EDITORIAL.- Biden, pocas esperanzas con muchas certezas

Aunque los yanquis han sido buenos para la predistigitación financiera y aprovecharse de las debilidades de otros pueblos por la fuerza de las armas y sus propaganda mediática, Trump sirvió para mostrar que hay detrás del gran escenario.

Así, durante estos cuatro años que le tocó gobernar, a Trump, con un comportamiento sui generis, puso en evidencia el descontento que provoca la enorme desigualdad de ingresos y el racismo; pese a los esfuerzos de la élite por reiterar que EE UU es  una sociedad de oportunidades.

Desde 1945, sin que nadie se los pidiera, se impusieron como los amos y de ejemplo a seguir para el resto del mundo.

Una ejemplaridad digna del pasado de conquista y exterminio que practicó un grupo de reinos de la Europa Occidental y que dio como resultado el modo de producción imperante; en el que, las oportunidades están dispuestas para la élite, como muy bien lo demuestra el año que recién concluyó: los mil millonarios se enriquecieron mucho más.

Así, pues, con la Administración Biden, EE UU, ha retornado a lo predecible, especialmente en su política exterior: hacer prevalecer los intereses de las élites empresariales políticas y militares por lo medios que sean necesarios.

De modo que el mundo no tiene que abrigar esperanzas en la posibilidad de un cambio en política exterior de USA, sino en el surgimiento del equilibrio que, desde hace un lustro, se ha incrementado con el protagonismo de China y Rusia en la escena mundial; Juntos, aunque no revueltos, constituyen hoy por hoy, el más sólido contrapeso en lo comercial y lo militar, al tradicional expansionismo y chantaje que los EEUU  acostumbra aplicar a toda nación que no los obedece.

Irán, Cuba, Venezuela, Corea del Norte son algunos de los países que más han soportado el descarado azote de USA, por no seguir, al pie de la letra, la doctrina del destino manifiesto.

Aunque todavía quedan naciones, cuyos gobiernos y empresarios títeres, leales a ese capitalismo de superproducción compulsiva, esclavizan a un buen número de sus coterráneos a través del trabajo por hora con recompensa salarial insuficiente, mientras dejan un amplio sector sin empleo, los que se afanan por mantener en cuidados intensivos el sistema. La población es, hoy, más consciente de sus desafíos; de ahí, las protestas y la respuesta cada vez más organizada de los pueblos.

Ejemplares han sido, por ejemplo, las respuestas colectivas de las mayorías en Bolivia y Chile el año anterior, pese a la pandemia.

La administración que se inició el 20 de enero al mediodía con la toma de posesión de Biden lo que da al mundo es la certeza de lo que Estados Unidos ha sido durante los últimos 75 años con su pregonada propaganda de la libertad y la democracia, con sus acciones bélicas recurrentes en todas partes del mundo, con su desproporcionado gasto militar para mantener a flote el dólar como moneda internacional. Sin embargo, internamente, tendrán un problema mayúsculo.

El problema que puso en evidencia la administración Trump, el deterioro de lo que otrora fuera una paradigmática clase media y el fin del sueño americano; hoy convertido en pesadilla. Asimismo, el racismo, arrastrado desde la época colonial no sólo con los que fueran mano de obra esclava durante siglos, sino con el resto de las minorías, en especial la latinoamericana; y, dentro de ella, los más de 60 millones de mexicanos.

Biden, con juegos de palabras, quiso garantizar, al menos en la retórica, que USA será un ejemplo para el resto de las naciones. ¿Cómo puede ser un ejemplo a seguir un país donde la felicidad colectiva se volvió una quimera? ¿Cómo puede ser modelo a seguir un país que impuso su moneda a fuerza de bases militares, invasiones, embargos y bloqueos comerciales? ¿Cómo puede ser ejemplo a seguir un país donde el sueño de obtener empleo y vida digna es hoy una pesadilla?

En todo caso, para no dejar dudas, de que USA quiere ser el amo del mundo con las mismas artimañas y desenfrenos, basta reparar en su grupo de colaboradores, fieles representantes del Gobierno Permanente.

About ELCOMUNISTA.NET (73167 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: