Miembros de policía de EEUU temen que el Gobierno subestime amenaza del nacionalismo blanco

Las autoridades estadounidenses deben tomar el nacionalismo blanco y el terrorismo doméstico más en serio como amenazas a la seguridad y prepararse para la violencia extremista que seguramente vendrá, dijeron este viernes a Sputnik dos exaltos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

El miércoles, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos advirtió que los extremistas internos que se oponen a la transición presidencial podrían continuar movilizándose y cometiendo actos de violencia, envalentonados por la violación del edificio del Capitolio de Estados Unidos, sede del Congreso, el 6 de enero.

Los símbolos de la supremacía blanca se vieron entre la multitud de partidarios del expresidente Donald Trump (2017-2021) que irrumpieron en el Capitolio.

Trump fue acusado de incitar a los disturbios y enfrenta un juicio en el Senado en febrero.

El expresidente negó los cargos y dijo que el discurso que pronunció antes de los disturbios fue apropiado.

AMENAZA EXTREMISTA

La directora ejecutiva de Law Enforcement Action Partnership (LEAP), Diane Goldstein, ex teniente comandante del Departamento de Policía de Redondo Beach, California (oeste), dijo que el flagelo de la supremacía blanca no se está abordando adecuadamente en Estados Unidos.

«Nuestra mayor amenaza es el terrorismo doméstico y el nacionalismo blanco, como estadounidenses no nos tomamos en serio la amenaza del nacionalismo blanco», dijo Goldstein.

Agregó que «en la década de 1990, la Hermandad Aria y la Orden fomentaron mucha violencia y las fuerzas del orden tomaron una posición firme y rechazaron a estas personas; eso no está ocurriendo en este momento».

El exjefe de policía de Seattle (noroeste), Norm Stamper, advirtió que los disturbios en Capitol Hill no fueron una aberración o anomalía.

«Este es el primero de otros que veremos, es muy preocupante cuando miro al futuro», afirmó.

Stamper dijo que la forma en que la seguridad manejó el ataque fue terriblemente negligente y sugirió que la respuesta laxa fue «deliberada por parte de muchos», dado que tenían inteligencia antes del evento de protesta.

Agregó que siempre supo que individuos de extrema derecha se han infiltrado en los departamentos de policía y el ejército, pero expresó sorpresa por el alcance de esa infiltración.

«Con respecto a los Proud Boys, Oathkeepers y otros en la aplicación de la ley y el ejército, sé que la cifra es mucho mayor de lo que pensaba hace 20 años», dijo.

Apuntó que no se trata solamente de «un puñado de manzanas podridas», sino que «es un hilo importante en la aplicación de la ley, deberían tener prohibido sujetar un arma».

Stamper estaba consternado por la forma en que los alborotadores se enfrentaron.

«El ataque contra el Congreso fue desmedido y los alborotadores invadieron la privacidad de quienes ocupan cargos públicos, pasaron por escritorios privados y miraron en los cajones», recordó Stamper.

El exalto oficial de policía cree que Trump tiene una gran responsabilidad por lo sucedido, por ser un supremacista blanco que «aplaude» la brutalidad policial y el racismo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (72904 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: