Melilla acuerda retirar la última estatua de Franco que quedaba en las calles de España

La Asamblea de la Ciudad Autónoma de Melilla aprobó este lunes la retirada de la última estatua del dictador Francisco Franco que quedaba expuesta en las calles de España.

«Hoy es un día para que Melilla recupere justicia y dignidad», declaró Gloria Rojas, miembro del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y vicepresidenta del Gobierno local.

En un discurso ofrecido antes de la votación, Gloria Rojas defendió que la retirada de la estatua debería haberse dado «hace mucho tiempo» para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica, vigente desde el año 2007.

«Dejemos de ser el único sitio de España y de Europa que tiene una estatua del dictador», señaló antes de subrayar que la retirada de la efigie es también un gesto de «unión» y «reconciliación».

Sin embargo, la votación evidenció de nuevo la división política que caracteriza a España a la hora de abordar los asuntos de memoria histórica.

La retirada de la estatua fue aprobada con 14 votos a favor, 10 abstenciones y 1 voto en contra.

Las abstenciones provienen del conservador Partido Popular (primer partido de la oposición a nivel nacional) y el voto contrario es de un parlamentario de la formación ultraderechista Vox.

Este diputado, Javier Da Costa, defendió su voto en contra argumentando que la estatua «es un bien cultural» y parte de la «historia de Melilla».

En concreto, el diputado ultraderechista alegó que la imagen no fue levantada para conmemorar a la dictadura de Franco, sino para honrar sus años como comandante de la Legión, cuando sus tropas acudieron a Melilla para participar en la Guerra del Rif (1911-1927).

En un sentido similar se expresó Juan José Imbroda, líder del Partido Popular (y expresidente del Gobierno local), que además de calificar como «desfasado» el debate, afirmó que la estatua es un recordatorio de que en dicha guerra «Melilla no se perdió para España de milagro».

Sin embargo, la diputada Dunia Almansour (de la formación local Coalición por Melilla) recordó que el proyecto original para erigir la estatua fue elaborado en 1975 como un homenaje al dictador tras su fallecimiento, aunque finalmente se esgrimieran unos motivos diferentes al ser instalada en 1978.

En consecuencia, la diputada calificó como un hecho «histórico» el acuerdo para retirar la estatua, que permitirá a Melilla «dejar de ser una ciudad de la élite de la simbología franquista» pese a las posiciones «antilosadas en el pasado» de quienes defienden su mantenimiento.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (73189 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: