#Bolsocaro, la campaña que apunta contra Bolsonaro por los precios en Brasil

Un hashtag y una serie de carteles circulan entre internautas brasileños indignados con los precios que alcanzaron varios artículos de consumo básico como el arroz, la carne o el arroz de cocina.

Letras de imprenta negras, números de color rojo sobre un fondo amarillo intenso. En todos los casos, los mensajes van acompañados de frases como Tá muito caro (está muy caro) o como O Brasil não merece isso (el Brasil no merece eso). Se trata de mensajes que se replican en los perfiles de Twitter y Facebook de internautas brasileños, que parecen cansados de los efectos de la inflación en sus bolsillos.

Los mensajes responsabilizan directamente al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por lo que consideran precios excesivamente altos de productos de primera necesidad. Los carteles consignan que un paquete de 5 kilos de arroz cuesta 40 reales (unos 7 dólares) y que un kilo de carne alcanza los 70 reales (12 dólares).

La queja también abarca al precio de los combustibles, ya sea para transporte o para cocina. Una garrafa de 13 kilos de gas para cocinar cuesta 105 reales (19 dólares), mientras que un litro de gasolina tiene un precio de 5,50 reales por litro (1 dólar).

A partir de estos precios, la campaña concluye que actualmente la canasta básica de un hogar brasileño llega a 654 reales (118 dólares).

Entre los impulsores de la campaña está el colectivo de artistas ‘342 Artes, contra la censura y la difamación’, conformado en 2017 por varios artistas luego de que una muestra artística fuera censurada en Rio de Janeiro. Desde sus redes sociales, el colectivo compartió un enlace para descargar los carteles e invitó a sus seguidores a utilizar el hashtag #Bolsocaro.

Los carteles fueron compartidos por cientos de internautas y por figuras de la política brasileña, como la escritora y política Manuela Dávila, vinculada con el Partido Comunista de Brasil (PcdoB) o el diputado del Partido de los Trabajadores José Guimarães.

Además de los impactos de la pandemia de COVID-19 en el país, las protestas se dan en el marco de una inflación creciente en el país. En efecto, el año 2020 cerró con una inflación anual de 4,52%, el dato más alto para el gigante sudamericano desde 2016.

Los precios altos en Brasil, en memes

La campaña no fue la única forma de expresión de los brasileños contra los precios altos. Las redes también replicaron gran cantidad de memes que evidencian el hartazgo de la población por el incremento de precios. En casi todos los memes, el señalado como responsable es el presidente.

Algunos memes fueron especialmente directos con el mandatario, sin eufemismos.

La suba del precio de la gasolina es uno de los aumentos que más indigna a los brasileños, que ironizan con la necesidad de tener que «volver a la carroza».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74222 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: