Panamá, conmocionada ante los casos de violación y abuso en albergues de menores

El país registra varias protestas tras revelarse que decenas de menores sufrieron abusos en 14 albergues.

Panamá sigue conmocionada y entre protestas tras destaparse el escándalo de decenas de abusos sexuales y violaciones de niños en albergues tutelados por el Estado, un caso que ha provocado este miércoles la dimisión del fiscal general del país, Eduardo Ulloa. «Debimos trabajar con un sistema incapaz de dar solución a situaciones tan críticas como el bienestar de nuestra niñez, conllevando una responsabilidad institucional, aunque no personal, por los últimos hechos que han conmocionado a la nación panameña», ha escrito en su carta.

Hay «niñas que denuncian que religiosos las dejaban embarazadas y se cometían abortos», aseguró el martes a EFE la diputada Zulay Rodríguez, presidenta de la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional, que investiga un caso de abuso sistemático de decenas de menores desde 2015. 

Rodríguez, del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), también aseguró que los abusos, físicos y mentales, los cometían los «internos», el personal a cargo de los niños y niñas en al menos 14 albergues investigados. Era la primera vez desde que se destapó en la últimas semanas este escándalo que una autoridad apuntaba, aunque sea vagamente, a alguien como responsable de los vejámenes a que los niños eran sometidos y concreta algo más de qué se trataban.

«El Estado les falló»

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, transmitió la semana pasada un mensaje a la nación por televisión en el que se comprometió a encontrar y castigar a los culpables de estos abusos, sin dar detalles de qué acciones ha tomado su Gobierno ni en qué dirección.

El martes, grupos de jóvenes protestaron contra lo que consideran la inacción del Estado frente al caso de abusos, denunciados en un extenso informe parlamentario.»Esta es la juventud peleando por los niños que fueron violados sexual, física y emocionalmente, fueron desprendidos totalmente de sus derechos humanos (…) el Estado les falló», declaró a EFE José Isaac González, fundador de la plataforma «Sal de las redes».

Para Aubrey Baxter, otro de los manifestantes reunidos este martes ante un edificio gubernamental sede de varios ministerios, este caso de los abusos en los albergues debe ser un punto de inflexión para que los panameños decidan «si queremos seguir en las mismas porquerías que tenemos, donde todo el mundo queda enmarañado en corrupción, o vamos a cambiar esto».

Baxter, además, se quejó de la «poquísima información» sobre el estado de las víctimas de los abusos, así como de las investigaciones abiertas, ocho según el Ministerio Público.

La Fiscalía investigará los 54 albergues del país

La crisis en el país se ha agravado tras la dimisión de Ulloa este miércoles. En su carta de renuncia, el fiscal general ha pedido tomar decisiones para buscar «una transformación del sistema de tal manera que el mismo responda al clamor de justicia de nuestra sociedad».

La Fiscalía dijo este miércoles a EFE, antes de conocerse la renuncia de Ulloa, que investigará a los «54 albergues» en todo el país, y reiteró que hay 8 investigaciones abiertas a nivel nacional.

Los albergues en Panamá están administrados por ONG y fundaciones, muchos de los cuales subsidios públicos, y deben ser supervisados por la estatal Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf).

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74200 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: