Izquierda ecuatoriana aspiraba a tener una mayor votación, dice ex presidente Rafael Correa

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) dijo este jueves a Sputnik que la coalición Unión por la Esperanza (UNES, izquierda) aspiraba tener una mayor votación en la primera ronda de las elecciones del 7 de febrero.

«Siempre se aspira una mayor votación porque tenemos estándares muy altos, pero nosotros tenemos cerca del 33 por ciento del voto popular. El que nos sigue tiene 19 por ciento y todos estaban contra nosotros», afirma Correa a esta agencia.

Correa dijo que no tuvieron una mala votación, sino que se esperaba ganar en primera vuelta como se había hecho en anteriores oportunidades.

El 7 de febrero se realizó la primera vuelta de las elecciones en Ecuador, en la que el candidato por UNES, Andrés Arauz, ocupó el primer lugar en cantidad de votos con cerca del 33 por ciento de los votos, en estos momentos resta por definir quién estará en el segundo puesto.

De acuerdo con los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral, con corte a las 14:08 local (19:08 GMT), el candidato de la Unidad Plurinacional Pachakutik, Yaku Pérez, registra el 19,65 por ciento de votos y el candidato derechista Guillermo Lasso el 19,60 por ciento, con un 96,64 por ciento de actas computadas (que se han contabilizado), y el 99,55 por ciento de actas procesadas (que han ingresado al sistema).

La segunda vuelta de las elecciones en Ecuador está prevista para el 11 de abril.

INJERENCIA DE EEUU

Por su parte, Correa señaló, en diálogo con Sputnik, que lo que influyó en el resultado de las elecciones es que EEUU aprendió de las elecciones en Bolivia, donde ganó el Movimiento al Socialismo (MAS).

“La CIA (Agencia Central de Inteligencia) eligió a Yaku Pérez y nos crearon un supuesto movimiento de izquierda para sacarnos votación. La mitad de la votación de Pérez es nuestra, pero se presenta como alguien de izquierda, ecologista y progresista”, señaló.

Consideró que Pérez no es de izquierda y que es el candidato de Washington.

“Con Correa se vivía mejor, todo estaba claro y ahora con cuatro años dicen que la quiebra es nuestra, la gente duda y espera un outsider. Crearon las condiciones para que la gente se desencantara de la política, nos crearon un rival, a diferencia del caso boliviano donde el MAS concentró los votos de centro a la izquierda, pero en esta segunda vuelta van a ver cómo esos votos significan el pronunciamiento del pueblo ecuatoriano será más claro”, agregó.

Además, señaló que Lasso “se resintió” con la embajada de EEUU porque le «dieron la espalda».

“Los gringos no son tontos, saben que es muy mal candidato. Se necesitaba a alguien nuevo, que se parecía a nosotros, para quitarnos votos”, expresó.

Dijo que también influyó en el resultado que UNES fue obligado a empezar la campaña tarde, el 25 de diciembre, ya que no se sabía si iba a ser autorizado el binomio presidencial.

“El resultado fue un bofetón del pueblo ecuatoriano a tanta traición y tanta destrucción. Cuatro años de difamación. No nos destruyeron a nosotros, pero destruyeron a la patria y a ellos mismos. Ahí está la respuesta de los ecuatorianos. De lejos fuimos la primera fuerza política, ganamos ampliamente la primera vuelta para la presidencia. Somos el bloque más grande con 50 asambleístas”, agregó.

Señaló que pese a todas las trampas, lograron imponerse en la primera vuelta.

“Me impidieron ser candidato, sacando una sentencia en 17 días, quisieron impedir la inscripción del binomio, prohibieron los spots con mi rostro, con mi voz, nos robaron el partido político. Pese a todo, la respuesta del partido ecuatoriano ha sido contundente”, agregó.

Correa tiene varios procesos judiciales pendientes en su país, incluida una acusación de ordenar el secuestro de un opositor en la capital colombiana, que ameritó un pedido de prisión preventiva.

El año pasado, un tribunal de última instancia de la Corte de Justicia de Ecuador confirmó una sentencia de ocho años contra Correa y 19 personas, entre ellas varios funcionarios de su Gobierno y empresarios privados, por el delito de cohecho.

La justicia los señaló como culpables de formar parte de una estructura delincuencial de cobro de sobornos a cambio de contratos con el Estado, entre los años 2012-2016, para financiar campañas del partido oficialista Alianza País.

En agosto del 2019, Correa dijo a Sputnik desde Bélgica, donde reside actualmente, que los juicios que enfrenta en su país son para evitar que participe en las elecciones.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74308 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: