Sputnik V se abre paso, hasta en Europa

La vacuna Sputnik V se abre paso poco a poco en el mundo, incluso en la cauta Europa, donde siempre tienen recelos con todo lo relacionado con Rusia, una campaña que viene de muy lejos y que no excluyó al referido fármaco, creado para combatir el covid-19.

Por Héctor Miranda*

Cuando el 11 de agosto Moscú anunció el registro de la referida vacuna, producida por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, en Occidente pusieron el grito en el cielo y se cuestionaron la seriedad del paso dado y, por supuesto, la futura eficacia de Sputnik V.

Las críticas llovieron en las semanas y meses siguientes. Las vacunas «buenas y serias», según los analistas europeos y estadounidenses, además de algunos en otros países, eran las producidas en Europa o Estados Unidos. Otra vez la política se ponía en medio de una cruzada contra la salud, incluso de la vida.

EL TIEMPO PONE TODO EN SU LUGAR

Pasaron los meses y Sputnik V mostró su eficacia. Los ensayos probaron que era efectiva en más del 90 por ciento, una cifra a la que casi ninguna otra vacuna ha llegado. Los inoculados, además, no mostraban síntomas, más allá de alguna fiebre ligera y pequeños dolores de cabeza o musculares.

Aún así, a la vacuna rusa le costaba trabajo abrirse al mundo, al mercado, a pesar de la disposición del país de permitir su fabricación en cualquier nación. Solo algunos gobiernos, como el argentino de Alberto Fernández, asimilaron su producción.

Con el visto bueno del Gobierno mexicano a que sus ciudadanos sean inmunizados con la vacuna rusa, ya son 17 los países que se han sumado. En esa lista, además de Rusia, aparecen Argelia, Argentina, Bielorrusia, Bolivia, Hungría, Palestina, Paraguay, Serbia, Turkmenistán, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela, entre otros .

En la presente semana muchos medios del mundo, incluidos los otrora críticos acérrimos, comenzaron a alabar las virtudes del fármaco ruso, sobre todo después de que la revista The Lancet hiciera públicos los resultados de los ensayos clínicos.

THE LANCET Y MERKEL

El medio británico, una de las revistas médicas más antiguas y prestigiosas del mundo, publicó un artículo sobre Sputnik V en el que presentó el análisis intermedio de las tres pruebas de la vacuna, en la cual deja claro que confía en su eficacia y seguridad.

Kiril Dimitriev, director general del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) dijo poco después que «en agosto, Rusia dijo que teníamos una de las mejores vacunas del mundo, muchos países lo creyeron, ya está registrada en 16 países, estamos trabajando activamente con ellos. Muchos dudaron, pero el artículo en The Lancet brinda datos y contesta a todas las preguntas».

La revista de marras destacó que el análisis presentado abarca a 21.977 personas adultas, las cuales, entre el 7 de septiembre y el 24 de noviembre de 2020 fueron asignadas de manera aleatoria al grupo de vacuna (16.501 personas) y al grupo de placebo (5.746). En total 19.866 voluntarios recibieron dos dosis de la vacuna, y entre ellos se confirmaron solo 78 casos de covid-19.

En esas pruebas tomaron parte 2.144 personas mayores de 60 años (1.611 en el grupo de vacuna y 533 en el grupo de placebo) y, según el artículo, en su caso la vacuna fue eficaz al 91,8 por ciento.

Estos datos motivaron a algunos líderes europeos, que, de pronto, cambiaron su opinión sobre Sputnik V, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, quien calificó como bueno lo aportado por The Lancet sobre la vacuna rusa, al tiempo que apuntó que Berlín y Bruselas, en referencia a la Unión Europea, aceptarán cualquier vacuna registrada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

«Siempre hemos dicho que vamos a saludar cordialmente a cualquiera que solicite el registro de la Agencia Europea. Hablé de esto con el presidente ruso, hoy vimos buenos datos sobre la vacuna rusa», dijo Merkel

La víspera, el diario germano Welt comunicó que los creadores de Sputnik V solicitaron su producción en Alemania y agrega que en enero pasado «el desarrollador de la vacuna» rusa envió una solicitud a la farmacéutica IDT Biologika, ubicada en la ciudad de Dessau, en el estado de Sajonia-Anhalt, para producir Sputnik V.

LOS INCUMPLIMIENTOS DE OTRAS FARMACEUTICAS

La Unión Europea, por su parte, enfrenta problemas con el suministro de vacunas, sobre todo con la producida por AstraZeneca, por la cual adelantaron una cuantiosa suma, y ahora, según publicaciones y declaraciones recientes, saltan a la luz incumplimientos.

La cúpula dirigente de la UE cree, incluso, que AstraZeneca vende sus producciones a otros países que pagan mejor, en lugar de cumplir lo pactado.

La semana anterior, la comisaria de Salud de la UE, la chipriota Stella Kyriakides, dejó claro en una reunión del consejo de dirección de la Comisión encargada de la estrategia europea para las vacunas con representantes de AstraZeneca, que «en el futuro, todas las compañías que produzcan vacunas contra el COVID-19 en la UE tendrán la obligación de proporcionar una notificación previa cuando deseen exportar a terceros países».

Y si las palabras de Kyriakides no fueron suficientemente claras, la Comisión propuso la creación de un mecanismo de transparencia para las exportaciones, lo cual representará una camisa de fuerza para los productores, que no tendrán otra opción que someterse al escrutinio de la Unión Europea antes de vender su producción más allá de las fronteras de la UE.

OTRAS VOCES A FAVOR DE SPUTNIK V

Por otra parte, el primer ministro checo, Andrej Babis, informó la víspera que visitará Budapest el viernes para obtener información de su homólogo húngaro, Viktor Orban, sobre el uso de la vacuna rusa, tomando como base que Hungría fue el primero de los países de la Unión Europea en utilizarla.

«El viernes volaré a Budapest para que Viktor Orban intercambie conmigo información sobre cómo maneja la parte húngara (el uso de la vacuna Sputnik V). Es necesario ver si esas vacunas son seguras desde el punto de vista de la salud, y absolutamente no importa cuál es el origen. Las últimas informaciones aseguran que son de muy alta calidad», dijo Babis.

Por otra parte, el canciller federal de Austria, Sebastian Kurz, también se pronunció en contra de mantener «los tabúes geopolíticos» en la Unión Europea con respecto a las vacunas anticovid de China o Rusia.

«No debe haber tabúes geopolíticos a la hora de aprobar vacunas. Naturalmente, la EMA también debería verificar la aprobación de vacunas chinas o de la vacuna rusa cuando presenten una solicitud», apuntó Kurz en su cuenta de Twitter.

Según el líder austriaco, «cualquier vacuna adicional que sea eficaz y esté aprobada es importante en la lucha contra la pandemia. Solo juntos a través de la cooperación internacional podremos derrotar esta pandemia».

En España, por su parte, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, abrió las puertas a Sputnik V: «Vamos a recibir entusiastamente cualquier vacuna que tenga la autorización de la EMA. Ese es el único margen y el único requisito», comentó en respuesta a la pregunta de un diputado en el Congreso.

En este escenario, la vacuna rusa gana espacios y adeptos entre los políticos y los especialistas de buena parte del mundo, una buena razón para borrar el recelo generado al anunciar su registro.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (73186 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: