Frente Sandinista en Nicaragua, la obra de Gobierno como propaganda electoral

A falta de poco más de ocho meses para la elecciones generales en Nicaragua y en el ambiente de división interna que vive la oposición, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) cuenta con su obra de 14 años en el poder como arma de propaganda electoral.

Por Gonzalo Becerra*

A la espera de que las calles se inunden de pasquines electorales y la batalla mediática entre los aspirantes arrecie, por el momento el gobierno del FSLN en lugar de mítines inaugura carreteras o recibe el reconocimiento del Banco Mundial por la eficiencia de su gestión ante los dos intensos huracanes de noviembre de 2020.

Desde principios de julio de 2020 el Consejo Supremo Electoral (CSE) confirmó que, según lo establece la ley, los comicios generales tendrán lugar el primer domingo de noviembre, en este caso el día 7, pero la convocatoria en firme aún debe esperar.

En la anterior convocatoria a las urnas (2016) el CSE dio la voz de arrancada el 6 de mayo.

Pero comoquiera que el clima electoral ya se percibe en el ambiente político del país centroamericano, Sputnik realiza un primer acercamiento al tema que centrará el foco de atención durante el año en curso.

LA OBRA DE 14 AÑOS

Además de ser un referente de la izquierda nicaragüense en el mundillo de las redes sociales, Ramón Rodríguez desempeña labores en el aparato ideológico del Frente Sandinista, razón por la que Sputnik solicitó su opinión sobre el momento prelectoral en su país.

«Para el pueblo nicaragüense las elecciones son una bendición, el problema es para ellos (la oposición) que no tienen un proyecto», dijo Rodríguez al inicio del diálogo.

Y sobre cómo se vive el ambiente previo a la convocatoria oficial a la próxima cita con las urnas agregó: «Los sandinistas estamos confiados, sin triunfalismo, porque en cuestiones de política no se dice la última palabra, pero confiamos en nuestro pueblo, que se siente empoderado por la obra social del Gobierno de Reconstrucción y Unidad Nacional (en el poder desde el 10 de enero de 2007)».

De la obra del gobierno encabezado por el presidente Daniel Ortega, Rodríguez resaltó la construcción de más kilómetros de carreteras que los fabricados desde la declaración de Independía (1821).

Enumeró además los 400.000 títulos de propiedad entregados para la seguridad jurídica a gente de bajos recursos, 19 hospitales nuevos, nueve en construcción y seis en licitación, así como el subsidio eléctrico y al transporte urbano, el más barato de Latinoamérica (siete centavos de dólar por viaje), entre otros beneficios.

En cuanto a política interna subrayó que los miembros de fila del FSLN se consideran a sí mismos militantes de una causa, y como tal actúan, a diferencia de los opositores, que se llaman correligionarios.

OLA PRIVATIZADORA EN LA MEMORIA COLECTIVA

«¿Qué van a proponer (como programa de gobierno) si en 16 años de paz (1990-2006) no hicieron nada, más hizo el sandinismo en los 80 en medio de la guerra cuando era necesario dedicar el 96 por ciento del presupuesto a la defensa y mantener a 100 mil hombres sobre las armas en salvaguarda de la soberanía?, se preguntó Ramón Rodríguez.

Desde la otra acera política la oposición nicaragüense enfrenta, y obra en su contra, la ola de privatizaciones que caracterizó la etapa de los gobiernos neoliberales encabezados por Violeta Barrios (1990-1997), Arnoldo Alemán (1997-2002) y Enrique Bolaños (2002-2007).

Entre las ventas que aún abren heridas, refiere Rodríguez, estuvieron las del centenario ferrocarril, la línea aérea nacional (AeroNica), dos ingenios azucareros (uno donado por Cuba) y una planta geotérmica de generación eléctrica.

«Hasta las paredes de los colegios las rentaron con fines publicitarios a las dos grandes trasnacionales productoras de bebidas refrescantes», recordó.

Pero quizá lo peor fue el hecho de condonar a Estados Unidos los 17 mil millones de dólares que en 1986 la Corte Internacional de Justicia le condenó a pagar a Nicaragua, como reparación por daños de guerra.

«Regalaron lo que no era de ellos; si esta gente vuelve al poder volverán a la política de privatizaciones, es lo único que saben», vaticinó Rodríguez.

UN ESPALDARAZO DESDE EL BANCO MUNDIAL

El espaldarazo que acaba de darle una institución como el Banco Mundial (BM) puede jugar como una baza a favor del Gobierno de cara a lograr la continuidad para el quinquenio 2022-2027.

Un reciente artículo firmado, entre otros expertos, por Anna Wallenstein, directora regional para América Latina y el Caribe del Grupo de Práctica de Desarrollo Sostenible del BM, reconoció la gestión del ejecutivo nicaragüense ante el desastre natural que provocaron los huracanes Eta e Iota en noviembre de 2020.

Publicado por ReliefWeb, el portal de información humanitaria más grande del mundo, el trabajo de opinión destaca como el país evaluó los daños y pérdidas dentro de las tres semanas posteriores al impacto de los huracanes, e informó sobre la movilización oportuna de fondos y la acción temprana hacia un plan de recuperación.

«Nicaragua inició los procedimientos de evacuación tres días antes de que las tormentas azotaran el país, reportando seis veces menos muertes que el huracán Félix en 2007. La respuesta del país reflejó su mayor conciencia de la exposición y vulnerabilidad de ciertas áreas urbanas a eventos naturales adversos, y su capacidad para utilizar con eficacia sistemas de alerta temprana y procedimientos de evacuación para salvar vida», destacó el artículo, titulado, ¿Puede un país prepararse para lo imprevisto?

El Gobierno, ahora, se prepara para las próximas elecciones, con sus obras como principal promesa de campaña.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (72954 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: