La sequía y la reducción agrícola desestabilizarán más Oriente Medio

La crisis climática amenaza con desestabilizar aún más Oriente Medio, por la creciente sequía y la disminución de la producción agrícola que provocarán desplazamientos migratorios masivos del campo a la ciudad con más desigualdades y conflictos, según un estudio de la Universidad de Tel Aviv del que hoy informó esta institución.

La región, “ya de por sí más caliente y seca”, afronta un futuro “sombrío” por el calentamiento global, que “está avivando aún más las fricciones entre grupos étnicos” y aumenta las tensiones “por el deterioro del clima”, alerta una reciente investigación de Dan Rabinowitz, profesor de sociología y antropología de este centro académico.

La reducción de cultivos “obligará a millones de personas a abandonar zonas rurales del interior y buscar refugio en ciudades” con infraestructura precaria y poca capacidad o voluntad para acoger a nuevos habitantes, avisa Rabinowitz en su libro “El poder de los desiertos: cambio climático, Oriente Medio y la promesa de una era pospetrolera”, publicado por la Universidad de Sanford (EE.UU.).

Fricciones étnicas y desigualdades

Esto ya se produjo en “casos trágicos” como los de Sudán o Siria y “podría convertirse en una nueva normalidad en Oriente Medio”, agrega el autor, que advierte sobre las fricciones entre grupos étnicos o las desigualdades que el cambio climático puede exacerbar.

Los países pobres de la región, “cuyas contribuciones a la crisis climática han sido relativamente menores, son los que más sufrirán”, mientras que “los más ricos y tecnológicamente más avanzados” son los que “tienen los medios para adaptarse” y “protegerse de los peligros” de la nueva situación medioambiental, pese a ser “responsables” de producir “mayores emisiones de efecto invernadero por cápita”.

Pero a la vez son estos últimos, las monarquías del golfo Pérsico que los últimos setenta años acumularon “una riqueza legendaria“, los que podrían “convertirse eventualmente en parte de la solución a la crisis climática”, lo que plantea ciertas perspectivas optimistas.

Estos países tienen un futuro “precario” si no se reinventan: la era del petróleo está llegando a su fin y las fuentes de energía renovable actualmente eclipsan a los combustibles fósiles en el transporte y en la producción de electricidad en todas partes, de acuerdo con el informe.

En este contexto, cambiar de estrategia se ha vuelto “imperativo” y los Estados en el Golfo reúnen todos los ingredientes para ello.

Integración de nuevas tecnologías

Su tierra es más bien “improductiva” y poco útil para agricultura y, a la vez, cuentan con “más de 300 días soleados al año”, con “buenas reservas de capital para invertir” y tienen una larga experiencia “en la integración de nuevas tecnologías en infraestructura civil“.

Ante ello, pueden “expandir drásticamente el uso de energía solar para su producción doméstica de electricidad” y, al tiempo, invertir en nuevas tecnologías de energías renovables en todo el mundo.

El estudio considera que, con su poder de mercado, podrían dejar atrás el petróleo o el gas natural para asumir un “papel de liderazgo” en el sector de las energías renovables.

“En lugar de resistirse a la transición energética, que estaba en marcha incluso antes de la COVID-19 y se aceleró desde entonces”, las monarquías árabes del Golfo podrían “unirse en la lucha para frenar el cambio climático” y cambiar al lado “correcto” de la historia, concluye Rabinowitz.

EFEverde

About ELCOMUNISTA.NET (72932 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: