reactores instalados en las centrales flotantes podrán abastecer al consumidor con hasta 100 megavatios de energía eléctrica.

La parte flotante de las centrales se realizará en dos versiones, autopropulsada o no (SOE o OPEB, por sus siglas en ruso).

Las OPEB se emplazarán «en bahías y puertos con embarcaderos equipados para estacionar un reactor flotante y para transportar la energía a la costa».
Mientras, las SOE «no requerirá estacionamiento y se podrá usar incluso en alta mar para suministrar electricidad a las plataformas de perforación».

MINICENTRALES

Otro proyecto de la Oficina de Diseño Afrikánov consiste en «una amplia gama de centrales nucleares de baja potencia» (ASMM, por sus siglas en ruso) dotadas de reactores inicialmente desarrollados para rompehielos de propulsión nuclear.

«Como proyecto insignia del segmento de centrales terrestres figura una central nuclear en base del reactor RITM-200N con una potencia de 55 megavatios», indicó Zvérev.

Las ASMM, cuyo diseño se está elaborando en versión flotante o terrestre, representan «una solución universal escalable que resultará útil tanto para países que no están dispuestos a realizar un proyecto de central nuclear de una potencia mayor como para territorios distantes o con una infraestructura energética limitada».

«La particularidad de las centrales consiste en el emplazamiento de dos reactores en una vasija protectora individual y hermética bajo una sola cubierta en el mismo edificio (una solución tradicional para los reactores de buque)», lo que permite tener solo un sistema de control y mantenimiento para ambos reactores y a la vez garantizar el funcionamiento independiente de cada uno.

La versión flotante tiene varias ventajas, como la posibilidad de prefabricarla y una retirada de servicio y un reciclaje fáciles, mientras que la terrestre cuenta con «una grande demanda potencial porque la mayoría de los lugares donde se puede competir con los hidrocarburos se encuentran en tierra firme y bastante lejos de las costas del mar o del océano», aseguró el director de la Oficina de Diseño Afrikántov.

Además de suministrar energía, las centrales de baja potencia contribuyen al desarrollo de la región gracias a la creación de empleos, el uso de los servicios de las empresas locales y el pago de impuestos, agregó.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (72906 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: