Merav Michaeli: «Mi prioridad es reemplazar a Netanyahu»

La nueva líder del laborismo israelí, Merav Michaeli, feminista y laica, está dispuesta a devolver a su partido, el histórico laborista que construyó las bases del país y que ha sufrido un descalabro electoral tras otro en los últimos años, al mapa político israelí.

Por Rosa Bronstein*

«La realidad en Israel, como en otros lugares del mundo, es que durante demasiados años ha habido un gran desfase entre lo que los israelíes quieren, lo que les preocupa, y lo que sus representantes representan y hacen», dijo a Sputnik Michaeli.

Parlamentaria laborista en los últimos ocho años, Michaeli estuvo hasta hace poco en la extraña situación de ser oposición dentro del gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, cuando dos miembros de su partido también eran ministros del actual gobierno.

Ella se opuso a esa ruptura de la promesa electoral y se quedó muy sola. Pero al parecer, no tanto, ya que el mes pasado fue elegida líder de Avodá (el partido laborista) con una holgada mayoría.

SU UNIFORME

Conocida por no tener pelos en la lengua y expresar libremente que cree que el matrimonio es una institución arcaica que va en perjuicio de las mujeres y reivindicar la opción de tener o no tener hijos en un país con la tasa de natalidad más alta de la OCDE y donde procrear es una misión nacional, Michaeli, de 54 años, viste de negro siempre, con el cabello recogido y no usa maquillaje.

«A las mujeres no nos educan para tener poder, sino para ser buenas y evitar cualquier conflicto y autoridad y, en caso de tener poder, te castigan por no ser lo suficientemente femenina», lamentó.

Eligió el negro para trabajar porque, según dice, en la vida pública de Israel se suelen ver solo tres tipos de mujeres: «Enciendes la tele y está la mujer masculina, la madre y la sexy. Y muy pronto entendí que no soy ninguna de ellas, porque me he negado serlo».

Michaeli no tiene hijos y si bien tiene pareja desde hace muchos años, un conocido y cáustico humorista israelí, no comparten casa.

«Los hombres tienen los trajes de chaqueta, que funciona como una armadura, esconde el cuerpo y deja afuera solo la cabeza», dijo. Y agregó que cualquier hombre, sea cual sea su profesión, periodista, político, espía, cantante, vestido con un tarje de chaqueta se convierte en un sujeto serio.

Para las mujeres no hay equivalente en el vestir, «algo que diga que la ropa no es importante, que lo importante es la cabeza», por eso eligió atuendo neutro y de color negro, «porque quiero tener una conversación limpia, no contaminada de negociación sexual, quiero la negociación sexual cuando la quiero», puntualizó.

AL RESCATE DEL LABORISMO

El importante partido, de David Ben Gurión, Isaac Rabin, Shimon Peres, perdió pie desde el magnicidio de Rabin, en 1995. A decir de Michaeli por la narrativa incitadora de la derecha israelí, que no solo llevó al asesinato político (Rabin fue tiroteado por un judío religioso contrario a los acuerdos de paz de Oslo con los palestinos) sino también al descrédito de la izquierda.

«El drama del laborismo no es que no tenga principios, sino que decía una cosa y actuaba de otro modo, ejecutando políticas de la derecha y haciendo cosas que estábamos muy en contra», describió, refiriéndose a la reciente historia de su partido en general y a la incorporación de dos ministros laboristas al gobierno de Netanyahu (ambos dimitieron en los últimos meses).

Frente a unas cuartas elecciones generales en menos de dos años, Michaeli señala: «Mi prioridad es reemplazar a Netanyahu, y eso puede significar reclutar a otros partidos que no irían juntos a ningún lado, es un escenario posible pero no sabemos nada de cómo serán los pactos con exactitud aún».

Crítica con Netanyahu, señala que el gasto de dinero público que hace en estos momentos por la crisis del coronavirus es nocivo para el país: «Está tirando dinero a la gente en subsidios para que sientan que es un regalo y lo voten de nuevo. En lugar de invertirlo en el sistema sanitario, que lo necesita como el aire, y los ciudadanos también. Las organizaciones sanitarias, construidas por el partido laborista cuando se creó este país, son las que están salvando la situación, que ni siquiera la acción devastadora de Netanyahu ha podido destruir, por eso está funcionando la operación vacunación».

Su otra prioridad: recuperar el proceso de paz tras la era Trump. «Muy poca gente está al tanto que después de la era Netanyahu la mayoría de los israelíes apoya la idea de dos estados, no creen que sea posible, pero la apoyan. No creo que haya que convencerles de nada. Solo hay que dar con un plan para hacerlo y que el primer ministro lo implemente».

Sobre la acción concreta, la parlamentaria señaló que Israel y los palestinos podrían estar en otro lugar ahora si cualquier político hubiera aceptado la iniciativa de 2002 de la Liga Árabe, «que todo el mundo ignoró», agregó.

Alternar panel: Post Options

Subtítulo (se mostrará debajo del título del artículo)

 Disable featured image for this post

  • Entrada
  • Bloque

Párrafo

Empieza con el bloque que cimienta toda la narrativa.

Tipografía

Tamaño de la fuenteTamaño de la fuentePor defectoPersonalizadoRestablecer

Ajustes de color

Ajustes del texto

Capitalizar

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (73081 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: