La UE publica el contrato con AstraZeneca pero oculta con tachones el precio, las cantidades y las fechas de entrega de las dosis

La Comisión Europea (CE) ha publicado este viernes el contrato que firmó con la farmacéutica AstraZeneca para el suministro de vacunas contra el coronavirus. No obstante, en el documento están ocultos el número de dosis a distribuirse en cada plazo, las fechas o el precio pactados. 

La redacción del acuerdo comercial difundida sí especifica que el total de 300 millones de dosis podrá fabricarse en las plantas que la compañía tiene en Europa y también en el Reino Unido, tal como han exigido  desde Bruselas después de que la compañía anunciara que recortaría las entregas en el primer trimestre por supuestos problemas de rendimiento en las fábricas en suelo europeo. 

Para evitar futuros conflictos como el abierto con AstraZeneca, la Unión Europea ha aprobado este viernes el mecanismo que obliga a las farmacéuticas a notificar si quieren exportar vacunas fuera del territorio comunitario. 

Los «mejores esfuerzos» de AstraZeneca

El contrato de 41 páginas reza que la compañía deberá dedicarsus «mejores esfuerzos para fabricar las dosis iniciales para su distribución en la UE, y para entregar en los centros de distribución, tras las autorizaciones de comercialización de la UE».

En las palabras «mejores esfuerzos» se ha basado hasta ahora la defensa de la compañía ante los problemas en el ritmo de producción, que han indignado a la Unión Europea. Y es que Bruselas había trazado su plan de vacunación, para lograr un 70% de población inmunizada en verano, contando con las dosis de AstraZeneca. 

No se detallan las cantidades y plazos de entrega

En el documento se detallan las fechas para las entregas, que han sido tachadas, pero que abarcan el primer trimestre del 2021 en un primer plazo. Para el resto de envíos hay una fecha límite que se ha ocultado en la versión difundida. Igualmente, aparecen censurados los datos sobre precios, facturas y otros asuntos confidenciales que pueden afectar a la seguridad, según ha justificado el portavoz del Ejecutivo europeo.

La presidenta Ursula Von der Leyen del Ejecutivo europeo ha asegurado antes este mismo viernes que el contrato reflejaba «cantidades de entrega muy claras» para diciembre y los tres primeros trimestres de 2021. «Sabemos exactamente lo que hay en el contrato, y por eso es importante para nosotros que ahora se haga público», ha afirmado en una entrevista con la radio alemana Deutschlandfunk.

La presidenta de la CE ha insistido en que los compromisos de entrega «están en el contrato» y confirmaba su intención de hacerlo público, si bien ya advertía: «Hablamos con la empresa para ver qué partes hay que suprimir. Son datos empresariales sensibles; eso está claro».

El contrato confirma que pueden fabricar en las plantas de Reino Unido

El contrato establece que AstraZeneca podrá fabricar para la Unión Europea en las plantas que la compañía tiene en el Reino Unido, una de las principales peticiones de la Comisión Europea.

«AstraZeneca hará sus mejores esfuerzos para fabricar la vacuna en centros de fabricación ubicados en la UE (que a efectos de esta cláusula se incluye al Reino Unido) y podrá fabricar la vacuna en instalaciones de fuera de la UE, si es apropiado, para acelerar el suministro», se apunta en la sección 5, que exige que se notifique y justifique la decisión ante la Comisión. 

«Siempre hemos dicho que, de hecho, hay una serie de fábricas en el contrato con AstraZeneca y se prevé que éstas contribuyan su esfuerzo de entregar dosis a la UE», ha afirmado en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer.

En el caso de problemas con la producción en suelo comunitario, se contemplan también otros mecanismos: la Comisión o los Estados pueden presentar a la empresa una lista de los fabricantes capaces de producir la vacuna y AstraZeneca debe hacer, de nuevo, «esfuerzos razonables» para contratar a estas organizaciones. 

En el caso de que las vacunas acordadas no se entreguen, o se entreguen más tarde de las fechas pactadas (que aparecen censuradas), la obligación de pago por parte de la Bruselas queda suspendida y solo continuará cuando se completa la entrega.

Las vacunas producidas en la UE solo podrán exportarse con su autorización

Tras el conflicto con AstraZeneca, la Unión Europea obligará a las farmacéuticas que produzcan vacunas contra la COVID-19 en territorio comunitario a notificarle cuando quieran exportarlas fuera y solo podrán hacerlo si las autoridades del país en el que tengan sus fábricas les dan el visto bueno para ello.

«El objetivo es proporcionar inmediatamente total transparencia, que hasta ahora ha faltado y es lo que los europeos esperan, y si es necesario nos dará una herramienta para asegurar la entrega de las vacunas», ha sostenido en una rueda de prensa del vicepresidente de la Comisión y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis. 

Von der Leyen rebate a AstraZeneca sobre sus «mejores esfuerzos» 

Durante la entrevista, la presidenta Von der Leyen ha aludido también al compromiso de AstraZeneca de dedicar «los mejores esfuerzos» para la fabricación, pero ha afirmado que eso solo era válido «cuando todavía no estaba claro si podrían desarrollar una vacuna».

«Y hay sitios de producción que se supone que producen estas cantidades de entrega», ha continuado Von der Leyen, que ha agregado: «Hay órdenes vinculantes y el contrato es muy claro. AstraZeneca también nos ha asegurado expresamente en este contrato que no existen otras obligaciones que impidan la ejecución del contrato, y eso es lo que nos importa, simplemente».

La presidenta de la Comisión ha recordado también que se hizo la inversión en la vacuna «con la estipulación clara» de construir las «capacidades de producción necesarias para llevar a cabo» la fabricación en masa de vacunas.

En caso de disputa sobre el contrato, el mismo está sujeto a la legislación y la jurisdicción de Bélgica, país donde tiene su sede la Comisión Europea, mientras que la farmacéutica aparece en el documento domiciliada en Suecia.

La UE pide más explicaciones sobre sus problemas en la producción 

Finalmente, Von der Leyen ha vuelto a explicar que la CE quiere «una explicación plausible de por qué existen estos problemas iniciales» , con el fin de trabajar «juntos» para resolverlos. «Queremos transparencia. Queremos saber qué está pasando», ha insistido, después de que ambas partes lograran reconducir sus negociaciones a una conversación más «constructiva». 

Antes, a principios de esta semana, AstraZenca hizo oír su defensa a través de una entrevista al consejero delegado Pascal Soriot, publicada en los medios europeos: “No es cierto que desviemos la vacuna de Europa a otros países para sacar beneficio”, zanjó el directivo francés, que reconocía su responsabilidad, pero argumentaba que la UE había cerrado el contrato tres meses después que el Reino Unido, que no se ha visto afectado por el retraso.

Soriot acusó a la Comisión de ser demasiado «emocional» con el asunto y recalcó que el contrato solo les obliga a hacer todo lo posible para enviar las dosis pactadas. «Las plantas con menor rendimiento son las que suministran a Europa. No lo hemos hecho a propósito», un argumento que podría verse comprometido tras la publicación de las cláusulas del contrato. 

Este domingo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mantendrá una reunión con los consejeros delegados de las empresas farmacéuticas con las que Bruselas ha firmado contratos de compra de vacunas por anticipado.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74515 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: