Uno de cada cinco diagnósticos de cáncer en España, en el limbo por el covid

La pandemia de la covid-19 demoró la detección del cáncer y redujo en un 20 por ciento los diagnósticos realizados en España, una situación que los oncólogos del país denuncian con motivo de este Día Mundial contra el cáncer.

La pandemia que alteró el funcionamiento habitual de nuestras vidas tuvo graves consecuencias en la diagnosis de una enfermedad que sigue creciendo en España, donde se identifican unos 270.000 nuevos casos al año.

Según datos recabados por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la detección del cáncer se redujo en torno al 20 por ciento durante el año de la crisis sanitaria, lo que afecta a uno de cada cinco pacientes.

Se trata de personas que están padeciendo la enfermedad pero no lo saben, por lo que su diagnóstico será tardío y probablemente en un estado más avanzado del cáncer, lo que puede dificultar las posibilidades de superación.

El cáncer sigue siendo una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo y en España provocó 113.000 fallecimientos en 2020, indica la SEOM.

CAEN LOS DIAGNÓSTICOS EN PLENO COLAPSO SANITARIO

«Durante la pandemia observamos una reducción en el porcentaje de primeras visitas, y también vimos que algunos de los diagnósticos se hicieron en estadios más avanzados», constata en declaraciones a Sputnik la doctora Cristina Saura, miembro de la Junta Directiva del grupo SOLTI, que agrupa a profesionales de disciplinas vinculadas al cáncer de toda España.

La doctora Saura dirige la Unidad de Cáncer de Mama del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, donde el hallazgo de tumores en estado avanzado durante las primeras consultas creció de un 7 por ciento en 2019 a un 14 por ciento en 2020.

La primera ola del covid-19 obligó a los profesionales de su unidad a posponer tratamientos, sustituir visitas presenciales por telefónicas y reestructurar sus agendas para evitar la acumulación de pacientes en salas de espera.

Según la doctora Saura fueron meses de «mucha incerteza para las pacientes que se estaban haciendo tratamientos y debían seguir con ellos» pese a la situación en los hospitales.

Otro de los retos fue mantener los recursos dedicados al cáncer, como las cirugías oncológicas, que nunca se llegaron a parar durante la pandemia, las pruebas radiológicas o los cribados entre la población.

Pese a la lucha de los profesionales para mantener el ritmo y recuperar tiempo perdido, una de las consecuencias inevitables de la sobresaturación de los centros fue esta caída en el volumen de diagnósticos.

«Nos plantea un escenario complicado éste y los próximos años, porque los diagnósticos se realizarán en fases más avanzadas, con peores pronósticos y una mortalidad más elevada», dice al respecto el doctor Aleix Prat, presidente de SOLTI y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona.

Los datos de SEOM indican que pese a la pandemia los tumores siguieron siendo la primera causa de mortalidad entre los hombres españoles con un 26 por ciento y más de 28.000 fallecimientos anuales.

En mujeres, el cáncer ocupa el tercer lugar con un 17 por ciento de las muertes, más de 18.900, por detrás de enfermedades cardiovasculares e infecciosas.

Para 2021 se espera que la incidencia siga creciendo especialmente en los tumores relacionados con el tabaco, como los de cavidad oral y faringe y los de pulmón.

APUESTA POR LAS VACUNAS

Un año después del primer caso de covid-19 detectado en España, la esperanza entre los sanitarios es que el acceso a las vacunas contra el covid-19 y la esperada inmunidad entre la población permitan a los centros recuperar su actividad habitual.

«Claramente no estamos todavía en situación de normalidad, porque seguimos haciendo muchas visitas telefónicas, algo que antes nunca hacíamos, y seguimos teniendo que luchar para hacer ciertas pruebas en el hospital ante la falta de recursos», explica la doctora Saura.

Por su parte, la vicepresidenta de SOLTI y oncóloga del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Eva Ciruelos confía en que a lo largo del 2021 se recupere la actividad en hospitales, consultas oncológicas y quirófanos y se restauren los programas de detección precoz.

«Tengo toda la esperanza puesta en la ciencia como no podría ser de otra forma», afirma esta doctora en declaraciones difundidas por el grupo SOLTI.

Una de las acciones más recomendadas por los profesionales de esta disciplina es la vacunación prioritaria de los pacientes de cáncer, algo que las principales sociedades médicas internacionales recomiendan.

«Es algo unánime y por lo tanto evidentemente se va a priorizar, porque está claro que son colectivos de riesgo», señala Saura.

La doctora explica que estos enfermos se encuentran en el próximo bloque de personas en el plan de vacunación del Ministerio de Sanidad español, aunque todavía no se concretó el calendario para su participación.

Una de las reivindicaciones de los oncólogos es que se priorice a los enfermos con mayor riesgo de contagio, que son los que se encuentran en tratamiento activo, presentan un cáncer avanzado o tuvieron diagnóstico en el último año.

De todos ellos, los más vulnerables ante el covid son los afectados por un cáncer de pulmón o hematológico.

SE NECESITA MÁS INVESTIGACIÓN

Otra de las demandas del colectivo de oncólogos es que la vuelta a la normalidad tras el covid-19 esté acompañada de un fomento de la investigación dedicada al cáncer, con el fin de encontrar nuevos y más eficaces tratamientos.

Desde SOLTI recuerdan que la pandemia contribuyó a agravar las dificultades que ya existían a la hora de financiar proyectos científicos en torno a la enfermedad.

Por ello, reclaman que el 2021 se centre en recuperar el cien por cien de los diagnósticos retrasados por la pandemia y destinar mayor inversión a la lucha contra el cáncer.

«Ahora la cuestión es ver cómo nos recuperamos, aunque lo cierto es que estamos en un país que no cree en la investigación clínica y traslacional en oncología», señala su presidente.

El doctor Prat extrae una última conclusión de la pandemia: la colaboración público-privada puede agilizar los importantes avances científicos, un hecho que quedó demostrado con la celeridad de los países en la lucha contra covid-19.

Así lo confirma «el hecho de que hemos sido capaces de desarrollar una vacuna en menos de 12 meses», concluye el oncólogo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (72932 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: